Draghi disparará la solvencia de Liberbank y alejará el miedo tras la caída de Popular

El mercado prevé que el BCE apruebe en 2018 un nuevo modelo de cálculo de riesgo para el banco

La modificación subirá la ratio de capital al 14%

liberbank Ampliar foto

Liberbank es el pequeño de la clase entre los bancos cotizados, con una capitalización de unos 820 millones de euros, y está en la picota del mercado desde hace mes y medio. Hoy ha presentado sus resultados del primer semestre, en el que ha logrado una rebaja de la morosidad al 11,3%, que aspira a reducir por debajo del 9% a final del año, si bien los niveles de coberturas de activos tóxicos se mantienen en el 40%. 

Algunos expertos le afean ser uno de los últimos del ranking en varias cuestiones. Por ejemplo, en cuanto a provisiones sobre activos adjudicados. También critican su baja rentabilidad sobre recursos propios (ROE, en la jerga), que se situó en el 4,9% el año pasado. Un porcentaje inferior al cupón que abona por los 300 millones de deuda subordinada computable como Tier 2 –que contribuye a formar el colchón anticrisis que requieren las normas de Basilea III que entrarán al 100% en vigor en enero de 2018– que vendió el pasado marzo. Por esos bonos paga un interés del 6,875% anual.

La resolución de Popular el pasado 7 de junio colocó a la entidad que pilota Manuel Menéndez, su consejero delegado, en la diana de los especuladores. Dos días después, el viernes 9, las órdenes de venta se hicieron con el control y la acción llegó a caer un 46% en la sesión.

La CNMV tomó cartas en el asunto ese fin de semana, y desde el lunes 12 de junio están prohibidas las posiciones bajistas contra la entidad. El veto vencía inicialmente el 12 de julio, pero fue prorrogado dos meses más. Los inversores que apuestan por la caída de las acciones suponen el 1,39% del capital. La medida del supervisor que preside Sebastián Albella ha surtido efecto: la cotización en Bolsa se ha tranquilizado.

Oceanwood: “Tiene potencial para seguir fortaleciéndose”

  • Los grandes accionistas de Liberbank son las fundaciones de las antiguas cajas de Asturias, Cantabria y Extremadura (45,5%), varios inversores mexicanos agrupados en torno a la familia Tinajero Flores (7,569%), Masaveu (5,6%) y el hedge fund Oceanwood (con un 12,08%), tras elevar durante las jornadas negras del banco en Bolsa su participación desde el 10,6% anterior. Todos los accionistas con más del 3% y los consejeros dieron su apoyo absoluto y unánime al banco que pilota Manuel Menéndez.

  • Uno de los accionistas más importantes del banco reitera su compromiso con la firma. “Nuestra inversión en Liberbank es a largo plazo. Creemos que el balance del banco es sólido y que tiene potencial para seguir fortaleciéndose todavía mas. Creemos además que Liberbank está muy bien posicionado para beneficiarse de potenciales subidas de tipos de interés. Apoyamos de forma decidida a la dirección del banco en su estrategia de cara al futuro”, afirman desde Oceanwood.
  • Liberbank registró un beneficio de 32 millones en el primer trimestre. El consenso recopilado por Reuters apunta que en el primer semestre las ganancias alcanzaron los 53,4 millones. Este importe supondría una caída del 21,5% respecto al beneficio que se anotó en los mismos meses del año pasado.
  • La deuda subordinada computable como capital de segundo nivel (Tier 2) cotiza al 95% del nominal tras haber llegado a negociarse al 85%.

LIBERBANK 0,28 -1,06%

A falta de la reacción a los datos que se conocen hoy, Liberbank se guarda un as en la manga que el mercado no descuenta, al menos no en su totalidad, y que alejará un poco más los miedos que surgieron tras la caída de Popular. La entidad surgida tras unir los negocios bancarios de Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura lleva desde el segundo semestre de 2014 negociando con el Banco Central Europeo un modelo de medición de riesgo de activos específico para la entidad basado en ratings internos (IRB, por sus siglas en inglés).

En lugar de utilizar el modelo estándar del BCE, los activos ponderados por riesgo (APR, en la jerga) se computarán conforme a los datos históricos de la entidad financiera. Ahora, Liberbank halla sus ratios de solvencia ponderando los créditos hipotecarios a un 40%, cuando otras entidades cotizadas lo hacen con un peso del 12%.

El banco ha ganado 67 millones de euros hasta junio, por encima de los 53,4 millones que esperaba el consenso

Fuentes financieras señalan que el objetivo es que a inicios de 2018, previsiblemente en el primer semestre, el BCE permita al banco rebajar esa ponderación al 20%. Esto tendría una repercusión directa en la ratio de capital entre 250 y 300 puntos básicos, pues en torno al 55% de la cartera de créditos del banco son hipotecas. En la presentación de resultados publicada hoy, Liberbank ya avanza que está en negociaciones con el BCE y que aspira a que los activos ponderados por riesgo de la cartera hipotecaria se reduzcan en más de 3.000 millones de euros. 

Así, la ratio de capital de máxima calidad (CET 1) como si todos los requisitos de Basilea III fueran exigibles (fully loaded) se situaría en torno al 14%, frente al 11,3% con el que cerró el primer semestre. Este porcentaje se halla dividiendo los fondos propios computables de máxima calidad (capital y reservas, esencialmente) entre los activos ponderados por riesgo. Liberbank no subirá este termómetro de solvencia aumentando el capital –con una ampliación o, lo que es lo mismo, ampliando el numerador–, sino disminuyendo el denominador. “Esto no está cotizando en precio. El modelo reduce los activos ponderados por riesgo y esto afectará a la ratio de capital; eso significará que Liberbank podrá dedicar ese colchón adicional a coberturas si lo considera necesario”, explica Gonzalo Sánchez, analista de Gesconsult. Todos los bancos cotizados, salvo Unicaja, ya disponen de sus propios modelos de medición de riesgo de activos negociado con el BCE.

Este experto añade que la ratio de cobertura de activos adjudicados de la entidad es más exigente que la de la mayoría de los rivales. Para obtener el porcentaje no incluyen las provisiones del préstamo sobre el inmueble, solo computan las realizadas desde la ejecución.

Fuentes del mercado señalan que una vez que este criterio sea homogéneo, previsiblemente en la presentación de resultados anuales de 2017, Liberbank quedará por encima o en la media del sector.

Beneficios y tipos

Los analistas consultados señalan que Liberbank será uno de los bancos que más partido sacarán de la potencial subida de tipos. Un alza de 100 puntos básicos le incrementará el margen de intermediación un 16% como mínimo en un año, explican fuentes conocedoras de las entrañas del banco.

Nuria Álvarez considera que a “estos precios es una oportunidad de compra después de las últimas caídas y después de haber realizado una importante reestructuración en términos de costes”. “La parte alta de la cuenta de resultados es lo que más preocupa, aunque a medida que los tipos de interés vayan subiendo irá recuperándose el margen de intereses”, añade.

El cambio en la fórmula de cálculo del riesgo de activos no tendrá en cuenta los préstamos empresariales. “No habrá cambios el próximo año en este tema, aunque ya están trabajando en ello”, explican fuentes conocedoras de las negociaciones. Si los hubiera, el alza en la ratio rondaría los 500 puntos básicos. Los créditos a empresas ponderan el 92%, cuando la media del sector es del 45%.

Normas
Entra en El País para participar