Los bajistas atacan a Bankia, BBVA Santander y Sabadell tras la resolución de Popular y el blindaje de Liberbank

Los 'hedge funds' dejan tranquilos a CaixaBank y Bankinter

La posición total de posiciones cortas en los valores del Ibex está en mínimos anuales

Ibex posiciones cortas bajistas

El ataque masivo ha remitido. Al menos, según la CNMV, que asegura que las posiciones cortas contra los valores del Ibex disminuyeron hasta quedar por debajo del 0,9% de la capitalización total de las compañías del índice, en zona de mínimos anuales. “Destacan por su cuantía las posiciones cortas en Dia (con un 24,9% del capital) y en menor medida en Técnicas Reunidas (10,6%)”, afirma el supervisor. 

Hay que tener en cuenta que solo las posiciones cortas que iguales o superen el 0,2% del capital de una compañía deben comunicarse al supervisor de los mercados. Y su identidad se publicará exclusivamente cuando el porcentaje alcance al menos el 0,5%. Existen diversos subterfugios para librarse de esta obligación, como la utilización de vehículos creados ad hoc por un mismo inversor que apuesten menos de ese porcentaje a través de una cadena de control sea complicada de detectar por la CNMV. 

La CNMV asegura que en el trimestre no se ha observado un aumento apreciable del nivel general de estrés y tampoco, a pesar del proceso de resolución de Popular y el episodio de alta volatilidad que afectó a continuación a la cotización de una entidad financiera de menor tamaño [Liberbank, banco en el que se prohibieron las posiciones cortas el 12 de junio por un mes tras sufrir fuertes caídas en Bolsa y cuyo veto se prolongará hasta el mismo día de septiembre], en el segmento de intermediarios financieros (principalmente bancos) o en el de renta variable no financiera.

Lo cierto es que, pese al informe de la CNMV que habla en términos globales, el porcentaje de posiciones cortas en algunos bancos sí ha aumentado en los últimos meses, especialmente tras la resolución de Popular.

En BBVA han pasado del 0,3% de mayo al 0,58% a 7 de julio; en Santander, del 0,29% de inicios de junio al 0,49%; en Sabadell del 1,38% de finales de abril al 2,41%; y en Bankia, del 1,4% de mediados de marzo al 2,7%. Mientras, en CaixaBank y en Bankinter no ha habido movimientos significativos. En Liberbank, donde los cortos están prohibidos, están en el 1,39%. En Unicaja Banca, que se estrenó en Bolsa el 30 de junio, no hay comunicaciones.

En la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri han desembarcado dos fondos que se hicieron de oro con la caída de Popular: AQR Capital Management, con un 0,8% del capital en posiciones bajistas (tenía un 0,69% en Popular justo antes de su resolución), y Marshall Wace, con un 0,7% (en la entidad que pilotaba Emilio Saracho este hedge fund contaba con un 1,68% antes de su final como entidad independiente).

Las posiciones cortas, o apuestas a la baja, son una operativa bursátil que consiste en tomar prestadas acciones para venderlas en el mercado con la premisa de que los títulos caerán en Bolsa durante ese tiempo y al recomprarlas en el mercado será por menos dinero, lo que permite al inversor adquirirlas por un precio inferior y embolsarse la diferencia. 

Los analistas reconocen que el papel de los inversores bajistas tiene una doble vertiente. Por un lado, su existencia impulsa a que el mercado se regule y no se creen burbujas financieras, como la vivida en el mercado español con Gowex. Si bien, destacan su papel de desestabilizador del mercado en algunos momentos de pánico inversor.

Estrés global

la CNMV certifica que el mayor nivel de estrés en el mercado se observa en el mercado de bonos, en el que se ha producido un incremento de la volatilidad y una disminución de la liquidez durante los últimos meses.Con todo, el indicador global, en 0,19, se sitúa en mínimos desde abril desde 2015.

“En los mercados financieros, el riesgo de mercado y el de liquidez continúan siendo los más destacables”, señala el supervisor. “El riesgo se percibe con más intensidad en los activos de renta fija, pero también empieza a ser significativo en determinados segmentos del mercado de renta variable (...)”, añade. La CNMV afirma que “en el actual escenario de tipos de interés reducidos hay que advertir las consecuencias que los tenedores de bonos y de otros activos de escasa liquidez pueden experimentar”.

Los grandes atacantes, 'hedge funds' británicos y estadounidenses

  • Lansdowne. Con un patrimonio de 21.000 millones de dólares y fue fundado en 1998.
  • Marshall Wace. Tiene más de 22.000 millones de dólares, su sede está en Londres y KKR participa con un 25% del capital, que compró en 2015.
  • AQR. Se creó en 1998 por directivos procedentes de Goldman Sachs. Sus activos suman 188.000 millones de dólares.
  • Oxford AM. Con más de 10.000 millones.
  • WorldQuant. Utiliza técnicas de gestión cuantitativa y tiene activos por más de 5.000 millones.
  • BlackRock. Es la mayor gestora del planeta con activos por unos 5,4 billones de dólares.
  • AKO. Con más de 10.000 millones de dólares en gestión, es londinense.
  • AHL. Gestiona 18.800 millones de dólares.
Normas