¿Liberbank seguirá a Popular? La acción se dispara y los analistas lo descartan

El valor sube cerca de un 30% tras el desplome de las dos últimas sesiones

Los expertos califican de exagerado e injusticado el castigo en Bolsa

Liberbank
Sede de Liberbank en Oviedo REUTERS

Les ha costado casi una hora pero finalmente cerca de las 10 de la mañana, las acciones de Liberbank han arrancado la jornada con ganancias cercanas al 30%. Y es que la prohibición de las ventas a corto por parte de la CNMV han sentado bien al valor que en las dos últimas jornadas había sido presa de una fuerte presión vendedora por el efecto contagio de Popular.

Desde que se hizo pública la resolución de Banco Popular el pasado miércoles, los títulos de Liberbank han caído un 38%, lo que implica que la capitalización bursátil de la entidad se ha recortado en 385 millones de euros en tan solo tres sesiones, hasta el entorno de los 600 millones de euros.

Bajo el titulo Liberbank no es Popular, Carlos García, analista de Kepler Cheuvreux, explica las diferencias que existen entre ambas entidades financieras y porque han mejorado la recomendación que tienen para la entidades bancaria desde reducir a mantener en cartera.

La firma de análisis cree que pese a que Liberbank ha sufrido en Bolsa en las últimas jornadas después de la situación de Popular, Liberbank no es igual que Popular. Entre otras razones, Kepler explica que Liberbank no tiene valor negativo en ningún escenario, no hay riesgo de demandas ni hay que romper alianzas con terceros. Además, sus depósitos están cubiertos por el Fondo de Garantía. Por último, el consejo de Liberbank no tendría problemas en vender el banco.

La decisión de la CNMV de prohibir las ventas a corto en el valor durante un mes ha sido recibido con alivio por parte de los analistas. Desde Carax-AlphaValue califican de "exagerado" este castigo después de la venta de Popular a Santander.

"Esperemos que vuelva la cordura a los mercados. Dicha aberración podría pararse con la prohibición de los cortos por parte del regulador, algo que podría frenar la sangría. Apoyamos dicha medida", añade la firma de análisis.

Por su parte, Renta 4 sigue manteniendo una opinión positiva sobre el valor, apoyado por su estructura de capital y su posicionamiento dentro de sus áreas naturales de negocio. Sin embargo, ponen la recomendación y precio objetivo en revisión "en un contexto donde no debemos descartar que la entidad pueda llevar a cabo mayores provisiones que permitan tranquilizar al mercado".

El rescate del Banco Popular ha incrementado (de nuevo) las dudas de los inversores sobre si son correctas las valoraciones de activos en los balances de los bancos. Esta es la causa que arrastró principalmente a Liberbank la semana pasada, "ya que esta entidad tiene total exposición al mercado nacional, a diferencia de otros bancos, como Banco Santander o BBVA, que tienen los activos más diversificados geográficamente", explica Borja Rubio, de Orey Financial.

Este analista añade que pese a ello, Banco Popular y Liberbank son entidades difíciles de comparar. Lo que les hace más homogéneas es su modelo de negocio “retail” (minoristas y empresas) y su exposición de activos en territorio nacional.

El mercado está descontando el riesgo de que Liberbank sea intervenido, un riesgo que siempre existe, pero día de hoy pensamos que la situación actual es distinta a la del Banco Popular y los riesgos son menores, explica Rubio.

Liberbank tiene una cobertura del 121% en la cartera de créditos dudosos y el valor actualizado de los activos adjudicados representa el 129% del importe neto de la deuda asociada a los mismos a cierre del primer trimestre de 2017.

Su ratio de cobertura es del 44%, 6 puntos por debajo de la media del sector. Este ratio mide la cantidad de los créditos de dudoso cobro que han sido provisionados y, a mayor porcentaje, mayor cobertura del riesgo de impago. Su tasa de morosidad se sitúa en torno al 13%, también ampliamente por encima de la media del mercado (10%).

Por su parte, Rodrigo García, de XTB, explica que los accionistas de Liberbank "son conscientes que con el nuevo mecanismo europeo de resolución, no temblarán los pulsos a la hora de declarar en quiebra un banco no viable".

El mercado ve como con este sistema, los accionistas y bonistas asumen toda la pérdida y que el resto de bancos no se ven contagiados, lo que muestra un claro entorno darwiniano donde sólo sobreviven los más fuertes y quiebran los no viables, exactamente lo que llevan reclamando muchos economistas desde hace años.

Además, el hecho que la quiebra de un banco no suponga absolutamente ningún perjuicio para el contribuyente y ningún daño en el sistema, hace que muchos se sientan solos ante el peligro. Muchos accionistas de Liberbank se están dado cuenta de que ellos pueden ser los próximos y, ante las mínimas dudas de viabilidad, el repliegue es importante.

"En cualquier caso, debemos tener claro que las caídas en Bolsa no son una causa de la situación de la compañía, sino una consecuencia. Si los que pierden la confianza en Liberbank son únicamente los accionistas, no habrá mayores problemas, En cambio, si las pérdidas de valor en Bolsa vienen acompañadas de una fuga de capitales masiva, hecho que de momento está lejos de producirse, debemos prepararnos para volver a ver el mecanismo de resolución actuar de nuevo", añade García, de XTB.


Normas