La CNMV defiende la liquidez de Liberbank y veta las posiciones cortas

El supervisor detectó un aumento de las apuestas cortas el viernes

Toma la medida como prevención para blindar la confianza en la entidad tras la resolución de Popular

liberbank Ampliar foto

Los inversores que apuestan por caídas en Bolsa de Liberbank no podrán ampliar su posición corta, y no se podrán abrir nuevas. La CNMV ha estado analizando la cotización de la entidad procedente de los negocios bancarios de Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura y, tras detectar un aumento de las posiciones bajistas sobre el valor el pasado viernes, ha tomado esta decisión junto con ESMA, el coordinador europeo de las comisiones de valores europeas,

El supervisor ha prohibido, con efectos inmediatos y por el plazo de un mes, las ventas en corto y operaciones similares (posiciones cortas) relacionadas con acciones de la entidad, tal y como ha adelantado Cinco Días.

La acción de Liberbank, que cerró el pasado viernes con una caída del 17,5%, se ha disparado cerca de un 30% después de haber estado cerca de una hora en subasta de preapertura, incapaz de marcar precio debido al elevado número de órdenes de compra respecto a las de venta.

Fuentes de la CNMV explican que han analizado la cotización de la entidad que pilota Manuel Menéndez como consejero delegado y que había sufrido caídas del 40% en las últimas cuatro sesiones de la semana pasada. "En contacto con ESMA se ha decidido que es adecuada la prohibición de cortos". El reglamento especifica que se puede tomar esta decisión, siempre valor por valor y por un periodo restringido de tiempo, cuando hay potenciales amenazas sobre la estabilidad financiera.

Así, a partir de hoy está prohibido abrir posiciones cortas netas en Liberbank, ya sean directas o a través de cualquier otro instrumento que provoque un efecto similar, como los contratos por diferencias (CFD), los warrants, los swaps o los futuros. La resolución de Popular del pasado miércoles ha provocado una espiral bajista en la cotización de Liberbank que motiva esta decisión.

La CNMV invoca el reglamento europeo sobre las venta en corto de marzo de 2012 que aclara que puede tomar esta medida cuando las posiciones cortas suponen una amenaza potencial para la estabilidad financiera o la confianza del mercado. "No tenemos constancia de ningún problema de liquidez dela entidad y no es por ello que hemos tomado esta medida", explican fuentes conocedoras de la decisión.

Fuentes del supervisor que preside Sebastián Albella aduce la alta volatilidad de Liberbank, sufrida en un corto periodo de tiempo, de forma desordenada y sin información relevante del banco que pudiera explicar ese movimiento desordenado de la cotización.

Sin embargo, las posiciones cortas en el banco no eran significativas: al cierre del 26 de mayo suponían el 1,39% del capital. El pasado marzo, por ejemplo, el porcentaje era superior, del 1,76%. Con todo, fuentes cercanas al regulador advierten que el viernes 9 de junio se notó un incremento significativo de las posiciones. Al cierre de hoy, se publicará la radiografía de las apuestas bajistas de Liberbank.

Prevención

"Es un movimiento preventivo. Las posiciones cortas no mostraban unos niveles elevados, pero hemos creído que es en este momento cuando serían efectiva la medida", señalan fuentes del supervisor. Estas defienden que la situación era muy diferente a la de Popular, donde sí había informaciones relevantes y donde además las posiciones cortas ya estaban consolidadas. Al cierre del 26 de mayo, la entidad en manos hoy de Santander tenía el 12,06% del capital en manos de bajistas.

En España, se vetaron las posiciones cortas contra el sector financiero entre agosto de 2011 y febrero de 2012; la prohibición se recuperó cinco meses después para todos los valores y finalizó el 31 de enero de 2013. La crisis hizo saltar las alarmas en Europa y se reguló la posibilidad de invalidar las operaciones bajistas, si bien el reglamento de Bruselas especifica que solo en circunstancias excepcionales deben tomarse medidas. Son varios los hedge funds que apuestan por las caídas de valores españoles.

Comunicado del regulador

La CNMV explicó antes en un comunicado que ha tomado la decisión de prohibir las ventas a corto de acciones de Liberbank tras "valorar todas las circunstancias concurrentes, y en particular la evolución durante los últimos días de la cotización de la acción de Liberbank". La medida afecta a todos los inversores, residentes o no en España, aunque no afecta a los creadores de mercado ni a los fondos cotizados (ETF).

Liberbank, añade el organismo supervisor, se ha visto afectado por "fuertes descensos y una alta volatilidad" en un contexto en que "no hay informaciones negativas difundidas por la entidad ni pendientes de difundir". Además, señala la CNMV, puede haber una "muy probable relación" de las caídas con "la actuación de resolución decidida por la Junta Única de Resolución el 7 de junio de 2017 con respecto a Banco Popular Español".

"La CNMV ha considerado apropiado prohibir la realización de ventas en corto y operaciones similares con respecto a dicho valor".

En concreto, se prohíbe la realización "por cualquier persona física o jurídica de ventas en corto y de operaciones que creen un instrumento financiero o estén vinculadas a un instrumento financiero, y cuyo efecto, o uno de cuyos efectos, sea conferir una ventaja financiera a dicha persona física o jurídica en caso de que disminuya el precio o valor de las acciones de Liberbank"

La prohibición se mantendrá por un periodo de un mes desde el momento de su publicación y hasta las 23:59 horas del 12 de julio de 2017 inclusive. La CNMV señala que la Autoridad Europea de Mercados de Valores (ESMA) ha emitido hoy su opinión sobre la medida de la CNMV y ha considerado que es "apropiada y proporcionada y que su duración está justificada".

Normas