La CNMC levanta las alfombras de la contratación de obra pública en España

Investiga prácticas anticompetitivas en concursos de carreteras, edificación e infraestructuras del agua

Abre expediente a ACS, OHL, Sacyr, Abengoa, Isolux o Comsa, entre 25 empresas

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, José María Marín Quemada.
El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, José María Marín Quemada.

Nuevo golpe a la vapuleada reputación del sector de la obra pública en España. La CNMC ha desvelado esta mañana lo que puede entenderse como una ofensiva total contra posibles prácticas anticompetitivas en los concursos de distintas Administraciones. Entre las empresas señaladas por una supuesta actuación en cártel figuran ACS, OHL, Abengoa, Indra, Isolux, Comsa o Sacyr.

El organismo investiga supuestos fraudes en los mercados de la construcción y rehabilitación de carreteras, puentes y líneas del AVE, entre otras infraestructuras. También ha puesto la lupa sobre concursos de edificación de colegios, hospitales, vivienda de protección oficial y urbanización de terrenos. Y, por último, está realizando pesquisas relacionadas con adjudicaciones de instalaciones para la gestión del ciclo del agua, incluidas grandes obras de depuradoras y desaladora.

Se pone en cuestión, por tanto, las prácticas del sector de la construcción en su relación con los ministerios de Fomento y Medio Ambiente, los dos grandes motores de la inversión pública. En los últimos años la CNMC tiene a Fomento en el objetivo, con resoluciones e informes adversos al modelo de privatización del AVE, el marco tarifario de Aena o la batalla entre taxis y los vehiculos de alquiler con conductor (VTC).

Competencia pone en cuestión las prácticas del sector de la construcción en su relación con los ministerios de Fomento y Medio Ambiente

Intercambio de información sensible

El organismo que preside Jose´María Marín Queamada ha hablado esta mañana de supuestos repartos de mercado mediante la fijación de condiciones comerciales o el intercambio de información comercial sensible. Y desvela que los días 30 y 31 de mayo, y 1 y 2 de junio, realizó inspecciones domiciliarias en las sedes de varias compañías que operan en los citados mercados, sin indentificar la identidad de ninguna de ellas.

Este es un primer paso en el proceso de investigación sobre el que la CNMC insiste en que no prejuzga el resultado de la misma ni la culpabilidad de las empresas inspeccionadas. El expendiente sancionador se abrirá si son encontrados indicios que apunten a prácticas prohibidas.

25 empresas imputadas

Precisamente esa segunda fase, la del expediente sancionador, ha sido abierta en el caso que atañe a 25 compañías suministradoras de sistemas de electrificación y equipos electromecánicos para la red ferroviaria. La CNMC dice tener indicios sobre el reparto de licitaciones de este tipo de sistemas tanto en el AVE como en líneas convencionales de ferrocarril. Y cita ya entre las investigadas a referencias como ACS y su filial Cobra, Siemens, Semi y Electren, cuyas sedes fueron inspeccionadas el pasado mes de enero. Antes, en julio de 2016, fueron registradas instalaciones de Alstom y Elecnor. Otras firmas inmersas en el proceso son Comsa, OHL, Isolux, Abengoa, Indra y Sacyr.

El regulador de la competencia ha señalado esta mañana que abre la instrucción del expediente y que la resolución del consejo de la CNMC llegará en un máximo de 18 meses. Pese a desvelar empresa a empresa las imputadas en este caso, se vuelve a afirmar que no debe prejuzgarse el resultado de la investigación.

La actuación en cártel, de suma gravedad según la regulación de Competencia, tiene desde finales de mayo nuevas implicaciones adversas para las empresas implicadas. Y es que ha sido adaptada a Ley española de Competencia una directiva europa (Directiva 2014/104/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de noviembre de 2014) que abre una vía para que particulares o empresas perjudicados por un cártel puedan reclamar indemnizaciones ante los tribunales por el lucro cesante ocasionado.

En busca de delatores

Los acuerdos entre competidores son tenidos en cuenta como una infracción muy grave de la legislación de competencia. Las multas pueden ascender al 10% del volumen de negocios total de las empresas infractoras. En el caso de las suministradoras de sistemas para el AVE, la CNMC habla de infracciones contempladas en el artículo 1 de la Ley 16/1989, de 17 de julio, de Defensa de la Competencia; del artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia, y del artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

La CNMC dice poner todos sus esfuerzos en la investigación de cárteles y publicita, cada vez que tiene oportunidad, su programa de clemencia. Este premia la delación con la exención del pago de la multa a las empresas que participan en un cártel y denuncian su existencia.

Normas