Multa millonaria

La CNMC sanciona a fabricantes y directivos por un cártel en el AVE

Placa de la CNMC en la entrada a su sede en Madrid.
Placa de la CNMC en la entrada a su sede en Madrid.

La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) vuelve a multar a directivos, esta vez de empresas especializadas en fabricación y suministro de material ferroviario, tras comprobar que actuaban de forma concertada en licitaciones de proyectos del Adif relacionados con el AVE. Las firmas sancionadas son Amurrio Ferrocarril y Equipos, JEZ Sistemas Ferroviarios, Talleres Alegría y Duro Felguera Rail, además de nueve de sus ejecutivos.

Estos son Jesús de Lapatza y Jon de Lapatza, por Amurrio; Urtza Errazti y Juan Carlos Sánchez Jorrín, de JEZ Sistemas; Alfredo Alegría y Ricardo García Mesa, de Talleres Alegría, y los directivos Julio Fernández García, Fernando López González y Luis Javier Ardura por Duro Felguera. Al primero de ellos le corresponde la mayor pena económica, con 10.450 euros.

El modus operandi

Amurrio, JEZ, Alegría y Duro Felguera Rail optaban, "sin justificación y de forma permanente", por acudir a los concursos del Adif en UTE, con lo que se veía restringida la competencia entre ellas.

LA CNMC explica que Duro Felguera llegó a competir contra la UTE, lo que "causó preocupación del resto de las empresas concertadas hasta que, finalmente, decidieron captar e integrar a Duro Felguera también en el acuerdo de reparto", cita la CNMC en un comunicado.

En la sentencia se habla de empresas con elevado volumen de negocio y capacidad acreditada para operar en solitario. Incluso se apunta que cuando lo hacían así "también llegaron  a acuerdos sobre las características de la oferta y sobre cómo repartirse los trabajos". Esta concertación llegaba a darse "incluso antes de la celebración de los contratos".

La sanción se eleva a 5,64 millones de euros, de los que 65.550 euros corresponden a la multa impuesta a los directivos. Ante esta resolución no cabe recurso en vía administrativa y hay dos meses para interponer recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional.

El expediente sancionador fue incoado en diciembre de 2014, cuando el órgano de Competencia detectó posibles acuerdos entre compañías para el suministro de desvíos ferroviarios con el objetivo de repartirse las licitaciones convocadas por la citada Adif, departamento del Ministerio de Fomento encargado de la promoción de obras del AVE. Este tipo de material son dispositivos (cambio, carriles de unión y cruzamientos) para el desdoblamiento de vías mediante agujas.

La CNMC alude a "una infracción única y continuada" del artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia (LDC), así como en el artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE). Las conductas se llevaron a cabo durante 15 años, desde julio de 1999 hasta octubre de 2014.

La investigación arrancó tras un escrito remitido a la CNMC por Adif. Y ahora se ha acreditado que las cuatro investigadas, únicas empresas encuadradas en este sector en España, "se han repartido el mercado, han acordado precios y otras condiciones comerciales, y se han intercambiado información comercial sensible durante 15 años para el suministro de desvíos ferroviarios". El órgano de Competencia asegura que los contactos fueron constantes durante el citado periodo y añade que eran conscientes de que no actuaban correctamente.

El resultado es que "los precios ofertados por las empresas en los expedientes de licitación han sido más altos que los que hubieran presentado en el caso de haber competido entre sí".

La mayor multa se la lleva Talleres Alegría, con 1,79 millones; Duro Felguera Rail debe responder con 1,47 millones de euros; Amurrio ha sido sancionada con 1.23 millones, y JEZ debe pagar, 1,07 millones.

  • Segunda sanción a ejecutivos

La CNMC ya incluyó por primera vez el pasado 31 de mayo a ejecutivos entre sus sancionados. Fue en el caso de los pañales, cuando ocho fabricantes de absorbentes para adultos, su asociación (FENIN) y cuatro directivos fueron multados por prácticas de cártel. Según el organismo "fijaron los precios de los absorbentes financiados por el Servicio Nacional de Salud que se compran en las farmacias para los pacientes no hospitalizados". La sanción ascendió a 128 millones. Procter and Gamble, uno de los fabricantes, desveló el cártel a la CNMC mediante el Programa de Clemencia y quedó eximida del pago de la multa.

Las líneas afectadas

Las licitaciones del Adif a las que acudían en UTE las cuatro compañías sancionadas forman parte de la construcción de las líneas de alta velocidad entre Madrid y Levante; Barcelona-Figueras; Zaragoza-Lleida; Madrid-Albacete y Segovia-Valladolid.

"Durante el periodo analizado se licitaron 52 contratos, el 74% se adjudicaron en UTE", afirma la CNMC. Y añade que entre 2005 y 2009, adif licitó 15 contratos con un importe total de 228 millones, y entre 2010 y octubre de 2014, otros 17 expedientes por 246 millones.

Archivado en

Normas