Cuentas públicas

Presupuestos 2017: cautela en el gasto y optimismo en los ingresos

El Gobierno prevé recaudar un 7,9% más en impuestos este año

Las pensiones suponen casi 140.000 millones, un 3,1% más

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, junto a la presidenta del Congreso, Ana Pastor.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, junto a la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

El Gobierno de Mariano Rajoy ha llevado hoy al Congreso por sexto año consecutivo los Presupuestos Generales del Estado, pero esta vez, a diferencia de los anteriores, no tiene la certeza de que se vayan a aprobar. Aun así, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se mostró confiado en que las cuentas obtendrán el apoyo suficiente para acabar en el Boletín Oficial del Estado. Moncloa necesita 176 votos y Rajoy señala con sorna que cree tener 175 y medio. Los Presupuestos Generales del Estado 2017 se han negociado principalmente con Ciudadanos y no contemplan ninguna medida fiscal relevante ni al alza ni a la baja. El cambio fiscal más notable es la reducción del IVA de los toros y el teatro, una medida con un efecto presupuestario menor.

Presupuestos 2017: escenario macroeconómico ampliar foto

En términos generales, el Gobierno ha fiado todo el Presupuesto y el cumplimiento del objetivo de déficit al incremento de los ingresos tributarios que espera que se produzcan por la buena situación económica. Por el lado del gasto, se impone la cautela y se registra un descenso del 2,1% respecto al Presupuesto inicial de 2016. Aun así,el año pasado, el gasto fue menor al previsto y, en compación con la ejecución, el gasto subirá este año un 2,3%.

Funcionarios

Es en los gastos donde se ve más la labor negociadora que ha llevado a cabo el Gobierno. Los Presupuestos de 2017 incorporan un incremento del sueldo de los funcionarios y empleados públicos del 1%, una histórica oferta pública de empleo de casi 8.000 plazas (la mayoría para policía, guardia civil y fuerzas armadas) y un plan a tres años para convertir en plazas fijas el 90% de puestos que hoy ocupan los interinos. En la medida en que la tasa de reposición del 100% se aplicará a todas las Administraciones, las comunidades autónomas ofertarán unas 10.000 plazas en el ámbito educativo. Los Presupuestos contemplan que la partida destinada a pagar salarios alcanzará los 16.371 millones, un 2,6% menos que en el ejercicio anterior. Esta caída se explica porque el año pasado se abonó el 50% de la paga extra eliminada en 2012.

Sin embargo, respecto al Presupuesto ejecutado, es decir, respecto al gasto real registrado el año anterior, el capítulo destinado a pagar los sueldos públicos aumenta un 1%. El cierre presupuestario acelerado del año pasado provocó que el gasto fuera inferior al previsto y, por ello, el análisis de los Presupuestos de este año varía si se compara con el Presupuestos inicial de 2016 o con el ejecutado.

Inversión

La inversión pública está en mínimos históricos y ha sido con diferencia la principal víctima de las políticas de austeridad y de las medidas para reducir el abultado déficit público. Los Presupuestos contemplan un notable incremento del 46,8%. Aun así, la partida continúa en niveles relativamente bajos y se situará en 5.330 millones. Con la única excepción de la inversión, todas las partidas del presupuesto caen cuando se comparan a las cuentas iniciales del año 2016.

Sin embargo, ello debe matizarse ya que por un cambio contable, la partida de inversión pública incluye programas especiales de Defensa que antes se incluían en otros epígrafes. Teniendo ello en cuenta, el capítulo de inversión se reduce a 3.512 millones, un 3,3% menos que el ejercicio anterior.

Complemento salarial para los jóvenes

La previsión del Gobierno es que este año acabe con más de 19 millones de empleados por primera vez desde el tercer trimestre de 2009. La tasa de paro bajará al 16,6% y se pondrá en marcha un acuerdo con Ciudadanos para establecer un complemento salarial para trabajadores jóvenes. El partido de Albert Rivera contemplaba en su programa electoral esta medida para todos los asalariados, sin embargo, finalmente se limitará a los jóvenes. Se trata de una subvención del Estado para elevar la renta de este colectivo.

Intereses de la deuda pública

La deuda pública cerró el año pasado en el 99,4% del PIB tras rebasar el nivel del 100% en2014. El Gobierno espera que la senda a la baja se mantenga. A pesar del elevado endeudamiento, la política de liquidez del Banco Central Europeo, permite que el España se financie a tipos históricamente bajos, aunque la tendencia apunta a un incremento.

La Administración central prevé gastar 32.171 millones en intereses de la deuda, 1.300 millones menos que el presupuesto del ejercicio anterior. Aun así, la cifra supera en 165 millones el gasto en intereses realmente ejecutado. Aun así, el Gobierno suele presupuestar con cautela esta partida y es habitual que el coste agregado de la deuda sea finalmente inferior al importe presupuestado.

El Gobierno prevé que la deuda pública irá bajando hasta situarse en el 95,4% del PIB en 2019. La Ley de Estabilidad obliga a que el endeudamiento se reduzca al 60% en 2020, una exigencia que no se complicará.

La recaudación aumentará un 7,9%

El Presupuesto de 2017 no contempla subidas fiscales en los principales impuestos, sin embargo, el Gobierno prevé un incremento de la recaudación como efecto de la mejora económica y del empleo. Hacienda estima que la Agencia Tributaria recaudará 200.963 millones en impuestos, un 7,9% más que el año anterior. Se trata de una subida notable si se tiene en cuenta que el incremento previsto del PIB nominal asciende al 4,1%. El Gobierno de Mariano Rajoy nunca ha cumplido el Presupuesto de ingresos. Siempre ha presupuestado más de lo que finalmente ha recaudado. En el IRPF y el IVA, Hacienda espera ingersar un 7,7% y un 7,3% más, rsepectivamente. En el impuesto sobre sociedades, la previsión apunta a un incremento del 12,6%. Un aumento que se explica por el real decreto de medidas fiscales aprobado en diciembre y que ha elevado al cuota a pagar de las empresas en más de 4.000 millones.

Gasto social

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, destacó que el 56% del Presupuesto se destina a gasto social. Respecto a la Seguridad Social, la partida destinada a pagar las pensiones aumentará un 3,1% y sumará 139.647 millones. Las prestaciones por jubilación son, con diferencia, el principal gasto ligado al Estado de bienestar. 

Las pensiones están garantizadas por el Estado, no por el Fondo de Reserva

Los Presupuestos contemplan un préstamo para financiar las pensiones y evitar que el Fondo de Reserva se quede a cero. Montoro restó importancia a esta operación. "Las pensiones están garantizadas por el Estado, no por el Fondo de Reserva", defendió Montoro.

Normas