La sentencia por las visas opacas

La acusación popular recurre el fallo de las 'black' y pide mayor pena

La acusación popular no está conforme con el apartado del fallo de la Audiencia Nacional

tarjetas black
El expresidente de Caja Madrid Rodrigo Rato. EFE

El duro fallo contra los 65 acusados del juicio por las tarjetas 'black' de Caja Madrid y Bankia, que les condena a todos por un delito continuado de apropiación indebida o colaboración, con penas conjuntas de 120 años de prisión, no es suficiente para la acusación popular.

La Confederación Intersindical de Crédito (CIC), presidida por Gonzalo Postigo y representada por el letrado Andrés Herzog, ha anunciado este viernes su intención de presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo solicitando la revisión del fallo.

En concreto, la acusación popular no está conforme con el apartado del fallo de la Audiencia Nacional que absuelve de un delito de administración desleal al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, al que fuera su mano derecha y director de medios, Ildefonso Sánchez Baroj, y a su sucesor al frente de la caja y posterior presidente de Bankia, Rodrigo Rato.

El fallo se limitaba a condenar a Blesa, a seis años de cárcel por un delito continuado de apropiación indebida, a cuatro años y medio de prisión a Rato por el mismo motivo y a dos años y medio a Barcoj, considerado colaborador y cómplice.

Blesa y Rato se encuentran desde primera hora de esta mañana en la sede de la Audiencia Nacional a la espera de que el tribunal decida si les aplica alguna medida cautelar, como la entrada en prisión o la retirada del pasaporte, ya que ambos han anunciado su intención de recurrir el fallo, que no sería firme hasta que se pronuncie el Supremo.

En paralelo, la CIC entiende que como máximos responsables de las visas, con las que la el tribunal entiende que se produjo una distracción de fondos de la caja, los tres son culpables de un delito de administración desleal.

Normas