Enfermedades

El ‘running’ y el deporte de impacto generan artrosis

Aumentan un 15% los casos de esta patología en España y también otras dolencias reumáticas, como la gota

El ‘running’ y el deporte de impacto generan artrosis

No mata, pero mortifica. En España, actualmente, el 10% de la población sufre artrosis en alguna parte del cuerpo, según datos de la Sociedad Española de Reumatología. El exceso de práctica de los deportes de impacto, como el running, el baloncesto, los maratones o el ciclismo, y la obesidad son las principales causas de que se haya incrementado un 15% el número de casos en los últimos años, afirma Fernando Dujo, traumatólogo y miembro de la Sociedad Española del Dolor.

Y aunque hasta hace poco podía parecer una enfermedad propia de la tercera edad –de hecho, el envejecimiento predispone a padecerla al igual que el componente genético–, a día de hoy un 25% de los españoles entre 40 y 45 años la sufre, señalan en Top Doctors.

Precisamente, la artrosis de cadera y de rodilla están muy relacionadas con la obesidad, pero también con los deportes de alto impacto sobre estas articulaciones, explica Mónica Vázquez, jefe del servicio de reumatología del Hospital Ramón y Cajal.

Afecta al 25% de españoles entre los 40 y 45 años de edad

El mismo camino sigue la gota, otra enfermedad reumática que ha aumentado un 50% en las dos últimas décadas, afectando ya a un 5% de los españoles, principalmente a varones.

O la osteoporosis, que a juicio de Montserrat Romera, portavoz de la Sociedad Española de Reumatología y especialista del Hospital Universitario de Bellvitge, podría afectar a un 20% de la población.

Pero estas son solo tres de las 250 patologías reumáticas que suponen la primera causa de incapacidad en el mundo occidental, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En España son responsables de la mitad de las incapacidades laborales permanentes y de la cuarta parte de las bajas en el trabajo. La pérdida de horas estimada es de 21 millones al año.

La Sociedad Española de Reumatología elabora un estudio para determinar cuál es el alcance real de estas enfermedades, porque “ha habido un cambio poblacional en los últimos años”, indica Romera. El envejecimiento de la población, la inmigración y la obesidad son nuevos elementos que influyen en su incidencia.

Pero ¿pueden prevenirse estas patologías? Pese a la creencia popular, “el reuma no existe”, aclara. Son multitud de enfermedades reumáticas más o menos invalidantes y con diferentes causas, como el lupus, la espondilitis anquilosante, artritis reumatoide (una de las más discapacitantes), gota, osteoporosis, etc., que afectan a unos 11 millones de personas en España, según los últimos datos.

Tiene mayor incidencia entre las mujeres por el sobrepeso

“El cuerpo humano es casi perfecto, pero se va desgastando”, explica Romera, y aún no sabemos cómo controlar el envejecimiento. Por eso, de momento, no existe una pastilla maravillosa, aunque sí se pueden tratar, controlar y ayudar a prevenirlas. Está demostrado que un estilo de vida saludable, con el mantenimiento de una dieta adecuada y la realización de ejercicio físico moderado para fortalecer la musculatura, es clave para la prevención, considera Vázquez.

El sobrepeso es un factor de riesgo importante para la artrosis, ya que las células adiposas segregan sustancias inflamatorias que dañan las articulaciones. Por eso es mucho más frecuente entre las mujeres. El mayor padecimiento en los españoles se refleja en la rodilla (10%) y en las manos, más del 6%.

Lo mismo ocurre con el tabaco, cuyas sustancias irrigan las articulaciones, lo que potencia el dolor lumbar e influye negativamente en el sistema inmunológico, respecto al lupus y otras enfermedades autoinmunes. Además, reduce la masa ósea, al alterar los niveles de estrógenos, lo que dispara la osteoporosis. En cuanto al deporte, hay que practicarlo siempre de forma dirigida por un profesional, porque puede producir lesiones irreversibles, recomienda Dujo.

El trabajo, clave en las dolencias musculares

El ‘running’ y el deporte de impacto generan artrosis

Las enfermedades reumáticas, que cursan con dolor, limitan la movilidad y tienden a cronificarse, también están muy relacionadas con las condiciones de trabajo. Según Vázquez, un 60% de los trabajadores, tanto hombres como mujeres, padece trastornos muscoloesqueléticos originados por el trabajo, como recogen algunos estudios. “Las condiciones de vida, pero también de trabajo, pueden facilitar la aparición o el empeoramiento de estas patologías”.

La prevención pasa por una identificación temprana de la dolencia, pero también por la eliminación y control de los riesgos laborales, añade. De momento, no existe una pastilla maravillosa que cure la artrosis, aunque sí se han dado pasos de gigante en los tratamientos. Junto a los antiinflamatorios y analgésicos, que reducen la hinchazón y el dolor, existe una nueva generación de fármacos condroprotectores (condroitín sulfato, glucosalina, entre otros), que además de mejorar la movilidad, ralentizan el deterioro de las articulaciones.

Actualmente, Pfizer y Lilly están desarrollando un nuevo fármaco, tanezumab, un anticuerpo monoclonal para la artrosis y el dolor lumbar, no narcótico, dentro de una clase de fármacos inhibidores del factor de crecimiento neuronal (NGF), directamente relacionado con el dolor. En fase III, este tratamiento, que se administrará con una inyección subcutánea cada ocho semanas, verá la luz en los próximos meses.

Normas