Informe PISA

Estudiantes españoles que se codean con la élite mundial

Los escolares de 15 años de Castilla y León, Madrid y Navarra obtienen puntuaciones en ciencias, matemáticas y lectura similares a la de los países mejor preparados del mundo

Tibor Navracsics (d), comisario europeo de Educación y Cultura, y el vicesecretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Douglas Frantz, ofrecen una rueda de prensa sobre los resultados del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA) 2015
Tibor Navracsics (d), comisario europeo de Educación y Cultura, y el vicesecretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Douglas Frantz, ofrecen una rueda de prensa sobre los resultados del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA) 2015

El informe Pisa 2015 que mide los niveles educativos de los estudiantes de 15 años (4 de la ESO) de más de medio millón de estudiantes de 72 países todo el mundo (37.000 de ellos de España) presentado hoy en Bruselas ha puesto de manifiesto las fuertes diferencias del rendimiento entre los escolares de las distintas comunidades autónomas españolas.

Así, pese a que en términos generales los estudiantes españoles siguen de media en el furgón de cola en ciencias y en matemáticas y han superado, por primera vez, la media de la OCDE en lectura, hay tres regiones de España donde los estudiantes se codean de tú a tú con los de los países mejor preparados del mundo.

Son los casos de Castilla y León, Madrid y Navarra, cuyos escolares han obtenido puntuaciones en las tres materias evaluadas similares a las registradas por los estudiantes de los países que están entre los diez primeros del ranking mundial.

En concreto, en ciencias –materia en la que esta edición del informe ha hecho hincapié– los castellanoleoneses obtuvieron 519 puntos; los madrileños, 516 y los navarros y gallegos, 512 puntos. De esta forma, estas comunidades se sitúan en el entorno de Corea del Sur (516 puntos), Nueva Zelanda y Eslovenia (ambas con 513 puntos), estando estos tres países entre los diez mejores del mundo en materia de ciencias. El ranking mundial en ciencias está encabezado por Singapur (556) y Japón (538).

En cuanto a las matemáticas, solo Navarra consiguió colarse entre los diez países del mundo que obtuvieron la mejor puntuación. Así, los escolares navarros de 15 años lograron 518 puntos en esta materia, colocándose por encima de Canadá (516 puntos), que ocupa el sexto puesto mundial, solo por detrás de detrás de Singapur (564), Japón (532), Corea del Sur (524), Suiza (521) y Estonia (520).

En lectura –donde el conjunto del España obtuvo 496 puntos, superando por primera vez la media de la OCDE (493 puntos)– también destacaron especialmente los estudiantes castellanoleoneses y madrileños, con 522 puntos 520 puntos, respectivamente. Con estas puntuaciones ambas regiones se auparon a puestos similares a los obtenidos por Irlanda (521), el tercer mejor país del mundo en lectura, solo superado por Finlandia (526) y Canadá (527 puntos ).

Las peores comunidades

Se trata, además, de la primera vez que todas las comunidades autónomas han participado en esta evaluación. Por este motivo esta edición del informe Pisa es especialmente valioso para España porque, en anteriores ocasiones, algunas regiones con bajos resultados habían decidido no participar.

Esta edición, por tanto, ofrece una fotografía detallada de lo que la número dos “número dos” del departamento de Educación de la OCDE, Montserrat Gomendio, denominó ayer como “enorme” fractura en los resultados entre comunidades autónomas en España,

De hecho, en ciencias, la primera comunidad clasificada (Castilla y León, con 519 puntos) obtiene 46 puntos más que la peor del ranking, que es Andalucía (473). Los estudiantes andaluces se sitúan así también muy por debajo de la media de los países de la OCDE (493) y la Unión Europea (495).

Por debajo de la media española e internacional en ciencias se sitúan Baleares (485), Murcia (484), País Vasco (483), Canarias (475), Extremadura (474) y Andalucía (473). Los autores del informe indican que más del 50% de la variabilidad en las puntuaciones medias autonómicas se explica por el Índice social, económico y cultural (ISEC) de las mismas. De esta forma, señalan que las que tienen un mayor nivel socioeconómico, como Madrid, obtiene mejores resultados que las comunidades menos favorecidas, como es el caso de Andalucía. Sin embargo, en esta ocasión, Castilla y León, Galicia y Castilla La Mancha logran puntuaciones significativamente más elevadas de lo esperado por su nivel socioeconómico y cultural, al contrario que País Vasco.

Y una diferencia similar se observa en matemáticas, esta materia está liderada por Navarra, con 518 puntos, 66 más que el último de la lista que es Canarias (452 puntos.

Mientras que en lectura la diferencia entre la región mejor y la peor clasificadas es algo más corta. Lidera la tabla Castilla y León (522), con 47 puntos más que Extremadura (475).

En este punto, Monserrat Gomendio aseguraba ayer que la fractura entre comunidades, que los autores del informe atribuyen a las diferencias de los niveles socioeconómicos de las regiones, se ha visto agravada en las pruebas de 2015 la falta de evaluaciones comunes a escala nacional.

“Si no se definen unos objetivos y unos estándares comunes, esta diversidad (de resultados) se mantiene”, señaló a Efe al comentar el último estudio PISA de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Insistió en que este último informe pone en evidencia que “hay una enorme variación” entre comunidades, y que el nivel de conocimientos entre los alumnos de las mejor calificadas (Castilla León y Madrid) y los de las peores (Andalucía, Extremadura y Canarias) equivalen a un curso de aprendizaje, lo que es “enorme”. Además, constató que aunque la disparidad ha sido siempre grande “va en aumento”, y puntualizó que el gasto en educación tampoco lo explica, puesto que, por ejemplo, el País Vasco es el que tiene niveles de inversión más elevados, pero no mejores resultados.

En cuanto a las clasificaciones medias de España, el informe destaca que mejoran tres puntos las evaluaciones de ciencias y dos puntos las de matemáticas. Pero la mayor mejoría de los estudiantes españoles se observa en lectura (8 puntos más). Si bien, al tiempo bajaron las medias de la OCDE.

También, por primera vez, España tiene menos proporción de alumnos rezagados en las tres materias evaluadas, lo que refleja una mayor equidad del sistema educativo, según el informe.

Normas