Entrevista al director general en Europa continental y Reino Unido de Savills

Mark Ridley: “España se beneficiará de reubicaciones por el brexit”

Apunta a que grandes ciudades como París, Francfort, Dublín e incluso Madrid o Barcelona pueden atraer compañías del sector financiero que abandonen Londres

brexit
Mark Ridley, director general de Savills en Europa y Reino Unido.

Savills es una de las grandes firmas de consultoría inmobiliaria del mundo, y especialmente fuerte en el enorme mercado británico. Mark Ridley es el director general de la compañía, cotizada en la Bolsa de Londres, para Europa continental y Reino Unido. En una reciente visita a España, habla sobre el futuro del sector en España y de las consecuencias del brexit.

Pregunta. ¿Cómo está afectando el brexit al sector inmobiliario?

respuesta. Ha sido un shock para algunos inversores. El mercado a raíz del brexit ha sido como una montaña rusa. Empezó hundiéndose y ahora parece que las perspectivas son mejores. Pero ahora se ha recuperado. Los fondos inmobiliarios quieren permanecer en Reino Unido incluso si finalmente hay un brexit duro, algunos con más interés actualmente por la devaluación de la libra.

P. ¿Habrá gangas?

r. No creo que vaya a haber gangas en el mercado. La oportunidad actualmente está en la depreciación de la moneda respecto al euro y al dólar. A parte suben los yields (márgenes de rentabilidad) debido a la caída de precios, lo que hace que para los inversores internacionales sea un momento interesante.

P. Pero la salida de Reino Unido de la UE tendrá un efecto en la economía, en el empleo y en el consumo, lo que puede afectar a los activos como oficinas y centros comerciales.

r. Definitivamente va a tener un impacto en el PIB, que crecerá a un ritmo menor. Entre las empresas hemos visto que ha desaparecido la fuerte presión que había para el alquiler. Cualquier decisión respecto a la contratación de oficinas ha sido pospuesta. El indicador definitivo en el consumo sobre el brexit va a ser cómo se comporta el comercio minorista en la campaña de Navidad, donde habrá resultados peores. Por otro lado, la devaluación de la libra ha provocado un incremento de turismo de compras en Londres, principalmente asiático.

P. ¿Qué perspectivas hace Savills para Europa?

r. Obviamente dependerá del tipo de brexit que tengamos, si duro o suave. La mayor parte del sector privado en Reino Unido prefiere una salida suave de la UE con algún tipo de mercado común. Un brexit duro tendrá un gran impacto en relevantes industrias del país como la financiera, biotecnológica y automoción. Con uno suave puede haber algunos movimientos de empresas fuera de Londres, por ejemplo, servicios financieros de bancos internacionales que deseen estar más cerca del mercado continental. Holanda, Irlanda, Alemania y tal vez España se beneficiarán de estas reubicaciones por el brexit.

P. Imagino que usted es favorable a una salida pactada de la UE.

r. Evidentemente es mejor un brexit suave. El resultado del referéndum, tan ajustado, fue para muchos un shock. Las empresas desean un brexit suave e incluso la mayoría quieren permanecer en la UE. En Londres, por ejemplo, se votó a favor de quedarse. Es un tema sensible, va a depender mucho de las próximas elecciones en los países europeos y llevará tiempo. Pero una guerra arancelaria es perjudicial para todos.

P. ¿Es realista que España u otros países atraigan esas empresas?

r. Sí. Algunos negocios sí que pueden trasladarse, pero difícilmente las sedes centrales. Sobre todo creo que afectará al sector financiero.

P. ¿Por qué?

r. Los servicios financieros necesitarán alguna base europea, fundamentalmente en ciudades como Dublín, Francfort o París. Pero no creo que vaya a haber una única ciudad beneficiaria. Los puntos fundamentales que mirarán son los costes laborales y la posibilidad de encontrar y retener talento.

P. ¿Y qué ventajas tiene España?

r. Es un destino que puede verse beneficiado porque hay una fuerza laboral cualificada y ciudades atractivas para vivir como Madrid y Barcelona.

P. El brexit también puede afectar a la compra de viviendas aquí.

r. El problema viene de la depreciación de la libra, que está en mínimos históricos. Pensar en compras en España para los británicos ahora mismo es muy complicado. Veo que se resentirán las ventas de segunda residencia en el próximo año hasta que el nivel de la libra se estabilice.

“El residencial es el nuevo sector de crecimiento”

Respecto a las previsiones de Savills sobre el sector en Europa, Mark Ridley considera que habrá una pequeña ralentización. “El nivel de inversión inmobiliaria en Europa ya se está reduciendo, entre un 10% y 15% en el continente y un 30% en Reino Unido”, reconoce. “Esto se debe a una combinación de dos factores: por un lado, a que quizás los precios son demasiado caros; y a la falta de producto de calidad”, asegura.

Percibe que la recuperación en España ha sido especialmente rápida en el precio de ciertos activos, como oficinas o centros comerciales, a diferencia de lo que ha ocurrido en otros lugares.

“Para el negocio de Savills, España va a ser un mercado clave en nuestras operaciones. Por ejemplo, nosotros hemos reabierto una oficina en Barcelona”, apunta.

Recuerda que nuestro país va a seguir en la diana de los grandes fondos: “Es una economía estable y muy internacional. España tiene ciudades globalmente conocidas, lo que lo hace atractiva. Además dispone de interesantes activos trofeos y otros de gran tamaño”.

Incluso el ladrillo atrae a este capital foráneo. “El residencial es el nuevo sector del crecimiento. Va a seguir creciendo, gracias a los inversores internacionales. Además, los grandes fondos globales están ganando de nuevo exposición al mercado inmobiliario”, añade.

Normas