Automoción

Seat logra un beneficio operativo de 137 millones hasta septiembre

El grupo Volkswagen sube sus previsiones de beneficio a cierre de año. Espera igualar la ganancia del año pasado, después de incrementar sus ventas un 6% hasta septiembre

Volkswagen
El Seat Ateca en el Salón del Automóvil de Ginebra, Suiza, en 2016. EFE

La marca española Seat, del fabricante automovilístico alemán Volkswagen, tuvo en los tres primeros trimestres una ganancia operativa de 137 millones de euros, frente a los 12 millones de euros un año antes, por encima de once veces más.

Volkswagen informó hoy, al presentar los resultados del grupo, de que el volumen de negocio de Seat se situó en 6.535 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 2,3 % más que en el mismo periodo de 2015 (6.388 millones).

“La mejora en el mix, principalmente por los primeros efectos financieros del Ateca, el firme incremento del Alhambra y las versiones con un mayor margen de contribución, así como la reducción de costes, han sido las claves principales para la obtención de este resultado”, dijo Seat

  • Volkswagen recupera el crecimiento

Por su parte, el grupo Volkswagen ha revisado sus objetivos de beneficio para finales de año, gracias al incremento de ventas registrado en el último trimestre. La compañía afirmó que espera que sus ganancias se coloquen a cierre de año al mismo nivel que en 2015. Hasta ahora, la previsión de la compañía era de una caída de los beneficios del entorno del 5%. 

Las facturación por ventas de la compañía se quedaron en lo que va de 2016 en 159.900 millones de euros, un 0,2% menos que en el año pasado. Sin embargo, el Ebitda creció un 10,5%, hasta los 11.300 millones de euros en el acumulado hasta septiembre. Los beneficios de tercer trimestre, señalaron desde la empresa, "registraron un impacto adicional de 400 millones de euros por nuevas provisiones para el caso del diésel", explicaron. Sin embargo, el beneficio después de impuestos de los nueve primeros meses se elevó un 48%, hasta los 5.900 millones de euros.

El director financiero del grupo, Frank Witter, hizo hincapié en la "solidez financiera del grupo" como clave para su crecimiento y desarrollo futuro. "Pese a los retos mundiales y el impacto negativo del caso del diésel, nuestra liquidez nos da estabilidad para enfrentar el futuro de la movilidad mientras superamos las dificultades derivadas del tema del diésel, así como hacemos frente a las inversiones necesarias para cumplir los objetivos de CO2 e introducimos las nuevas tecnologías", explicó el directivo.

"Pese a todo, necesitamos mayores mejoras y esfuerzos para incrementar la productividad y la rentabilidad del grupo", resaltó. La compañía ya está en conversaciones con los sindicatos para futuras reducciones de empleo y carga de trabajo en Alemania.

La compañía estima que sus ventas globales de automóviles rondarán los 9,93 millones de entregas, gracias a su fuerte crecimiento en China. Mantiene así su previsión anterior.

  • Las ventas de Seat crecen

Las entregas de Seat a clientes crecieron un 1,5% entre enero y septiembre, hasta un total de 312.900 vehículos (frente a los 308.400 entregados de 2015).

El lanzamiento del Ateca ha tenido un impacto positivo en las ventas de Seat en el tercer trimestre, que aumentaron un 4,5%.

Seat añadió que está “satisfecho” con el beneficio obtenido entre enero y septiembre de 2016 y prevé acabar el año con beneficios.

En el último trimestre del año, Seat aumentará el ritmo inversor para impulsar la industrialización de los nuevos modelos y las obras de la plataforma MQB-A0 (en la que se producirá el nuevo Ibiza y el nuevo Arona), así como el lanzamiento comercial del Ateca.

Seat considera que sigue el camino hacia la rentabilidad sostenible.

Normas