Entrevista

"La deuda corporativa emergente es muy atractiva"

Sophie del Campo, directora general para Iberia y Latinoamérica y responsable del área US Offshore de Natixis Global AM.
Sophie del Campo, directora general para Iberia y Latinoamérica y responsable del área US Offshore de Natixis Global AM.

Natixis Global AM llegó a España en mitad del caos. Era 2011, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero tuvo que adelantar las elecciones generales ante la desconfianza que había hacia el país. España tenía que pagar un 6,7% de tipo de interés para financiarse a 10 años, el sistema bancario generaba enormes dudas, y las cuentas públicas se deterioraban a toda velocidad. En medio de ese escenario, con los inversores extranjeros abandonando a toda prisa el país, Sophie del Campo inició el desembarco de Natixis Global Asset Management en España.

¿Qué volumen de activos han comercializado en España?
La verdad es que nos gusta mucho dar cifras exactas. De hecho, somos de las pocas gestoras de fondos internacionales que no remite a Inverco los datos de patrimonio bajo gestión. Creo que a veces se peca en exceso de compararse por estas clasificaciones, cuando lo realmente importante es tener un proyecto a largo plazo y una filosofía de inversión. De todas formas, puedo decir que hace tiempo que superamos la barrera de los 2.000 millones de euros.

¿Qué previsiones de crecimiento tienen para este año?
Hace un año hice la previsión de que cerraríamos el año con un crecimiento de doble dígito y, aunque me miraban como si estuviera loca, lo conseguimos. Para este año tengo la confianza de que conseguiremos crecer por encima del 10%.

¿Qué tipo de inversiones están recomendando en este entorno de tipos bajo cero?
Llevamos tiempo diciendo a nuestros clientes que hay que mirar la inversión en renta fija emergente, de alta calidad crediticia. Creemos que en este tipo de activos aún hay muy buenos retornos. Los tipos negativos aún no han llegado aquí. Hay emisiones corporativas realizadas por grandes nombres, a tipos muy atractivos. Por ejemplo, la empresa mexicana propietaria de la marca Bimbo, que emite bonos a muy buen precio.

¿Algún fondo de Natixis especializado en este activo?
Sí, el Loomis Sayles Short Term Emerging Markets Bond Fund. Invierte fundamentalmente en bonos de compañías emergentes de la máxima calidad crediticia. Siempre deuda de corta duración, para estar protegido de posibles subidas de tipos en Estados Unidos, y siempre emisiones en dólares, para no estar sometidos a los vaivenes del mercado de divisas. El fondo lleva un 4% de rentabilidad en el año, y creemos que aún tiene recorrido. Es una de las ideas que hay que mirar para combatir este entorno de tipos tan malo.

¿Hay burbuja en el mercado de renta fija europea?
Nuestros gestores siguen diciendo que no. Eso sí, insisten en que en este entorno de mercado es muy importante fijarse en la calidad de los activos, su calidad crediticia, la duración… Hay que ser especialmente cuidadoso en la selección de bonos de alta rentabilidad.

Y en renta variable, ¿por qué estrategia se decantan?
Llevamos meses defendiendo la importancia de apostar por inversiones en Bolsa con baja volatilidad. Tenemos dos fondos de este perfil con rendimientos espectaculares. Natixis AM Funds Seeyond Europe Minimum Variance ha tenido una gran aceptación. Invierte en Bolsa europea buscando reducir un tercio la volatilidad del mercado. En entornos como el actual, con muchos altos y bajos, es el fondo idóneo. Es un producto muy consistente, y le da mucha estabilidad a la cartera. Funciona buscando compañías que tengan una menor volatilidad, y que entre sí tengan una baja correlación. El otro fondo que está funcionando muy bien es de retorno absoluto. Se trata del Loomis Sayles Multisector Income. Está considerado como un fondo de renta fija flexible, porque tiene una parte en acciones, y está teniendo un rendimiento excepcional, con más de 6l% de retorno en lo que va de año.

¿Han valorado la posibilidad de comprar gestoras españolas?
Sí, miramos todas las opciones. Pero tenemos dos criterios muy exigentes: la gestora debe ser complementaria respecto a otras que ya tenemos en la plataforma, lo cual no es fácil, porque tenemos una gran variedad de estrategias; y, además, se pide que tenga una cierta notoriedad en su país de origen, que tenga una cierta capacidad de distribución. La última gestora que hemos comprado en Francia, DNCA, tenía un ‘track record’ excepcional y, además, tenía una marca muy potente.

Normas