Elecciones 26J

Las propuestas económicas, a debate en Cinco Días

Los representantes del área económica de PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, los principales partidos que se presentan a las elecciones del 26 de junio, han debatido en Cinco Días sobre hacia dónde debe evolucionar el modelo económico de España.

Responsables de los cuatro grandes partidos, PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos, han debatido en Cinco Días las principales propuestas económicas de cara a las elecciones del 26J. Han asistido al debate, por parte del Partido Popular, Arenales Serrano, mientras que Manuel de la Rocha representa al PSOE, Iván Ayala a Unidos Podemos y Francisco de la Torre a Ciudadanos.

En materia de impuestos, los responsables de los cuatro grandes partidos políticos que han asistido al debate en Cinco Días han explicado sus posturas sobre si se pueden y deben subir o bajar los impuestos durante la próxima legislatura y han lanzado sus principales propuestas sobre tributación en general, IRPF, deducciones y cómo gravar las rentas del capital. Esto último ha generado un debate sobre lo que cada partido entiende por personas ricas.

Tanto PSOE como Ciudadanos y Podemos han reprochado al PP la subida de impuestos de unos 23.000 millones de euros que acometieron nada más ganar las anteriores elecciones para después bajarlos y que esa política no haya servido para reducir la deuda o el déficit público, cuyo incumplimiento podría acarrear una multa a España por parte de Bruselas. Por su parte, la portavoz del PP ha hecho alusión a la herencia recibida.

Las propuestas económicas, a debate en Cinco Días

"Los españoles no pueden pagar la irresponsabilidad del PP"

Manuel de la Rocha (PSOE): Asegura que su partido está comprometido con la consolidación fiscal pero no a costa de "cargarse" el estado del bienestar. Así, afirma que en caso de ganar las elecciones "iríamos a Bruselas a pedir que quiten la multa porque los españoles no pueden pagar la irresponsabilidad del PP". Aboga por una "senda clara" de reducción del déficit "que acompase el ritmo a las necesidades de crecimiento de la economía española". De la Roche ha acusado al PP de mentir por prometer que seguirá bajando los impuestos porque, a su juicio, "no hay margen" para ello. Es por eso que el partido socialista aboga por elevar los ingresos con una reforma fiscal que permita transitar la mayor parte de la recaudación que actualmente recae sobre la clase media y los trabajadores hacia la riqueza y las grandes corporaciones.

El PSOE ha concretado que propone un impuesto a las transacciones financieras, expandir las bases imponibles, eliminar las deducciones y excenciones del Impuesto de Sociedades y limitar el Impuesto de Patrimonio. También establecer un mínimo para el Impuesto de Sucesiones y Donaciones "que no afecte a la clase media". Apuesta por abordar la tributación de la riqueza gravando a las grandes fortunas y las grandes rentas de capital. En este momento, De la Roche ha explicado que para el PSOE un rico puede ser "aquel al que no le hace falta trabajar para vivir". Asimismo, pretende introducir un impuesto medioambiental.

En cuanto al fraude fiscal, promete "una lucha sin cuartel" para aumentar el control del fraude y la economía sumergida. Por últimos, considera necesario acometer una revisión del gasto público para detecta el gasto superfluo y el que no es prioritario. Con todo lo anterior, De la Roche ha explicado que se podría aumentar la recaudación dos puntos sobre el PIB.


"Pusimos 9.000 millones de euros en manos de los españoles para que el consumo interno tirase de la economía"

Arenales Serrano (PP): Ha defendido que su partido "ha bajado los impuestos cuando se ha podido y pusimos 9.000 millones de euros en manos de los españoles para que el consumo interno tirase de la economía". Y esta línea quiere continuar el PP, que pretende recortar otro 2% el IRPF, bajándolo del 19% actual al 17% para las rentas más bajas y del 45% al 43% en el caso de las rentas más altas.

Quiere incidir en la bonificación de 500 euros para aquellas empresas que contraten o hagan contratos indefinidos y en los incentivos a las mujeres que tengan dos hijos o más (como los 100 euros para las familias numerosas). El PP apuesta por equiparar el tipo real al tipo efectivo y no es partidario del Impuesto de Sucesiones o Donaciones. Bajará el Impuesto de Sociedades del 30% al 25% y del 25% al 20% para las reinversiones. Todo, "teniendo en cuenta el equilibrio de las cuentas públicas", ha sentenciado Serrano.


"Cuando se pongan en orden las cuentas públicas podremos recortar el IRPF en tres puntos"

Las propuestas económicas, a debate en Cinco Días

Francisco de la Torre (Ciudadanos): Se ha mostrado en contra de la Amnistía Fiscal que llevó a cabo el PP y explica que su partido quiere "negociar la senda de déficit para hacerlo compatible con la economía española". Coincide con el PSOE en recortar los gastos superfluos y en las diputaciones para evitar duplicidades. "Es necesario verificar que cada euro de dinero público va a donde tiene que ir. A inversión y gasto social", ha subrayado. Sostiene prioritario arreglar el Impuesto de Sociedades para que "las grandes empresas paguen algo" y "luchar más y mejor contra el fraude fiscal".

Para ello, Ciudadanos quiere exigir a los defraudadores el dinero del a Amnistía Fiscal y dar más información a la Agencia Tributaria, además de modificar la declaración de bienes en el extranjero. Por otro lado, desean fomentar los pagos con tarjeta de crédito (a partir de 10 euros bajando las comisiones) como medida para reducir la economía sumergida y el fraude fiscal. Así, en su opinión, estiman que en 2018 "cuando se pongan en orden las cuentas públicas podremos recortar el IRPF en tres puntos, con un mínimo del 18,40% y un máximo del 43,5%.


Iván Ayala (Unidos Podemos): "Necesitamos un cambio" porque, según ha explicado, existe un diferencial de 8 puntos de ingresos con la eurozona. La respuesta al cómo ha sido: "ingresando más y gastando mejor". Ve prioritario la lucha contra el fraude y, para ello, Podemos cuenta con un plan de lucha que establece un estatuto para que la Agencia Tributaria sea independiente del gobierno de turno, refrendando también en el parlamento al presidente de dicho organismo que debe presentar un programa de reducción de los niveles de fraude. Desde la formación apuestan no por aumentar los impuestos "sino por que paguen los que hoy en día no están pagando".

"Las empresas del Ibex tienen que pagar impuestos como una pyme"


Destaca que los ciudadanos que cobran más de 60.000 euros en España son el 3,2% y son ellos los que tienen que aportar más en términos de IRPF. Sobre el Impuesto de Sociedades, proponen que las empresas del Ibex 35 paguen como una pyme para "racionalizar la economía". Asimismo, aboga por introducir elementos de progresividad en el IVA y ampliar la base de productos de primera necesidad, así como crear una figura tributaria que permita gravar algunos bienes de lujo. Ha hecho mención a la fiscalidad medioambiental y a gravar al sector bancario con un impuesto de solidaridad y de transacciones financieras.