Escándalo de las emisiones contaminantes

Volkswagen cierra 2015 con pérdidas de 1.582 millones por el ‘dieselgate’

Dota 16.200 millones para solventar por ahora el escándalo de las emisiones contaminantes

Arroja pérdidas operativas históricas de 4.069 millones y una pérdida neta de 1.582 millones

Reduce drásticamente el dividendo. Pagará 0,11 euros por acción, el año pasado pagó 4,8 euros

Detalle del logotipo de Volkswagen en la llanta de un coche expuesto en el Salón del Automóvil de Tokio (Japón). EFEArchivo
Detalle del logotipo de Volkswagen en la llanta de un coche expuesto en el Salón del Automóvil de Tokio (Japón). EFE/Archivo EFE

El escándalo del falseo de las emisiones contaminantes hunde las cuentas del grupo Volkswagen en 2015. La automovilística estima que responder a las reclamaciones, reparaciones y el acuerdo en EEUU para cerrar el Dieselgate le costará 16.200 millones de euros. Esto conduce a la empresa a dar unas pérdidas netas históricas, de 1.582 millones de euros frente a un beneficio neto de 10.847 millones obtenido en 2014.

En el caso de la matriz Volkswagen AG las pérdidas se elevan, según el documento hecho público por la compañía, hasta 5.515 millones frente a los 2.476 millones de beneficios que obtuvo en 2014.

A pesar de la elevadísima provisión que la empresa ha contabilizado con cargo a las cuentas de 2015,  El presidente del grupo ha asegurado en una conferencia con analistas que "no estamos hoy en condiciones de adelantar al resultado de las negociaciones que determinarán el coste final "Esos 16.200 millones cubren por ahora las reparaciones de los vehículos, las recompras de coches y los costes legales del  proceso.". Pero el grupo alemán debe hacer frente aún a las multas que previsiblemente deberá pagar para atender las demandas civiles en Estados Unidos y los procesos que se deriven de los millones de coches falseados en el mercado europeo.

La compañía incluye en los efectos extraordinarios que han impactado en sus cuentas otros 200 millones de euros, derivados de los costes por las reestructuraciones en el área de vehículos comerciales y turismos. Sin este efecto, la compañía hubiera mantenido el resultado operativo en 12.800 millones de euros, al nivel de 2014, cuando se quedó en 12.700 millones de euros. 

La compañía repartirá 0,1 euros por acción en el ejercicio, frente a los 4,80 euros distribuidos el año pasado por cada acción ordinaria. De este modo, Volkswagen no toma la drástica decisión de eliminar el dividendo por primera vez en su historia a causa de la crisis de las emisiones.

Los ingresos por ventas crecieron un 5,4% en el año, con una facturación total en el grupo de 213.300 millones de euros. 

Y da un aviso a navegantes. La empresa advierte que "dependiendo de las condiciones económicas mundiales, especialmente de la evolución que registre el mercado de América del Sur y Rusia, los tipos de cambio y la evolución que siga la crisis de las emisiones, esperamos que las ventas del grupo caigan como mucho un 5% este año con un retorno operativo sobre ventas de entre el 5% y el 6%.