Incluso se le golpea con un martillo a la pantalla
Unos vídeos muestran cómo es torturado el Samsung Galaxy S7 Edge

Unos vídeos muestran cómo es torturado el Samsung Galaxy S7 Edge

Si estás pensando en hacerte con un Samsung Galaxy S7 Edge, uno de los modelos más llamativos del mercado actual tanto por su diseño como por el hardware que integra, antes de dar este paso es posible que desees conocer si la resistencia que ofrece este nuevo dispositivo es la adecuada. Pues bien, se han publicado unos vídeos en los que puedes conocer exactamente esto.

En las grabaciones se pone en “jaque” al nuevo Samsung Galaxy S7 Edge, un modelo que está acabado en metal y que tiene en su pantalla curva en sus dos laterales uno de los elementos más atractivos (y que puede presentar ciertas dudas respecto a su resistencia). El caso es que con la información que se puede ver en las grabaciones es posible saber si el nuevo modelo se dobla con facilidad -lo que se conoce como bend test- e, incluso, cómo es capaz de aguantar los golpes de un martillo.

Primeras pruebas

En la primera grabación lo más destacable que se puede ver es cómo se intenta doblar el cuerpo del Samsung Galaxy S7 Edge, y lo cierto es que el terminal aguanta muy bien el tipo -aunque en un momento dado se descompone un poco, pero no llega a mayores-, por lo que son buenas noticias.

Pero aquí no se acaba la “tortura” para el dispositivo ya que, aparte de intentar forzarlo,también se le pone en contacto la llama de un mechero en la pantalla y se somete a la carcasa a un intento de rallarlo de forma deliberada. De nuevo, y como en el caso del “bend test”, los resultados son bastante positivos y se aprecia un buen trabajo por parte de la compañía coreana en la fabricación del Samsung Galaxy S7 Edge.

Un martillo entra en acción

En este vídeo se exige mucho más al nuevo modelo de gama alta, ya que se le golpea de forma directa con un martillo. Y, el objetivo, no es otro que la pantalla curva del Samsung Galaxy S7 Edge (que se integra en un dispositivo con un grosor de sólo 7,9 milímetros, por lo que esto se debe tener en consideración).

Pasados los primeros impactos que no son muy potentes, como era de esperar cuando se aplica una gran fuerza el panel del dispositivo acaba muy afectado, pero debido al aguante demostrado en los golpes anteriores hay que decir que el Samsung Galaxy S7 Edge queda bastante bien parado (y, obviamente, lo normal es que nadie en su casa haga lo que se ha visto en el vídeo).

El caso es que la resistencia no es un problema para el Samsung Galaxy S7 Edge, como se ha podido ver, ni en lo que se refiere a su pantalla ni a la carcasa. Por lo tanto, esta es una razón más para decantarse por él llegado el caso.

Normas