La mayoría de las carteras españolas vio el riesgo a tiempo

Consulte si su fondo de inversión tiene acciones de Abengoa

Carteras españolas con exposición a Abengoa Ampliar foto

El desplome en Bolsa de Abengoa ha provocado un maremoto entre los inversores. De ser uno de los valores estelares a inicios de año, el grupo de ingeniería ha pasado al repudio absoluto por parte de gestores y analistas. La misma situación se produjo en Pescanova, en marzo de 2013, cuando la compañía de alimentación contaba con un 100% de recomendaciones de compra.

La diferencia radica en que en Pescanova había un fraude, mientras que en Abengoa las cuentas son válidas, salvo que se demuestre lo contrario. El grupo de ingeniería nunca llegó a tener a toda la comunidad inversora de su parte, pero sí una mayoría en el arranque de 2015, con más del 70% de recomendaciones de compra. El pasado viernes, el 71,4% aconsejaba vender y el restante 28,6% mantener, según Bloomberg.

Las últimas posiciones declaradas en la compañía por parte de los fondos son mínimas

Los gestores de los fondos de inversión españoles han sabido ver los riesgos con anticipación y sus últimas posiciones declaradas en la compañía son mínimas. De acuerdo a los datos recopilados por Morningstar, solo 15 carteras tenían a cierre de septiembre alguna inversión en acciones de Abengoa.

La mayor parte de los fondos afectados (13 de los 15) tenía acciones B, las que cotizaban hasta el pasado jueves en el Ibex y contaban con un derecho de voto. Estos títulos, que suponen el 91% del total que tiene la empresa en circulación (cuenta con 858 acciones B y 83,5 millones A), se desplomaron un 67,91% la semana pasada. El martes tras el cierre del mercado se conoció que se frustraba la entrada de Gonvarri en el capital de la firma andaluza. Mientras, las acciones A se hundieron un 61,30%.

Los gestores supieron ver los riesgos del valor, y optaron por no volver a él, pese a que en la madrugada del 23 al 24 de septiembre se anunció un preacuerdo para la ampliación. En conjunto, la posición en Abengoa de estas 15 carteras era residual, de acuerdo a los registros de Morningstar, con solo 2,8 millones de títulos. Esta cantidad vale ahora menos de un millón de euros, mientras que antes de que saltaran las alarmas del pasado julio tenían un valor de más de 8 millones de euros.

Los dueños de esa pequeña participación eran a cierre de septiembre Aurum Renta Variable, Fongrum, Renta 4 Wertefinder, ING Direct Fondo Naranja Ibex 35, Acción IBEX 35 ETF Cotizado Armonizado, Santander Índice España, FonCaixa Bolsa Indice España, Fonbusa Mixto, BBVA Bolsa Índice, Foncaixa Bolsa España 150, Fondguissona Global Bolsa, Liberty Spanish Stock Market Index, Bankia Índice Ibex y Arquiuno Renta Variable. Eso sí, la participación más elevada respecto al total de la cartera es muy reducida.

La expulsión del Ibex evitará sustos futuros

Monitor informativo en la bolsa de Madrid
Monitor informativo en la bolsa de Madrid EFE

El comité de sabios que decide qué valores forman parte del Ibex 35 decidió en una reunión extraordinaria el pasado miércoles sacar a Abengoa del selectivo. Hizo uso de su potestad para excluir a un valor en caso de que se produzcan “circunstancias especiales”. Lo cierto es que así levanta la exigencia de invertir a todos los fondos de inversión que están referenciados al selectivo español y que estarían obligados a comprar sí o sí.

De hecho, entre los 15 fondos afectados hay varios en esta situación, como el ING Direct Fondo Naranja Ibex 35, el ETF Acción Ibex 35, el
Santander Índice España, el FonCaixa Bolsa Índice España, el Liberty Spanish Stock Market Index y el Bankia Índice Ibex. Abengoa, además, está presente en otros 34 índices, entre ellos el Ibex Top Dividendo (con un peso cercano al 1%), el Wilderhill de nueva energía (con un 0,16%) y en el Bloomberg Europe Middle East & Africa Clean Energy (0,08%).

Aurum Renta Variable encabeza el ranking y contaba con títulos que suponían tan solo el 1,37% de su portafolio. Fuentes conocedoras de la situación de esta cartera explican que ya se ha liquidado el resto de la posición. Los porcentajes siguientes a cierre del tercer trimestre son extremadamente reducidos. Fongrum tenía un 0,43% de sus activos invertidos y Renta 4 Wertefinder, un 0,275%.

El resto de los fondos cuentan con posiciones en el entorno del 0,1% y hay dos con menos de este porcentaje. La exposición de Caja Laboral Bolsa, por ejemplo, era de tan solo 865 acciones, según los datos de Morningstar. Además, cinco carteras redujeron su exposición respecto a junio y solo dos la incrementaron.

Más de 100 gestoras

Los datos recopilados por Bloomberg revelan que más de 100 gestoras de fondos contaban con participaciones en Abengoa. Entre las más relevantes está el fondo soberano de Noruega (Norges Bank), con 22,3 millones de títulos B, aunque, eso sí, los datos son a cierre del año pasado. Más reciente es la posición de varios fondos de Bank of New York Mellon, con 11,3 millones de acciones, declarados el pasado 25 de noviembre. A finales de octubre Vanguard contaba con 10,9 millones de títulos y Waddell & Reed, con 8,7 millones de euros, según Bloomberg. Esta última gestora estadounidense llegó a comprometerse a inyectar 65 millones de euros en la ampliación de capital de 650 millones de euros ideada para salvar a la compañía.

Otras gestoras que aparecen en la lista de Bloomberg son la estadounidense Accrued Equities Incorporated (con 3,5 millones de acciones B a finales de agosto) y la suiza Swisscanto, con 2,6 millones de títulos a finales del pasado mes de junio.

Normas
Entra en El País para participar