El sector sube un 5,2% desde que estalló el escándalo

La competencia de Volkswagen huye del contagio

Logotipo de Volkswagen en Madrid
Logotipo de Volkswagen en Madrid

El sector automovilístico europeo empieza a salir del taller en Bolsa tras haber quedado casi en estado de siniestro total. Seis semanas después de sufrir un fuerte castigo en el mercado por la crisis de Volkswagen a mediados de septiembre, cuando se supo que el gigante alemán manipulaba la medición de las emisiones contaminantes de sus modelos diesel, todas las competidoras del emblema industrial germano se recuperan de la pesadilla. El sector de automóviles y componentes del Stoxx 600 avanza un 5,27% desde el 18 de septiembre, la última sesión antes de que se descubriera el Dieselgate.

Las acciones de la francesa Renault se revalorizan un 20,7% en este periodo. La firma gala es la que más rápido y de un modo más contundente se ha recuperado del contagio a todo el sector en el Viejo Continente de este escándalo. Las alemanas Daimler y BMW (sobre la que también se publicó una información, más tarde desmentida por la empresa, que sugería irregularidades en la medición de sus emisiones) avanzan un 10,3% y un 10%, respectivamente. La italiana Fiat se recupera un 5% y la francesa Peugeot, un 4,5%.

También las empresas que fabrican componentes para automóviles sufrieron en su momento el estallido de la crisis de Volkswagen, y también ellas se han repuesto ya por completo del golpe. Por ejemplo, la alemana Continental sube un 15,63% y el fabricante francés de neumáticos Michelin, un 9,38%.

Solo dos compañías siguen penando en el parqué por el Dieselgate.La propia Volkswagen, que desciende un 30,6%, y Porsche, su accionista mayoritario con un 52,2% de su capital, que se deja un 27,2% desde que se conoció el escándalo. La primera automovilística europea, cuyo nombre en alemán significa “el coche del pueblo”, repunta un 18% desde su mínimo, anotado en octubre. Volkswagen llegó a perder 29.700 millones de euros en Bolsa. Su capitalización bursátil es, a cierre de la jornada de ayer, de 58.000 millones, es decir, 18.689 millones menos que antes de hacerse público el escándalo de las emisiones. Porsche, por su parte, desciende hasta los 13.563 millones , lo que representa una merma de más de 4.900 millones en su valor en Bolsa.

El daño a la reputación de la marca y el importe, aún indeterminado, de las multas a las que deberá hacer frente la compañía germana mantiene la presión sobre el valor el Bolsa. De hecho, en el tercer trimestre Volkswagen se anotó pérdidas por 1.673 millones. Son sus primeros números rojos en quince años.

Manuel Pinto, analista de XTB, destaca que “la previsión es que pueda llegar a perder incluso 18.000 millones en ventas en los dos próximos años”. Este experto considera que “empresas con las que compite directamente en modelos afectados van a ser las más beneficiadas a raíz de este escándalo, compañías como Renault o Peugeot”.

El Dieselgate ha empeorado la visión del mercado sobre Volkswagen, para la que solo un 26,5% de los expertos que siguen al valor aconseja comprar, frente a un 47,1% de recomendaciones de mantener y un 26,5%, de venta. También aquí se aprecia el cortafuegos que ha establecido el mercado entreVolkswagen y sus competidoras, para las que se mantiene una visión positiva, por lo general. Solo en el caso de BMW, las recomendaciones de compra están por debajo del 50%(un 32,4%). Las cotizadas con mejor opinión entre los expertos son Renault, de la que un 65,4% del consenso aconseja comprar acciones, y Daimler, con un 70,6% de recomendaciones de compra y solo un 2,9% de venta.

Victoria Torre, de Self Bank, destaca que “la evolución en Bolsa de otros fabricantes europeos pone de manifiesto que el caso Volkswagen podría incluso beneficiarles”. Esta experta añade que la debilidad del euro también beneficiará a estas compañías. Sobre China, señala que “se verán menos perjudicadas por su menor crecimiento las firmas que tengan fábricas en ese territorio”.

Por su parte, Jean-Charles Mériaux, de la gestora DNCA Investments afirma que “el escándalo Volkswagen ha sido una causa de volatilidad en un sector importante para la recuperación europea, pero de momento la confianza de los líderes empresariales parecen mantenerse”. Menos optimistas se muestran desde Julius Baer. Los expertos de la firma helvética han rebajado en un 3% sus previsiones de beneficios para el Dax alemán este año y el próximo como consecuencia del caso Volkswagen, lo que les llevó a bajar a los 11.250 puntos, frente a los 12.000 anteriores, su precio objetivo.

Normas