Tribuna

La realidad confirma el crecimiento

Los últimos datos de la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre publicada por el INE corroboran el buen estado del mercado laboral: aumenta el número de ocupados en 411.800 personas y la tasa de ocupación que se sitúa en el 46,41%, con un incremento de más de un punto respecto al trimestre anterior.

La guía del mercado laboral 2015 indica que el 63% de las empresas españolas realizará nuevas contrataciones este año, un 10% más que en 2014, según el informe elaborado por Hays que ofrece un análisis global de tendencias y salarios en España.

Es probable que nunca volvamos a vivir un mercado laboral como antes de 2007, pero, sin duda, hay optimismo en el ambiente. Un 45% de empresarios afirma que la situación en su empresa ha mejorado un poco y para un 11% ha mejorado bastante. Lo importante ahora es que las empresas tomen las riendas de la situación y decidan cómo van a afrontar el cambio, plantearse nuevos objetivos y los métodos para lograrlos. Hace falta un cambio de mentalidad que debe afectar a todos, al Gobierno, a la Unión Europea y al sector educativo… y también a los ciudadanos.

Para las empresas, la tendencia es notablemente positiva. El 56% de los encuestados opina que la situación de su empresa ha mejorado. Un 27% cree que no empeorará aunque no pueden decir que estén bien todavía y un 7% afirma haber superado la recesión por completo. Sólo un 10% de los encuestados cree que la situación económica empeorará. Otro dato positivo es la reducción de los despidos, sobre todo, en los perfiles con experiencia de entre 2 y 10 años y, en un 65% de los casos, para la categoría profesional de staff. Por otra parte, el 67% de empresarios dice no considerar los costes de despido a la hora de hacer selección. La experiencia es la cualidad más valorada a la hora de contratar, un 82%, frente a la formación, un 18%. Los cinco factores que más han valorado los empresarios a la hora de seleccionar un candidato son la polivalencia y capacidad de adaptación (51%), la proactividad y dinamismo (50%), la capacidad de trabajo (49%), los idiomas (como novedad este año con un 41%) y el conocimiento del sector (41%).

Los parados de larga duración, el desempleo juvenil y la reinserción en el mercado laboral de los perfiles de más de 45 años de edad siguen siendo las grandes preocupaciones de la sociedad española, reflejadas en las respuestas de los trabajadores encuestados, menos optimistas que los empresarios. Un 34% de aquellos opina que el mercado laboral español está igual, un 35% que ha empeorado y un 31% que ha mejorado. El pesimismo es mayor entre los desempleados. El 40% cree que el mercado ha empeorado comparado con el 31% de los profesionales con empleo. Un 55% de los empleados siente necesidad de cambiar de trabajo, si bien el 76% de los profesionales con empleo no ha cambiado de trabajo en 2014, aunque el 59% dijo que busca un cambio de empleo de forma activa, para crecimiento profesional (63%), un reto más interesante (57%) y una mejora económica (50%). Sólo el 35% de las mujeres piensa que su salario es acorde con su trabajo frente al 41% de los hombres.

El 74% de los empleados encuestados no teme perder su puesto de trabajo en los próximos meses y el 40% no recomendaría su empresa actual a un amigo o familiar. Finalmente, más de la mitad de los trabajadores expatriados (58%) piensa regresar a España en algún momento. Este porcentaje subiría en un 30% si la situación económica mejora.

La situación ha mejorado, pero queda mucho por hacer si queremos bajar las tasas de desempleo a una cifra razonable. Hay que seguir creciendo para que las empresas necesiten ampliar su plantilla y hay que crecer en mercados y sectores de futuro. También hay que seguir fomentando el emprendimiento. En paralelo hay que crear talento, facilitar la experiencia laboral y mejorar las habilidades, capacidades y actitudes de los trabajadores. Asimismo hay que abordar reformas legislativas que faciliten la creación de empleo y consoliden el mercado laboral. Puede dar la sensación de que, tras casi siete años de crisis, hemos aprendido muy poco y que estamos abocados a cometer los mismos errores. Falta acometer con decisión nuevas iniciativas para activar el empleo, unas reformas que deben incluir unos compromisos que afectan a todos: a empresas, a trabajadores, al gobierno, porque si seguimos haciendo lo mismo cambiarán poco las cosas.

Christopher Dottie es Managing Director de Hays España.

Normas
Entra en El País para participar