Windows también te permite bloquear diversas aplicaciones
Herramientas para limitar el tiempo que dedican tus hijos a los videojuegos

Herramientas para limitar el tiempo que dedican tus hijos a los videojuegos

Seguramente este verano, al igual que los anteriores, estéis sufriendo la “ira” de vuestros hijos a la hora de disfrutar de sus videojuegos. Una vez llega el verano, muchos de los niños comienzan a hacer un uso indiscriminado de sus consolas y ordenadores, tanto si juegan solos como acompañados por algunos de sus amigos. Obviamente, jugar a videojuegos no es un problema y es algo realmente entretenido para ellos pero, como todo, el abuso nunca es bueno.

Como padres, tenemos la posibilidad de limitar el tiempo que los pequeños de la casa utilizan el ordenador o la consola y, obviamente, no hablo de simplemente decirles que apaguen el dispositivo. Prácticamente todas las consolas y ordenadores cuentan con varias funciones que permiten evitar que los niños jueguen de forma excesiva, algo que conocemos como control parental, pero ¿cómo podemos activarlo?

Dependiendo del dispositivo que utilicen, los pasos serán unos u otros, aunque prácticamente todos tienen ciertos pasos en común. Imaginemos que nos encontramos con un ordenador con Windows, ya sea la versión 7, 8, 8.1 o incluso 10. El propio sistema operativo ofrece una herramienta específica para los niños gracias al Control de Cuentas de Usuario. Si nos dirigimos al Panel de Control, en el apartado de Cuentas de Usuario, podremos crear una cuenta para nuestros hijos a través de la Protección Infantil, pudiendo configurar prácticamente cualquier cosa: bloqueo de aplicaciones, límite de tiempo a la hora de utilizar algunas de ellas, evitar la instalación de programas externos, evitar el encendido del equipo mediante una cuenta “fuera” de los horarios establecidos…

No obstante, existen videojuegos y compañías que ya integran este tipo de herramientas en sus propios lanzadores. Por ejemplo, los juegos de Blizzard cuentan con su propia protección infantil y control parental que puede ser activado para que, cuando se cumple el límite máximo, no se pueda volver a jugar hasta el siguiente día.

Ahora bien, ¿qué ocurre con las videoconsolas? Pues, en realidad y aunque muchos padres no lo sepan, más de lo mismo. Aunque están disponibles en las últimas consolas de Sony y Microsoft, lo cierto es que este tipo de herramientas llevan con nosotros desde mucho antes. En el caso de PlayStation 4 y Xbox One, ambas cuentan con la posibilidad de crear una cuenta especial para los niños que nos permite limitar los contenidos a los que acceden y así, por ejemplo, evitar que inicien el juego que siempre ejecutan cuando no estamos en casa. A través de un PIN de cuatro dígitos puede desbloquearse este tipo de seguridad, aunque a priori, resulta complicado que nuestros hijos conozcan el PIN si nosotros hemos utilizado un número de seguridad difícil de conocer.

Normas