Solo el 37% de los empleados cambia su jornada laboral

La flexibilidad laboral tampoco es para el verano

La flexibilidad laboral tampoco es para el verano

Está generalmente instalado en el ideario colectivo que, durante los meses de verano, muchas empresas adoptan la llamada jornada intensiva, esto es, anticipar la hora de entrada al puesto de trabajo para, como consecuencia, salir también unas horas antes de lo habitual. Una iniciativa pensada para mitigar los efectos de las altas temperaturas veraniegas, y también para fomentar la conciliación familiar, en unos meses en que los hijos están de vacaciones.

Sin embargo, los trabajadores acogidos a esta modalidad horaria no son mayoría. Así lo afirma un estudio de la comunidad laboral Trabajando.com-Universia, tras preguntar a 2.100 usuarios sobre los cambios de horario en su empresa durante el verano. El 63% aseguró que sus jornadas laborales continúan exactamente en las mismas condiciones que durante el resto del año, mientras que el 37% restante sí reconoce haberse beneficiado de alguna medida de flexibilidad. Éstas, por regla general, suelen quedar limitadas a empresas de mayor tamaño, por su mayor capacidad para absorber estos cambios sin que perjudique a sus actividades ordinarias.

Las iniciativa más común, como se mencionaba anteriormente, es la consistente en empezar la jornada antes para finalizarla más pronto, de la que se beneficia el 50% de los trabajadores que reconoce tener horarios más flexibles. La siguiente iniciativa más popular, a la que se acoge el 29%, se basa en anticipar la salida del trabajo los viernes, mientras que el 21 % afirma acumular más horas de trabajo de lunes a jueves para, los viernes, tener una jornada reducida.

Medidas que, además de mejorar las condiciones para conciliar vida personal y laboral, al disponer el empleado de más horas para su tiempo libre, repercuten en una mejora del rendimiento que repercute en el desempeño de la propia compañía. Un estudio de IBM afirma que las empresas que adoptan este tipo de iniciativas, no solo durante el verano, ven cómo la productividad aumenta en un 20%. Todo depende de la felicidad del trabajador, que en un 80% afirma que abandonaría su puesto si no se le facilita dicha conciliación, según otro informe de IESE y Edenred.

Algo que los encuestados del estudio de Trabajando.com y Universia corroboran. El 50% de quienes se acogen a medidas de flexibilidad horaria dice rendir mejor que en su jornada habitual, al sentirse más satisfechas. El 30% cree que estas políticas no tienen ninguna repercusión en su rendimiento, mientras que apenas el 11% dice que contar con menos horas de trabajo le perjudica, ya que les falta tiempo para finalizar su labor.

Camino por hacer

Los datos revela que las compañías españolas todavía tienen recorrido para adoptar políticas de flexibilidad horaria. La consultora IDC calcula que entre el 80 y el 95% de las empresas del Reino Unido implantan medidas para facilitar el trabajo a sus empleados, mientras que en España el porcentaje queda reducido al 13%. Los sectores de industria y servicios profesionales son los que más políticas de este tipo implantadas.

El informe de IDC pone de manifiesto que, en el caso español, no es una cuestión técnica la que impide flexibilizar la jornada, sino la cultura empresarial: la mayoría de las empresas no considera que estas medidas puedan adaptarse a la actividad de la compañía.

Claves para buscar empleo ahora

La consultora Robert Walters ha elaborado seis puntos a tener en cuenta ante la búsqueda de empleo durante la época veraniega.

Autoevaluarse. Es clave hacer balance de lo aprendido en la última experiencia laboral, e identificar fortalezas y aspectos a mejorar. Esto ayudará también a saber con claridad a qué puesto se quiere aspirar y en qué tipo de empresa.

Networking. La consultora afirma que tener buenas conexiones en redes sociales de temática laboral permite aumentar la visibilidad y aprovechar oportunidades de trabajo ocultas.

Búsqueda en portales. Investigar qué webs de empleo se dedican de forma específica al sector en el que se quiere encontrar trabajo.

Elegir una consultora reconocida. No es recomendable inscribirse en más de dos o tres para evitar que el currículum llegue varias veces a la misma empresa.

Investigar. Preguntar a la consultora qué perfiles se demandan más, o cuánto duran los procesos de selección.

Leer prensa especializada del sector en el que se esté interesado para saber cuáles son las últimas novedades.

Normas