_
_
_
_
_
Su icónica botella decora bares de todo el mundo

Chivas, la marca más internacional del ‘blended’ escocés

Hace más de siglo y medio que dos hermanos apostaron por un whisky de mezcla Hoy la firma vende en 200 países

La historia del whisky arranca en Escocia en 1492. O al menos ese es el primer registro escrito sobre destilaciones de la malta de la que se tiene constancia. Su calidad (y popularidad) dio un salto cualitativo a partir de 1830, año en el que se inventa el alambique continuo, lo que permite elaborar whisky de grano. Desde entonces se mezclan los brebajes de grano y de malta. El resultado se llama blended en inglés.

Cronología

1841. James Chivas y Charles Stewart se deciden a producir su propio whisky blended. La destilería Stewart & Chivas abre en Aberdeen, Escocia. En solo dos años se convierten en proveedores de su majestad la Reina Victoria.

1851. Los socios comercializan su primer whisky blended, Royal Glen Dee.

1857. El hermano de James, John, se une al negocio, que desde entonces siempre contó a varios miembros de la familia Chivas.

1909. La destilería saca a la venta el primer Chivas Regal, su botella más popular. En un primer momento era de 25 años y se producía principalmente para el mercado norteamericano. Hoy su versión más popular es de 12 años y se comercializa en más de 200 países.

1920. Los años veinte fueron difíciles para la compañía. La Ley Seca de Estados Unidos, su mayor mercado, perjudica la venta. Al menos la legal.

1949. Seagram compra Chivas.

2001. El grupo Pernod Ricard se hace con Chivas.

2005. Las ventas de Chivas Regal alcanzan los 3,8 millones de cajas.

James Chivas y Charles Stewart decidieron montar su propia destilería en 1841, poco después de que se difundiera la tecnología para elaborar variedades blended. Los descendientes del primero, cuya familia se haría rápidamente con las riendas de la empresa, se convertirían en maestros del escocés de mezcla.

Chivas Regal está considerado hoy en día como un blended premium, al emplear las mejores variedades de whisky de grano y de malta con envejecimientos de como mínimo 12 años.

El imperio de Chivas parte de un negocio familiar. Ya lo era la propia tienda en la que montaron la destilería los jóvenes Chivas y Stewart. Situados en el puerto de Aberdeen e inaugurados en 1801, los almacenes pronto se conocieron entre los vecinos como el Harrods de las Tierras Altas.

En 1843, dos años después de que los socios se instalaran en la tienda, la Reina Victoria les convirtió en sus proveedores, lo que les dio el derecho a colocar en la puerta el escudo real, una de las mejores publicidades que se le podía dar a un negocio en aquella época. Tanto es así que el león de la Casa Real británica sigue luciendo hoy en día en todas las botellas de la compañía.

El producto más emblemático de la destilería, el blended Chivas Regal, no llegaría hasta el siglo XX. Fue en 1909 cuando se empezó a comercializar, y en un primer momento los whiskies mezclados eran de 25 años. Con el tiempo, la versión más popular del destilado sería la de 12 años.

La joya de la corona

Desde hace más de un siglo, Chivas Regal se produce en cantidades limitadas y cada botella está numerada. Se trata de una mezcla única a base de whiskies de gran personalidad, criados durante al menos un cuarto de siglo en la región de Strathspey, fuente de la denominación Speyside.

Los dos destilados empleados en la mezcla (de grano y de malta) son elaborados exclusivamente con agua de manantial. Pero el whisky de malta utiliza únicamente cebada malteada y levadura, mientras que el de grano combina esos y otros cereales, como el trigo y el maíz.

Strathisla es la destilería en activo más antigua de las High Lands escocesas (1787).
Strathisla es la destilería en activo más antigua de las High Lands escocesas (1787).

La destilación del whisky de malta se realiza por lotes, lo que implica más tiempo y recursos, mientras que la del de grano es una destilación continua en alambiques de columnas.

Todos los whiskies de mezcla de Chivas Regal han envejecido un mínimo de 12 años en barrica de roble antes de ser embotellados y puestos a la venta. Durante la maduración, cada uno d estos toneles pierde entre un 2% y 3% de su contenido al año. Esta pérdida es conocida como parte de los ángeles. Siguiendo esta norma, el Chivas Regal 12 años habrá perdido un 25% del contenido dentro de la barrica.

Ya en el siglo XIX se puso de moda emplear barricas de roble europeo, menos denso que el americano y de grano más abierto, usadas previamente en la maduración de jerez español, muy apreciado en las Islas Británicas. Es de color ámbar rojizo y aporta un sabor intenso, afrutado y con especias dulces.

Tres tipos de barricas

Ese es el tipo de barrica en el que descansa el whisky en una primera etapa. Luego será el turno de toneles de roble blanco americano, denso, duro y de crecimiento lento. En las barricas usadas en esta segunda fase habrá madurado previamente bourbon en Estado Unidos. También habrán sido quemadas por dentro, aportando así un toque ahumado. El resultado es la asimilación de un color dorado, lo que resulta en sabores a vainilla, roble floral dulce y perfumado.

Esta manera de entender el whisky ha conquistado el mundo. Chivas Regal se consume en 200 países. Todo un estandarte del blended premium escocés.

Una botella fiel a su esencia

Desde Chivas tienen a gala contar que se dieron cuenta por accidente de hasta qué punto sus productos se habían convertido en un icono. En 1961, la compañía decide modernizar la botella de Chivas Regal de 12 años, cambiando el tradicional cristal verde por uno blanco clarito.

Al año siguiente llegó otro cambio: sustituyeron el tapón de corcho por uno de rosca, más fácil de abrir y cerrar. Los creativos que trabajaban para la empresa, al mando de Doyle Dane Bernbach, lanzaron una recordada campaña presidida por un enorme What idiot changed the Chivas Regal bottle again? (¿Qué idiota cambió otra vez la botella de Chivas Regal?). En dichas publicidades, que ilustraron revistas y periódicos, se explicaba la decisión de volver a modificar el aspecto de la botella.

Esta publicidad tuvo tanto éxito que marcó el estilo a seguir durante las siguientes tres décadas. En 1991, con la compañía presente ya en todo el mundo, se lanza la primera campaña global de Chivas Regal 12 años. Siempre habrá un Chivas Regal, decía (There will always be a Chivas Regal, en original).

La versión de 18 años llega al mercado en 1997, firmada por el master blender Colin Scott, quien sigue siendo hoy en día el máximo responsable de la calidad del producto. Un maestro mezclador basa su trabajo y su talento en tres capacidades clave: experiencia y memoria, para conocer la amplísima gama de caracteres y aromas; la nariz, sentido que se revisa cada año para comprobar su perfecto estado; y paladar. Se trata de una profesión dura, pero muy bien remunerada.

Archivado En

_
_