El paro registrado baja en 118.000 personas

Uno de cada dos nuevos empleos se generan en hostelería y comercio

El empleo crece a un ritmo mensual del 1%, y se superan los 17 millones de afiliados

La hostelería crea 70.000 empleos en un mes

Mercado laboral en abril de 2015

El efecto de la Semana Santa en el empleo era de esperar, pero quizás no con tanta intensidad como se ha dejado notar. El mercado laboral cerró el mes de abril con 118.000 parados registrados menos y 175.000 afiliados más en la Seguridad Social. Ambas cifras vienen a continuación de uno de los mejores meses de marzo para el empleo en España, que no obstante no se pudo reflejar en la EPA del primer trimestre, cerrada en los últimos días del mes y que dio cuenta de destrucción de empleo en España.

Así, el ritmo de crecimiento del empleo en un solo mes es desconocido: un 1% en abril respecto a marzo. Y, en términos anuales, se contabilizaron 578.243 cotizantes más que en abril de 2013, lo que impulsa el avance de la ocupación al 3,52%, la mayor tasa de crecimiento desde 2006. Ese año fue el mejor para el empleo de la anterior etapa de bonanza económica, cuando la Seguridad Social crecía a un trimo del 5,5%

En términos desestacionalizados, la ocupación aumenta menos, unas 87.000 personas, si bien acumula ya 21 meses de ascensos. Y, con cualquiera de las mediciones, en abril se volvieron a superar los 17 millones de afiliados, volviendo así al nivel de empleo de la primera mitad de 2012.

De los 175.000 nuevos afiiliados en el mes, 70.000 son en el sector de la hostelería, vinculado a la Semana Santa. Si a esta actividad se le suma el empleo del comercio (13.832) y las actividades de ocio y recreativas (3.284), se observa que uno de cada dos nuevos empleos se genera en áreas relacionados con el turismo y el entretenimiento.

Mercado laboral: afiliados al régimen general de la seguridad social en abril de 2015

De hecho solo la hostelería genera más de la mitad del nuevo empleo en el régimen general de asalariados, en el que también tiran el comercio y las actividades administrativas. Además, el régimen agrario genera 16.000 nuevos afiliados (crecimiento del 2,2%) y los autónomos, otros 20.000, de los que la mitad se reparten entre hostelería y comercio. Otras actividades que crecen con fuerza son las ligadas al sector inmobiliario, la industria y el transporte.

Explosión de empleo en Baleares

La pujanza del turismo se nota, también, en la distribución regional del empleo: hay 35.000 nuevos afiliados en Baleares (el empleo a un fuerte ritmo del 9%), 32.000 en Cataluña y 37.000 en Andalucía. En esta comunidad se deja notar el tirón turístico en Málaga y la temporada de la fresa en Huelva (16.000 afiliados más). En Madrid el empleo aumenta en 12.000 personas, pero es, tras Aragón y País Vasco, la comunidad donde menos crece en términos relativos.

Con todo, el registro de parados también adelgazó por el efecto de la Semana Santa. En abril se contabilizaron 351.857 desempleados menos que hace un año, el mayor descenso interanual de toda la serie histórica. Y lo mismo ocurrió con las cifras corregidas de efecto de calendario (50.160 parados menos solo en abril), marcando también así el mejor dato registrado en ese mes.

En cuanto a la calidad en el empleo, ésta ha estado también muy marcada por la campaña de Semana Santa. Así, la contratación en general ha aumentado un 11,1% en términos interanuales, impulsada por los contratos temporales, que se han disparado el 27,9% sobre el año anterior.

Los indefinidos han aumentado apenas el 0,86% sobre el año anterior, y se han firmado 123.459, 20.000 menos que en marzo. Desde el Ministerio de Empleo, justifican este freno de las contrataciones indefinidas porque en abril cambió el tipo de tarifa plana que se aplica a estos contratos y aún no se han contabilizado todos los realizados con la nueva tarifa.

Las ayudas siguen cayendo

Por su parte, la cobertura del sistema de protección por desempleo (porcentaje de parados que recibe prestación) fue del 55,35% en marzo (estos datos se publican con un mes de retraso), lo que supone casi cuatro puntos menos que un año antes. Así, más de 4 de cada 10 parados que ha generado derecho a prestación no cobra ningún tipo de ayuda por desempleo. De los 4.451.939 parados que había en marzo, 2.318.581 se ayudas: 1.047.515 personas subsidio por desempleo 853.190 personas la prestación contributiva y 263.594 personas la Renta Activa de Inserción.

Igualmente, el acceso a la prestación contributiva de trabajadores con salarios (y cotizaciones) cada vez más bajas ha hecho descender la cuantía media de cobro de la prestación contributiva desde los 855 euros mensuales de 2013, a 817 euros en 2014 y 804 en marzo pasado.

Normas