Jordania, tierra de historias milenarias

Escenarios bíblicos

Por sus caminos transitaron profetas y grandes hombres del Antiguo y Nuevo Testamento

Desierto de Wadi Rum Ver fotogalería
Formaciones rocosas del desierto de Wadi Rum.

Tierra Santa abarca mucho más de lo que habitualmente se cree. En la antigüedad no existían fronteras como las conocemos hoy y muchos de los territorios a los que hacen referencia las Sagradas Escrituras se encuentran a ambos lados del río Jordán, frontera natural entre los Estados de Israel y Jordania.

En Jordania se desarrollaron buena parte de los acontecimientos narrados en la Biblia. Es el lugar donde fue bautizado Jesucristo, por sus caminos transitaron profetas y hombres de cuyas vicisitudes habla el Libro Sagrado; el éxodo de Moisés, los milagros de Elías y su heredero Eliseo, Sodoma y Gomorra... son escenarios de las milenarias tierras jordanas. Este país, de increíble belleza, es un tesoro que los viajeros, creyentes o no, disfrutarán siguiendo las huellas de los protagonistas del Antiguo y el Nuevo Testamento. En la geografía jordana se localizan más de cien lugares mencionados en la Biblia. Los arqueólogos consideran que, a pesar de los descubrimientos que se han llevado a cabo, Jordania espera todavía a ser explorada.

Jordania quiere potenciar el turismo religioso. Para ello está diseñando una ruta, The Jordan Trail, que recorrerá los puntos bíblicos del país y que pretende emular, en cierta forma, el Camino de Santiago. Expertos de la Ruta Jacobea han participado en el asesoramiento y creación de esta ruta bíblica que recorrerá los lugares en los que se desarrollaron numerosos hechos recogidos en la Biblia.

El río sagrado
El río Jordán tiene una gran importancia en las narraciones bíblicas y es nombrado en numerosas ocasiones tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. De su relevancia da testimonio el hecho de que Israel iniciara su vida como pueblo tras ser atravesado por Josué con los israelitas. Sin embargo, su magnitud crece al ser el lugar donde fue bautizado Jesús por Juan Bautista. También se asocia con el relato bíblico de la ascensión al cielo del profeta Elías sobre un carro de fuego. Betania de Transjordania, donde se sitúan estos hechos, aparece en textos bíblicos, medievales y bizantinos.

El sitio se ha ubicado en la orilla este del río Jordán y es sistemáticamente estudiado, excavado, restaurado y preparado para recibir a peregrinos y visitantes. Betania formaba parte de la antigua ruta de peregrinación cristiana entre Jerusalén, el río Jordán y el monte Nebo. Aquí aconteció la curación de un ciego. Una iglesia y diversas excavaciones con canales de agua y piscinas de bautismo marcan el lugar. Betania está a media hora en coche de la capital de Jordania, Amán.

Desde el monte Nebo Moisés divisó la Tierra Prometida, que no pisó

La iglesia más antigua
En el puerto de Áqaba, la única salida de Jordania al mar Rojo, se han descubierto restos de lo que se cree es la iglesia más antigua del mundo encontrada hasta el momento. Sus cimientos datan de finales del siglo III o principios del IV d. C. La orientación este de esta basílica, con una nave central flanqueada por dos laterales y algunos detalles como fragmentos de lámparas de aceite de vidrio, indican que fue construida específicamente como iglesia.

Monte Nebo
Monte Nebo

Además de la descubierta en Áqaba, Jordania tiene varias edificaciones religiosas muy antiguas. En la actual Umm Qays, la Decápolis de Gadara (una de las diez ciudades situadas en los confines orientales del Imperio Romano, en las actuales Jordania, Siria e Israel), con sus espectaculares vistas panorámicas sobre el mar de Galilea, donde Jesús realizó el milagro del endemoniado de Gadara, también ha sido descubierta hace poco una basílica única de cinco naves del siglo IV. Desde su emplazamiento, especialmente significativo, se pueden contemplar los Altos del Golán de Siria, el monte Hermón, el lago Tiberíades y las planicies del norte de Palestina.

Asimismo, en Umm Ar-Rasas, citada en el Viejo y Nuevo Testamento, se han excavado y restaurado varias estructuras. En las afueras de la ciudad se encuentra la iglesia de San Esteban, desenterrada recientemente, con un extraordinario suelo de mosaico muy bien conservado. A dos kilómetros de aquí se halla la torre antigua más alta de Jordania, que se cree fue utilizada como lugar de retiro por los primeros monjes cristianos.

Sodoma y Gomorra
El mar Muerto, que recibe las aguas del río Jordán y se sitúa a más de 400 kilómetros por debajo del nivel del mar, el punto más bajo de la tierra, se extendía originalmente por los 360 kilómetros que van desde Áqaba, en el sur, hasta el río Tiberíades, en el norte. Se piensa que en esta zona hubo cinco ciudades bíblicas, entre ellas Sodoma y Gomorra. Aunque no está confirmado, se cree que el emplazamiento de esta pudo estar en las antiguas ciudades amuralladas de Bab ed-Dhra’ y Numeira, al sureste de la llanura central del mar Muerto. Aquí fue donde la mujer de Lot se convirtió en estatua de sal tras desobedecer a Dios: una formación rocosa frente al mar se identifica con ella.

Madaba, Iglesia de San Jorge en Jordania.
Madaba, Iglesia de San Jorge, en Jordania.

El lugar más venerado
Desde el monte Nebo, con espléndidas vistas al mar Muerto, el valle del río Jordán, Jericó y las colinas de Jerusalén, Moisés divisó la Tierra Prometida de Canaán, a la que nunca llegaría. Es el lugar santo más venerado del país. Se dice que murió aquí, aunque se desconoce la ubicación de su tumba. El monte Nebo se convirtió en un lugar de peregrinación para los primeros cristianos de Jerusalén y se construyó una pequeña iglesia en el siglo IV para conmemorar la muerte de Moisés, que se amplió en los siglos V y VI. La basílica actual acoge una impresionante colección de mosaicos bizantinos.

La serpiente enroscada en la cruz, que se erige fuera del santuario, simboliza la que acarreó Moisés por el desierto y también la cruz en la que Jesús fue crucificado.

La ciudad de los mosaicos

Jerash, Jordania.
Jerash rivaliza con Petra en la lista de los más visitado en Jordania.

En Madaba se encuentra el mapa mosaico de Jerusalén y Tierra Santa del siglo VI que cubre el suelo de la iglesia ortodoxa griega de San Jorge, al noroeste de la ciudad, considerado como el mapa religioso de Tierra Santa más antiguo.

Entre los siglos IV y VII, en este próspero centro eclesiástico se produjo una de las colecciones más importantes de mosaicos bizantinos del mundo, de los que se conservan bastantes muestras. Algunos se pueden ver en sus emplazamientos originales, en las iglesias, otros se encuentran en el Parque Arqueológico de la ciudad.

Madaba y sus alrededores se mencionan repetidamente en el Antiguo Testamento, en historias relacionadas con Moisés y el Éxodo, la guerra de David contra los moabitas, el oráculo de Isaías contra Moab o la rebelión del rey Mesha de Moab contra Israel.

Esplendor romano
Jerash rivaliza con Petra en la lista de los destinos más visitados de Jordania. Oculta bajo la arena hasta hace 70 años, es una de las ciudades romanas mejor conservadas del mundo y un valioso ejemplo del urbanismo de las provincias del imperio: calles pavimentadas y flanqueadas por columnas, templos en las cumbres de las montañas, impresionantes teatros, plazas públicas espaciosas, baños, fuentes y murallas salpicadas de torres y puertas... Se percibe, además, una sutil combinación de Oriente y Occidente, ya que ambas culturas se mezclaron y convivieron durante varios siglos, como queda patente en su arquitectura.

Desde el año 350 hubo en la ciudad una importante comunidad cristiana y entre los años 400 y 600 se construyeron más de 13 iglesias, muchas de ellas con espléndidos suelos de mosaico. La catedral es del siglo IV.

Parada de los reyes magos
Petra se menciona en la Biblia bajo varios nombres (Sela, Jocteel...). Durante el Éxodo, Moisés y los israelíes atravesaron el área de Petra en Edom. La tradición local afirma que el manantial de Wadi Musa (el valle de Moisés), a las afueras de Petra, es el lugar donde Moisés golpeó una roca de la que salió abundante agua. Aarón, el hermano de Moisés, murió en Jordania y fue enterrado en Petra, en el monte Hor, llamado Jabal Harun en árabe (monte de Aarón). Primero se construyó una iglesia bizantina y, posteriormente, una tumba/santuario en la cima de la montaña, que en la actualidad atrae a peregrinos de todo el mundo. Se asegura que en Petra hicieron la última escala los Reyes Magos en su camino hacia Belén.

Anjara y maqueronte
Anjara se menciona en la Biblia como el lugar por donde Jesús, su madre y sus discípulos pasaron en su viaje de Galilea a Betania. La cueva donde descansaron, que por mucho tiempo se ha considerado un lugar santo para los peregrinos, ha sido ahora reconocida como sitio sagrado y de oración. Cerca se encuentra el castillo de Maqueronte, que se identifica como el palacio de Herodes, gobernador romano de la región durante la época de Jesucristo. Se dice que en este palacio Herodes apresó a Juan Bautista y lo decapitó tras la famosa danza de Salomé.

En Pella también existen vestigios cristianos. La religión era un aspecto básico de la vida cotidiana de esta ciudad y, actualmente, se pueden visitar los restos de tres iglesias. Este es un lugar muy apreciado por los arqueólogos, ya que en él se han descubierto restos de un asentamiento calcolítico del 4.000 a. C. También hay que visitar las iglesias y casas bizantinas, un barrio residencial islámico y una pequeña mezquita medieval.

Normas