Guías prácticas para entender de pensiones

Cosas que debe saber para ahorrar mucho y bien

Ofensiva didáctica para que mejoremos nuestra cultura financiera de cara a la jubilación

Cosas que debe saber para ahorrar mucho y bien

Que de jubilados vamos a tener peor nivel de vida del que disfrutan actualmente nuestros pensionistas es una idea que va calando cada vez más en los españoles, sobre todo en los que piensan solo en contar con la pensión pública en el futuro. Una renta que, según el cariz que están tomando las actuales reformas en marcha, será bastante más escuálida que ahora, cuando su cuantía se acerca al 74% del último sueldo cobrado.

Una tasa de sustitución, así se llama el concepto, que en España es tradicionalmente mucho más alta que en otros países de nuestro entorno acostumbrados a pensar desde la juventud en complementar la pensión pública con ahorro individual y, por tanto, a manejar conceptos de inversión con los que los españoles no están familiarizados.

¿Cuántos años tengo que trabajar para tener derecho a una pensión pública? ¿Todo el mundo tiene derecho a ella? ¿Cuánto puedo aspirar a cobrar? Preguntas que no todo el mundo es capaz de contestar. De hecho, según el primer sondeo realizado por el Instituto BBVA de Pensiones, cuatro de cada diez españoles admite que está poco o nada informado, mientras que un 43% de los encuestados afirma que le gustaría tener más información.

Pero los hay que creen tener conocimientos suficientes. Eso es lo que afirmaron en el último estudio del Instituto Aviva el 65% de los españoles, que se considera capaz de entender los productos de ahorro; sin embargo, en la práctica, desconoce conceptos financieros básicos. ¿Sabe lo que es el factor de sostenibilidad? El 34,7% de los españoles nunca ha oído hablar de él, pese a que a este sea el responsable directo de que nuestro sistema de revalorización automático de las pensiones públicas se esté remodelando.

Cuatro de cada diez españoles admite que está poco o nada informado

El 23,3% de los españoles desconoce si la esperanza de vida afecta a la cuantía de las pensiones públicas; de hecho, el 8,5% cree que no afecta. Por su parte, tres de cada diez ignora el periodo de cotización mínimo necesario para percibir una pensión de jubilación pública.

Si nuestra cultura financiera en conceptos básicos tiene aún mucho que mejorar, más aún en lo relativo al ahorro privado. Aquel que mencionábamos al comienzo del reportaje que es tan común en otros países. Desde Abante hacen hincapié en que el ahorrador debería entender desde el principio que es posible apoyarse en los mercados para tener que hacer menos esfuerzo de ahorro durante la vida laboral y que “el verdadero riesgo a la hora de invertir el dinero no son los vaivenes de la Bolsa, sino el llegar a la jubilación sin un capital suficiente o sin haber conseguido superar a la inflación”, asegura Belén Alarcón, socia de la firma y directora de asesoramiento patrimonial.

De hecho, en Abante consideran que prueba de los pocos conocimientos que atesora el ahorrador en nuestro país es cómo están distribuidos los activos. “Dado que el ahorro para la jubilación es una planificación a largo plazo, lo aconsejable sería buscar un tipo de rentabilidad que hoy por hoy solo ofrece la renta variable. En cambio, la mayoría de los planes de pensiones contratados en España, hasta el momento, son los de renta fija”.

Educación financiera

¿Sabe usted qué es exactamente un plan de pensiones? ¿Y cuándo se puede cobrar? ¿Me beneficia fiscalmente contratarlo? ¿Puedo cambiarme alegremente de un plan a otro? ¿Es arriesgado invertir en ellos? A todos estos conceptos, y muchos más, tratan de dar respuesta las numerosas herramientas formativas, o al menos informativas, que últimamente están lanzando las propias entidades con el objetivo común de mejorar nuestra educación financiera de cara a la jubilación. Y es que, coincidiendo con las rebajas en las prestaciones públicas, el sector busca atraer a los jubilados del futuro enseñándoles cómo pueden mantener su bienestar económico cuando usen garrota.

Iniciativas como el Observatorio de Pensiones Caser, creado en 2008 con el objetivo de convertirse en “un centro de investigación y análisis de referencia, profesional y riguroso, en materia de previsión social”, y que realiza encuestas nacionales y autonómicas todos los años, han sido seguidas por otras entidades.

Las entidades editan guías y ofrecen simuladores en sus webs

Así, por ejemplo, hace un año BBVA, consciente del desconocimiento que existe entre la población española sobre los problemas que afectan a las pensiones de jubilación en nuestro país, apostó por Mi Jubilación, un proyecto que, según el banco, se ha concebido para durar en el largo plazo y que incluye diversas líneas de actuación: desde la elaboración de estudios y contenidos divulgativos sobre el sistema de pensiones por parte de expertos independientes, hasta la realización de encuestas periódicas a la población o difusión de material didáctico y formativo sobre la Seguridad Social.

Lo último, una aplicación móvil para que clientes y no clientes de la entidad puedan conocer su fecha de jubilación esperada, así como la pensión pública a la que tendrán acceso a partir de ese momento, y un simulador de aportaciones que calcula cuál será esa pensión si a la prestación esperada de la Seguridad Social sumamos algo de ahorro privado.

En VidaCaixa también lanzan estos días un nuevo simulador que ayudará al cliente a proyectar su jubilación, a partir del cálculo de la pensión estimada a percibir y su renta actual, y que proporcionará toda la información necesaria para que pueda tomar decisiones de ahorro pensando en el futuro. Una herramienta que se suma a otras iniciativas como su blog corporativo, en el que comparten información de interés sobre temas de jubilación de una manera didáctica y que difunden a través de sus redes sociales, además de una guía.

También la editada recientemente por la Fundación Mapfre trata de responder a preguntas como: ¿cuándo me puedo jubilar? ¿Se revalorizará mi pensión en el futuro? ¿Por qué necesito ahorrar si ya contribuyo a una pensión? ¿Qué debo tener en cuenta para elegir el mejor producto? El objetivo de la Guía para tu jubilación es, según la entidad aseguradora, proporcionar información clara sobre las pensiones, las reformas que afectan a la sociedad y las principales soluciones que ofrece la previsión social complementaria de cara a un futuro, especialmente en un momento el que la pensión pública podría reducirse sensiblemente en los próximos años.

En esta línea, la guía destaca que en España, para poder jubilarse, es necesario haber cotizado al menos durante 15 años; que desde hace poco más de un año es fundamental haber cumplido los 67 años, o los 65 cuando se acrediten 38 años y 6 meses de cotización; que para cobrar la pensión cuando el cese laboral es involuntario es necesario tener como máximo cuatro años menos de la edad de jubilación, y que desde 2014 las pensiones no se revalorizan según el IPC.

Una de las guías más actualizadas es la recientemente elaborada por el Instituto Aviva de Ahorro y Pensiones, en colaboración con Analistas Financieros Internacionales (AFI): 'Tu jubilación paso a paso. Entiende. Decide. Planifica'. Dirigida al público en general, está disponible de forma gratuita en su web y recoge de forma práctica y didáctica los conceptos básicos relacionados con la planificación financiera, así como una explicación detallada sobre el funcionamiento del sistema público de pensiones, incluyendo las modificaciones de las últimas reformas.

Además, repasa los hitos a lo largo de la vida laboral que pueden influir en la futura pensión de jubilación, desde las condiciones laborales a otras circunstancias vitales, como la formación de un hogar, compra de vivienda, formar una familia o quedarse huérfano o viudo. Muy útil también su glosario de términos. Se trata de la última iniciativa de una entidad que ya hace años creó el Instituto de Ahorro y Pensiones, que cuenta con un foro de expertos en la materia y publica periódicamente informes. Asimismo, su web dispone de mucha información, simuladores de pensión o casos prácticos.

En Allianz, por su parte, han presentado un Asesor de Jubilación, una herramienta que permite hacer simulaciones sobre las necesidades de ahorro del cliente en distintos escenarios. Así, por ejemplo, aconseja al cliente sobre el volumen de ingresos mensuales que es necesario destinar a la jubilación, proponiendo una estrategia de ahorro ad hoc con el objetivo de mantener su nivel de vida cuando llegue la hora del retiro.