Así gestionan en Estados Unidos a la ‘generación X’

Si diriges un pequeño negocio, es importante que estés al día sobre cambios en la política empresarial, procedimientos e incluso compensaciones que podrían ayudarte a retener y mantener contentos a tus empleados. Este artículo te ayudará a conocer mejor a los trabajadores de la llamada Generación X.

Empleados Generación X

Estas son algunas claves para conocer mejor a los trabajadores de la Generación X:

¿Quiénes son los trabajadores de la Generación X?

La Generación X la forman todos aquellos empleados nacidos entre 1965 y 1980, y que suman un total de unos 45 millones de personas en EE.UU. En términos empresariales, estos trabajadores serán los responsables de dirigir al personal de tu empresa cuando los ‘Baby Boomers’ (nacidos entre 1942 y 1964) se hayan retirado.

Cómo mantener satisfechos a los empleados de la Generación X

Hay que tener en cuenta que son muy diferentes de los Baby Boomers o incluso de los Millennials. Prefieren los aumentos de sueldo en lugar de otro tipo de incentivos, como participaciones en la empresa o la posibilidad de ser ascendidos en el futuro.

Estos empleados también se caracterizan por el gran valor que le dan a su independencia y no les gusta mezclar vida laboral y personal. Necesitan contar con suficiente tiempo libre para estar con sus seres queridos y disfrutar de otras actividades e intereses al margen del trabajo, que para ellos son como una recompensa.

Estos son algunos aspectos importantes a la hora de satisfacer a un empleado de esta generación:

  • Ofrecerles variedad: los empleados de la Generación X se aburren rápidamente, por lo que una forma de evitar esto sería proporcionarles horarios flexibles, estructuras menos corporativas, e incluso la oportunidad de colaborar con el personal de gestión de la empresa.
  • Trabajo colaborativo: El trabajador de la Generación X se siente mejor en un ambiente de colaboración y su progreso es mayor dentro de un grupo. Son sociables y entablan relaciones de forma natural, y son partidarios de tener voz y voto en las nuevas políticas y procedimientos empresariales antes de que sean implementadas.
  • Comunicación: Estos empleados se sienten contentos en un ambiente de transparencia, que es un factor clave para ellos. Si detectan que se les está dejando de lado en las decisiones de la empresa y no se les mantiene informados, es más probable que opten por cambiar de empleo.

Este artículo es una adaptación del texto original publicado por Margaret Jacoby en BUSINESS 2 COMMUNITY