Buena opción para perfiles arriesgados y conservadores

Todos los caminos llevan a los fondos de inversión

Un operador bursátil, en la Bolsa de Wall Street.
Un operador bursátil, en la Bolsa de Wall Street. Efe

Los fondos de inversión se han convertido en el punto de confluencia de los inversores más conservadores y los más arriesgados. Los bajos tipos de interés que ofrecen bonos y depósitos han hecho que cada vez sea menos atractivo tener el dinero en renta fija, lo que obliga a buscar alternativas en fondos de bajo riesgo. Al mismo tiempo, los analistas vaticinan una evolución positiva en los principales mercados bursátiles –al calor de la tibia recuperación económica–, lo que da alas a los perfiles más atrevidos para invertir en fondos de renta variable.

Los planes de pensiones están de vuelta

M. M. M.

La reforma fiscal que ahora se debate en el Congreso va a tener un signficativo impacto en la campaña de fin de año de planes de pensiones. El anteproyecto de ley contempla que se reduzca el límite máximo de deducción en la base imponible del IRPF para este tipo de productos a partir de 2015. Pasará, de los actuales 12.500 euros (en mayores de 55 años) y 10.000 euros (para el resto), a 8.000 euros con carácter general. Esta limitación de las ventajas fiscales a partir del próximo ejercicio puede provocar que muchos partícipes opten por anticipar aportaciones este año.

“Esperamos que el efecto anticipación, junto con la mejora del entorno económico nos permitan tener una campaña más prolífica que la de años anteriores”, explica José Ángel Barriga, gerente de Ibercaja Pensión, la sexta gestora española por patrimonio bajo gestión.
Otra de las grandes novedades que afectará a los planes de pensiones y que también puede tener un impacto positivo es la incorporación de la posibilidad de rescatarlos a partir de los 10 años. “A medio plazo, debería servir para incrementar la contratación del producto, no obstante es necesario que se consolide la recuperación económica como factor determinante para los próximos años”, apunta Barriga.

Respecto a la tipología de planes que más se va a comercializar en los próximos meses, este especialista recuerda que hoy por hoy el bono español a cinco años está pagando una rentabilidad de tan solo un 1%: “para aumentar las expectativas de rentabilidad es imprescindible derivar el ahorro a otros productos como los planes mixtos de renta fija y los de gestión dinámica, que son una interesante alternativa, en los que el gestor siguiendo estrategias de riesgo acotadas mejora el rendimiento ofrecido por la renta fija”.
Entre los planes de pensiones de renta variable mixta que mejor comportamiento tuvieron en 2013, destaca Bestinver Ahorro, que logró una revalorización del 24,3%; Bankinter Variable Europa, con un 24,12% y Duero Inversión, con un 21,83%.

Para aquellos ahorradores que apuesten por un perfil algo más conservador, el plan de pensiones Agrar. Duero Ca-León rentó un 27,51%, Unnim Tranquilitat 20 logró un avance del 14,17% y BS Plan Rendimiento Fijo 24 un 13,45%.

Aunque dentro de esta tipología de productos se pueden encontrar algunos con un fuerte componente en Bolsa, lo cierto es que el de planes de pensiones presenta un perfil conservador. “En la campaña de fin de año lo normal es que la demanda se dirija hacia productos mixtos de renta fija y de gestión dinámica, ya que permiten optar a un rendimiento superior al esperado en la renta fija”, explica Barrigas. “También es de prever un crecimiento significativo de los planes de renta variable, dado que ofrecen un interesante atractivo para un perfil de cliente menos conservador, a largo plazo”.

Desde la gestora de Ibercaja proponen dos productos atractivos: el PIP Renta Internacional (de renta fija mixta) que ha logrado un 5,96% TAE en lo que va de año, o el PIP Crecimiento Dinámico (gestión dinámica) con 2,59% TAE .
“Para aumentar las expectativas de rentabilidad es imprescindible derivar el ahorro a otros productos como los planes mixtos de renta fija y los de gestión dinámica, que son una interesante alternativa, en los que el gestor siguiendo estrategias de riesgo acotadas mejora el rendimiento ofrecido por la renta fija”, reflexiona Barriga.

Está por ver si el buen momento de mercado, las menores deducciones de 2015 y la mayor liquidez consiguen hacer que los planes levanten cabeza tras varios años de declive.

“Los fondos de inversión se han convertido en el destino de los vencimientos de depósitos, siendo el vehículo idóneo para rentabilizar tanto la parte conservadora como la más arriesgada de las carteras”, explican desde el equipo de análisis de la gestora de Ahorro Corporación (AC Gestión). “Esta situación se ha acentuado con las reducidas rentabilidades de la deuda pública. Mientras las condiciones de mercado no varíen, y las rentabilidades de los vehículos alternativos sigan siendo nimias, los fondos de inversión continuarán recibiendo suscripciones”.

Desde 2013, este tipo de productos ha recibido más de 50.000 millones de euros de suscripciones netas, según cálculos de Inverco, la patronal del sector. Algunos de los mejores especialistas de este mercado han seleccionado los fondos de inversión por los que apostar para los últimos meses de 2014, así como las mejores estrategias de inversión.

Muy conservador

Las políticas de tipos de interés cercanos a cero han desplomado las rentabilidades en renta fija a corto. Por eso, quienes prioricen al máximo la preservación de su patrimonio, tendrán que cambiar el chip y buscar alternativas a los fondos monetarios o los fondepósitos, el refugio conservador tradicional.

"El concepto de inversor conservador es un tema a renovar en nuestra forma de entender la inversión y el ahorro”, explica Ana Rivero, directora de producto y marketing intelligence de Santander Asset Management. “En un mundo de tipos prácticamente cero, que se va a prolongar aún durante bastante tiempo, el activo sin riesgo tradicional no puede ofrecer rentabilidades satisfactorias a un número muy elevado de inversores. Por ello, se hace necesario subir un peldaño en la escalera del riesgo y entender la inversión de forma más diversificada, alargando plazos y ampliando conceptos”.

Desde Abante Asesores, proponen para este perfil de clientes el fondo Carmignac Securité, que invierte en emisiones corporativas de empresas europeas y también tiene una parte de la cartera en deuda pública. Su trayectoria es muy consistente: ha logrado una rentabilidad anualizada del 3,48% en los últimos 10 años. En lo que va de ejercicio ya suma un 2,6% de revalorización. César Ozaeta, gestor de Abante, apuesta también por BNY Mellon Absolute Return Bond Fund “porque tiene enfoque flexible y combina diferentes estrategias: divisas, duración etc.”. El fondo logró un 2,4% en 2013 y este año suma un 1,2%.

Conservador medio

Ante el estancamiento de los bonos gubernamentales, el inversor que quiera meter una marcha más debe buscar alternativas. “Creemos que el retorno absoluto puede ofrecer oportunidades, así como las estrategias de renta fija flexible que permiten más libertad al gestor para encontrar oportunidades en renta fija allá donde las haya en todo momento”, explica Sophie del Campo, directora general de Natixis AM en España.

Uno de los productos seleccionado por esta gestora para este perfil de inversores es el Loomis Sayles Multisector Income, un fondo que mezcla renta fija tradicional, bonos convertibles y renta variable. “Es clave incluir en la cartera estrategias de renta fija global y flexible que puedan diversificar tanto a nivel geográfico como a nivel de calidad crediticia o clase de activos”, apunta Del Campo. El desempeño del fondo es notable: ha logrado una rentabilidad anualizada del 10,94%, en los últimos tres años.

Los inversores que tengan en su cartera una exposición a deuda española y de otros países periféricos deben tener en cuenta que el rally que han vivido durante los últimos meses está casi agotado. “Es evidente que existe un riesgo de que repunten las rentabilidades de la deuda periférica a la luz de su espectacular evolución de los últimos años. Sin embargo, no creemos que esa corrección sea relevante en la medida en que los datos de crecimiento e inflación son muy moderados, justificando bajos niveles de tipos de interés y contando, además, con el apoyo del BCE tras su anuncio de un programa de compra de activos”, explica Ana Rivero, de la gestora de Santander Asset Management.

Perfil moderado

Aquellos inversores que son capaces de tolerar movimientos adversos del mercado, es decir, que aceptan que sus apuestas sufran pérdidas transitorias, pueden empezar a adentrarse en los fondos que invierten en Bolsa. “Se suele recomendar una posición inicial basada en un equilibrio entre activos de renta variable e inversiones más defensivas”, comenta Toni Cantó, responsable de gestión de activos de Renta 4 Banco. Así, el inversor de perfil moderado podría optar por una combinación de fondos monetarios en euros y dólares (25% de la cartera), un fondo de retorno absoluto multiestrategia (un 15%) –como el Renta 4 Pegasus – y el restante 60% en fondos que invierten en Bolsa, pero diversificados entre los principales mercados.

En caso de apostar por un solo producto, desde Abante Asesores tienen dos recomendaciones. En primer lugar, el fondo Standard Life – Global Absolute Return Strategies. “Se trata de un fondo multiestrategia y multiactivos, que tiene un objetivo de rentabilidad de algo más del 5%, con volatilidad controlada, lo que hace de este fondo una alternativa muy atractiva para aquellos inversores que busquen retorno positivo en cualquier entorno de mercado sin tener que asumir por ello un riesgo excesivo”, explica Marta Campello, gestora de Abante. “Es un fondo gestionado por un equipo de 40 personas, completamente dedicados a la estrategia”.

Su segunda apuesta es Ethna, de la gestora suiza Ethenea, un fondo mixto con exposición máxima a renta variable del 50%. “En función de la visión de mercado de los gestores aumentan o disminuyen la exposición a Bolsa. El resto de la cartera está en renta fija gubernamental y corporativa”. En 2013 logró un rendimiento del 4,5% y en lo que va de ejercicio ya ha sumado una rentabilidad del 4,6%.

Perfil agresivo

El inversor más proclive al riesgo debería tener la mayor parte de su cartera en renta variable. Es el activo que ofrece, tanto en absoluto como en relativo, una mayor rentabilidad esperada. “No obstante, hemos de tener en cuenta que estamos viviendo un entorno de volatilidad extremadamente baja en Bolsa, lo que no es probable que se mantenga ‘sine die’ y es un factor que todo inversor debería considerar”, explican en Abante.

Para los inversores más arriesgados desde Natixis AM le recomiendan “estrategias de renta variable global o estrategias de retorno absoluto”. En esta tipología de productos, destacan el Harris Associates Global Equity, un fondo “que ha demostrado una gran consistencia invirtiendo en renta variable global utilizando una filosofía pura de selección de valores”, explica Sophie del Campo. “La mayor ventaja del fondo es que no tiene sesgo a ninguna temática”. Su desempeño en los últimos años ha sido excelente. En los últimos cinco ejercicios ha obtenido una rentabilidad anualizada del 12,47%.

Desde Abante destacan también el Invesco Pan European Equity “por su gran equipo gestor” que ha logrado que el fondo creciera un 22,31% anual, de media, durante los últimos tres años; así como el fondo Belgravia Beta, gestionado por Carlos Cerezo, cuyo objetivo es batir en rentabilidad al Stoxx600.

En cualquier caso, ya se sea más conservador o más arriesgado, todos los caminos conducen a los fondos.