El selectivo, cerca de máximos de cuatro años

El Ibex, al asalto de máximos frente a ocho nuevos retos

El Ibex, al asalto de máximos frente a ocho nuevos retos

El Ibex cerró con un alza del 0,37% una semana en la que alcanzó máximos desde abril de 2010. En la sesión del viernes, marcada por la escasez de referencias y por ser día de vencimiento mensual y trimestral de contratos de derivados, el selectivo español perdió esos máximos y terminó cediendo un 0,29% hasta los 11.155,1 puntos. Ni siquiera la apertura alcista de Wall Street evitó que la toma de beneficios se impusiera en el Ibex

La decisión de la Reserva Federal estadounidense (Fed, por sus siglas en inglés) de no subir tipos de interés antes de 2015 ha sido el principal catalizador bursátil de la semana. Esta postura de la Fed ha permitido al S&P estadounidense alcanzar y al Dax alemán acariciar nuevos máximos históricos, por lo que los inversores logran sobreponerse a los riesgos que se presentan en el horizonte como el aumento de la tensión en Irak y su impacto sobre el mercado del petróleo.

La Fed ha impulsado a unos mercados que ya habían festejado con alzas las medidas de estímulo anunciadas por el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, el 5 de junio. Aquel movimiento del organismo central llevó a algunas firmas de análisis, entre ellas Bankinter, a aumentar su posición en la renta variable ante la perspectiva de que este sea un buen verano para los activos de más riesgo. La Bolsa española no podía faltar entre estos activos más recomendados a pesar del excelente ejercicio que está registrando. El hecho de apuntarse subidas de dos dígitos desde enero –el Ibex un 12,5%–, ser la segunda Bolsa europea más rentable de Europa, solo por detrás de Italia, y tener al índice selectivo en niveles no vistos en más de cuatro años no echa para atrás a los analistas a la hora de recomendar tener más Bolsa española en sus carteras.

“Afrontamos un verano relativamente tranquilo donde las Bolsas seguirán poniendo en precio la recuperación del ciclo en un contexto de elevada liquidez”, explican los analistas de Bankinter. La firma de análisis considera que las medidas adoptadas por el BCE son “suficientemente contundentes para impulsar la frágil recuperación europea y eliminar el riesgo de deflación”.

Sin embargo, los expertos llaman a la prudencia y evitan echar las campanas al vuelo, aconsejando ser selectivos a la hora de entrar en el mercado y tener claro qué activos todavía ofrecen potencial y cuáles están cerca de precio. Además, cuando las Bolsas alcanzan ciertos niveles, muchos inversores pueden aprovechar cualquier excusa para recoger beneficios y esperar momentos mejores para volver a entrar en el mercado.

“Seguimos con nuestra visión de que tras las fuertes subidas en las que se debe_ría haber aumentado la liquidez, ahora hay que vigilar los soportes y el compor_tamiento de los mercados ante los mismos antes de incrementar nuevamente riesgos en las carteras”, explica Miguel Paz, director de unidad de gestión de Unicorp Patrimonio. Sobre el mercado hay numerosos nubarrones que podrían descargar y serían motivo de correcciones de mayor o menor importancia. Los riesgos geopolíticos en Irak, Ucrania, Argelia y Nigeria, el posible cambio en las políticas monetarias del Banco de Inglaterra, los resultados empresariales de próximos trimestres o la situación en la que se encuentra Argentina de cara al pago de su deuda son algunas de las “excusas” que pueden servir al mercado para corregir en los próximos meses, tal y como apuntan los analistas.

Estos son los ocho retos a los que se enfrenta el Ibex:

1. Freno de la recuperación económica.

“Dicen en el mercado los que saben que lo peor es la confianza, combinada con un exceso de posicionamiento. No se puede cuestionar que ahora tenemos mucho de ambas cosas”. Estas palabras de José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, resumen lo que para él es el principal riesgo que hay actualmente en los mercados. El experto cree que lo que importa es concretar dónde estará el detonante que lleve al mercado a “normalizar la excesivamente baja volatilidad implícita actual”.

El hecho de que la macro siga apoyando a los mercados es fundamental, se_gún los expertos. Para Víctor Peiró, jefe de análisis de Beka Finance, es importante “que los progresos de la economía española continúen. Hay cifras, como la deuda pública o las exportaciones, que han mostrado en los últimos datos una tendencia que no es positiva. Hay que comprobar que la tendencia de fondo sigue siendo buena, ya que esto condicionará el diferencial de la deuda”.

2. Aumentan los riesgos geopolíticos.

La crisis entre Ucrania y Rusia parece que ha mejorado en las últimas semanas pero sigue siendo un motivo de preocupación en los mercados. La rusa Gazprom cortó esta semana el suministro de gas a Ucrania tras acusar a este país de impago. El viernes, el presidente de Ucrania anunció un alto el fuego de una semana.

El principal foco de incertidumbre para los mercados es Irak, donde las milicias del Estado Islámico de Irak y el Levante han tomado el control de importantes ciudades. A causa de este conflicto, el precio del barril de petróleo Brent ha subido a máximos desde septiembre. Tomás García-Purriños, asesor financiero de Cortal Consors, también apunta a la situación en países productores de petróleo como Nigeria y Argelia, donde baja la producción, manteniéndose la demanda y con un impacto al alza en el precio del crudo. En este caso, además, Jorge Maestro, asesor independiente de Alter Advisory EAFI, señala que podría afectar a la recuperación económica mundial.

3. Activos tecnológicos sobrevalorados

Los analistas de Bankinter vienen advirtiendo desde hace meses de la burbuja que se podría estar generando en torno a algunos valores tecnológicos en la Bolsa de Estados Unidos, sobre todo en las valoraciones que se están haciendo de las últimas salidas a Bolsa, como la de King Entertainment, la famosa creadora del juego Candy Crush, que debutó en el parqué en la última semana de marzo, con una valoración de 7.600 millones de dólares, a pesar de que sus ingresos se concentran en un único juego de una cartera de 180.

La empresa del popular juego para teléfonos móviles perdió un 15% el primer día de su estreno. Desde entonces, las acciones caen más de un 20%. “Esto ha traído a la memoria la experiencia de otra compañía del sector, Zynga, con una historia similar. Así, empresa debutó en la Bolsa estadounidense en 2011 con una valoración de 8.900 millones y cuya capitalización actual es la mitad”, explica Bankinter.

4. Frenazo del crecimiento chino.

Lleva presente varios años pero no termina de materializarse. Se trata del riesgo de un frenazo de China, segunda economía mundial y la que más crece. “Es una economía poco transparente y sobre la que siempre planean infinidad de dudas”, explica Daniel Pingarrón, estratega de inversiones de IG. A juicio del experto, los riesgos de enfriamiento de su economía vendrían derivados de varios factores, entre los que se encuentran el cambio del modelo de crecimiento, la opacidad de sus instituciones y su sistema bancario, de que aparezcan burbujas que obliguen a las autoridades a efectuar políticas más restrictivas y de mayor control. El sector inmobiliario es el que más preocupa.

5. Argentina, la eterna preocupación

La economía argentina es un nubarrón que amenaza con descargar en forma de chaparrón sobre la Bolsa española. Jorge Maestro, asesor de inversiones independiente de Alter Advisory EAFI, explica que “el mercado español se podría ver salpicado por la situación en Argentina, que está buscando a toda costa evitar el impago. Esperamos que la situación se revierta positivamente, pero nunca se puede descartar un recrudecimiento, afectando al Ibex”. Telefónica, Dia, BBVA, Endesa, Santander, NH Hotels, Gas Natural, OHL y Abertis son algunas de las empresas con intereses allí, aunque de momento no se han resentido en Bolsa.

Esta semana, S&P recortó en dos escalones la nota de solvencia a largo pla_zo en moneda extranjera de Argentina, que pasa a CCC– con perspectiva negativa. En este sentido, S&P considera que el Gobierno cuenta con una “capacidad limitada” de pagar a los acreedores demandantes y al mismo tiempo hacer frente a las obligaciones de su deuda actual.

6. Vuelta a la subida de los tipos

El cambio en el sesgo en la política monetaria de la Reserva Federal preocupaba a los analista, pero esta semana su presidenta, Janet Yellen, ha dejado claro que no prevé subidas de tipos antes de 2015. La inquietud ahora es menor pero, como explica Jorge Maestro, de Alter Advisory Eafi, “si la recuperación económica sigue su curso, en el medio plazo esta inflación se situará por encima del objetivo de la Fed y esta se verá obligada a subir tipos. Ya sabemos que el mercado no ve con buenos ojos las subidas de tipos”. También en el Reino Unido cada vez son más los analistas que piensan en una subida de tipos antes de lo esperado. Mensaje que se está encargando de lanzar el Banco de Inglaterra en las últimas semanas.

Para Víctor Peiró, jefe de análisis de Beka Finance, la clave de una posible subida de tipos en EE_UU sería “que los mercados de acciones y de deuda pública europeos puedan desligarse de los americanos, pues el ciclo es diferente”.

7. Beneficios del segundo trimestre.

Para Miguel Paz, director de unidad de gestión de Unicorp Patrimonio, el que las empresas no cumplan con las previsiones de beneficios del segundo trimestre supondría, prácticamente, el único riesgo que hay en la Bolsa española. “Los beneficios son el verdadero motor de la Bolsa”, asegura el analista, que considera que, si las empresas no cumplen con las previsiones de crecimiento del beneficio por acción del 20% a un año vista, el PER (número de veces que el beneficio está contenido en el precio de la acción) estimado para el Ibex en 2015 –que está en 14,6 veces– se puede acercar a 16, lo que podría justificar correcciones mayores.

“El escenario más probable a corto plazo es estar en un terreno lateral de consolidación de las subidas del último mes, a la espera de ver si se cumplen las expectativas optimistas de beneficios que maneja el mercado. Si defraudan, el escenario se complicaría y el Ibex podría corregir de forma más severa hacia niveles cercanos a los 10.000”, asegura Paz.

8. Los test de estrés de la banca.

Para Miguel Paz, director de unidad de gestión de Unicorp Patrimonio, el que las empresas no cumplan con las previsiones de beneficios del segundo trimestre supondría, prácticamente, el único riesgo que hay en la Bolsa española. “Los beneficios son el verdadero motor de la Bolsa”, asegura el analista, que considera que, si las empresas no cumplen con las previsiones de crecimiento del beneficio por acción del 20% a un año vista, el PER (número de veces que el beneficio está contenido en el precio de la acción) estimado para el Ibex en 2015 –que está en 14,6 veces– se puede acercar a 16, lo que podría justificar correcciones mayores.

“El escenario más probable a corto plazo es estar en un terreno lateral de consolidación de las subidas del último mes, a la espera de ver si se cumplen las expectativas optimistas de beneficios que maneja el mercado. Si defraudan, el escenario se complicaría y el Ibex podría corregir de forma más severa hacia niveles cercanos a los 10.000”, asegura Paz.