El nuevo convenio estatal prevé optar a esta vía por causas económicas
Camareros en un establecimiento de Madrid.
Camareros en un establecimiento de Madrid.

Más movilidad en la hostelería: el camarero podrá hacer habitaciones excepcionalmente

Sindicatos y patronal deberán ratificar el principio de acuerdo el día 26

Las empresas ven reconocida una de sus reivindicaciones: la posibilidad de disponer de mayor flexibilidad para cuadrar sus plantillas

Desde que se inició la crisis económica a finales de 2007, España ha destruido 3,7 millones de empleos, lo que ha llevado la tasa de paro a máximos históricos por encima del 25%. La prioridad que se ha marcado Mariano Rajoy desde que llegó al Gobierno en noviembre de 2011 es la creación de mecanismos de flexibilidad para que el despido sea la última opción del empresario. La reforma laboral, aprobada en 2012, iba en esa línea con los expedientes temporales (ERTE) o los descuelgues pactados entre empresas y trabajadores, a través de los que se pueden modificar las condiciones suscritas en convenio como salarios o jornadas.

Los sindicatos, muy reacios en principio a estas vías al considerar que precarizaban aún más las deterioradas condiciones de muchos trabajadores, empiezan a ver con mejores ojos estas medidas de flexibilidad. Buena prueba de ello es el principio de acuerdo que han alcanzado con la patronal para la firma del Acuerdo Laboral de Ámbito Estatal para el Sector de Hostelería (ALEH), que entrará en vigor a partir de 2014.

Ese borrador, que se encuentra en pleno proceso de redacción y que será ratificado el próximo 26 de noviembre, incluye como principal novedad la movilidad funcional extraordinaria. Carlos Sedano, asesor laboral de la patronal hotelera Cehat durante la negociación, considera que será un elemento muy útil para que las empresas no recurran a los despidos y para que ganen competitividad. “Cuando concurran causas económicas y organizativas, podrán hacer uso de esa movilidad funcional, que deberá ser debidamente justificada en el caso de que sea definitiva”, asegura.

El nuevo convenio establece tres categorías profesionales (jefes, especialistas y auxiliares) y seis áreas funcionales: recepción y administración, cocina, camareros, pisos y limpieza, mantenimiento y ocio (spas, animadores....). Sedano explica que esa movilidad funcional extraordinaria permitirá que un empleado pueda trabajar en otra área diferente a aquella para la que fue contratado inicialmente, algo que no contemplaba el anterior acuerdo.

Con esta fórmula, los empresarios del sector ven reconocida una de sus principales reivindicaciones: la posibilidad de disponer de mayor flexibilidad para cuadrar sus plantillas. La fuerte estacionalidad del sector turístico (el 50% de los desplazamientos se concentra en los tres meses de temporada alta) y especialmente el fenómeno de las reservas de última hora obligan a los empresarios a tener que reclutar a muchos trabajadores en pocas horas de tiempo.

Fuentes empresariales resaltan que este acuerdo servirá también para que el sector siga siendo el motor de creación de empleo. Frente al desplome de la construcción y el deterioro de la industria y del comercio, el turismo se ha convertido en el sector que más trabajadores tiene dados de alta en España. En agosto fueron 2,07 millones, un poco más de lo registrado en 2008. En ese período, la construcción ha perdido 1,5 millones de afiliados, la industria cerca de 700.000 y el comercio en torno a 100.000 empleados.

Los servicios acumulan el 80% de descuelgues

La reforma laboral que el Ejecutivo del PPaprobó en febrero de 2012 y modificó en julio de 2012 estableció como uno de los mecanismos prioritarios para evitar la destrucción de empleo la inaplicación de los convenios, más conocida como descuelgue.

Esta herramienta permitía algo que tradicionalmente era impensable: que las empresas, en función de determinadas circunstancias económicas u organizativas, fueran capaces de plantear cambios sobre las condiciones pactadas en el convenio. Entre enero y octubre de 2013 se han aprobado 2.088 descuelgues de convenio con un perfil muy identificable:la gran mayoría se produce en el sector servicios, afecta mayoritariamente a las empresas de menos de 50 trabajadores, la modificación se suele producir en el período de consultas y el convenio que se ve reformado suele ser el de ámbito superior al de empresa.

De los 2.088 convenios que han sufrido modificaciones, 1.640(el 80%) están ligados al sector de los servicios, seguido por la industria, con 324. Por tamaño de la empresa, las inaplicaciones se concentran fundamentalmente en las compañías con menos de 50 trabajadores, con 1.609 (un 77% del total). En cuanto al número de trabajadores afectados, la gran mayoría (114.443, un 82% del total) también está ligado a los servicios, en especial al turismo, al comercio o a los servicios financieros.

Por plazos, más del 80% de los descuelgues suele cerrarse durante el período previo de consultas y la mayoría de convenios que resultan afectados por estos cambios son los convenios de otro ámbito (1.947, un 93,2%), seguidos por los ligados al convenio de empresa, con 115 modificaciones.

Normas