Supera a Portugal en el ranking, si bien aún está en la posición 16

España reduce en 2012 el diferencial tecnológico con la Unión Europea

El comercio exterior TIC arroja un saldo negativo y el sector se redujo un 6,7%

Usuaria de telefonía móvil.
Usuaria de telefonía móvil.

España parece haber recuperado posiciones en el mundo de la tecnología frente a sus vecinos europeos. Según el índice de convergencia eEspaña 2013, elaborado por la Fundación Orange, España, con 61 puntos, ocupa la decimosexta posición del ranking que mide el desarrollo de la sociedad de la información, a un punto de la media europea y a 18 de Noruega, país que este año lidera la comparativa (incluye las naciones de la UE junto con Noruega).

El estudio indica que España, que asciende un puesto superando a Portugal, se encuentra por encima de la media europea en 27 de los 44 componentes del índice. El ranking sigue liderado por los países nórdicos, y destaca la penúltima posición que ocupa Italia, así como el ascenso de Bélgica a la octava posición y la caída de Letonia al vigésimo primer puesto.

Ahora bien, no todo son aspectos positivos. El informe de la Fundación Orange apunta que “si bien la contribución al PIB del valor añadido del sector TIC ha sido del 4,4%, cuatro décimas más que en 2011, el comercio exterior TIC muestra un saldo negativo, aunque con valores similares a los del año anterior, lo que permite pensar que se ralentiza la caída de años anteriores”. El estudio señala, además, que el hipersector se redujo un 6,7% en 2012.

Dentro del hipersector, mientras el entorno puramente TIC (Información y Comunicaciones) cayó un 5%, en los sectores adyacentes el comportamiento fue desigual. Así, las transacciones de comercio electrónico crecieron un 13% en valores monetarios, mientras que contenidos bajaron cerca del 10%. Los ingresos por los servicios de telecomunicaciones, a su vez, cayeron un 9%.

El escenario es más consolidado en el ámbito de la ciudadanía que en la empresa. Así, 2012 deja casi 700.000 internautas nuevos, hasta llegar a casi el 70% de la población. Además, cerca de 1,3 millones de personas se estrenaron en el comercio electrónico en España, si bien aún no ha superado a la media de la UE.

Otro dato por debajo de la media es el porcentaje de hogares conectados, el 68%. No obstante, dentro de estos, el 98% lo hacen con banda ancha, porcentaje que sí supera la media europea y coloca a España en posiciones destacadas en el Viejo Continente.

El uso de la eAdministración por parte de los ciudadanos creció sensiblemente en 2012, hasta alcanzar a un 43% de la población de entre 16 y 74 años. Ahora bien, su utilización por parte de las empresas se estancó, e incluso decayó en algunos aspectos, como, por ejemplo, la devolución de formularios electrónicos.

Aun así, el año pasado, ciudadanos y empresas realizaron de forma telemática casi tres de cada cuatro trámites con la Administración General del Estado (AGE). En total se contabilizaron 345 millones de trámites electrónicos, manteniéndose un notable crecimiento, por encima del 10%, en la distribución del DNI digital y en la tasa de adopción de la firma electrónica, aspecto que ha crecido notablemente, sobre todo, a partir de la entrada en vigor de la obligación de notificación electrónica por parte de la Agencia Tributaria en 2011.

 

Madrid, líder, y Asturias, segunda

El informe muestra igualmente que se sigue produciendo un lento pero continuo proceso de convergencia entre las comunidades autónomas. Madrid mantiene su liderazgo en el ranking, seguida en esta ocasión por Asturias, que arrebata a Cataluña su tradicional segundo lugar. La propia Asturias, junto a La Rioja y Galicia son las autonomías que más avanzan en sociedad de la información. En cambio, el informe ha incluido un nuevo estudio que analiza la presencia en las redes sociales por parte de las autonomías, y en este caso son Cataluña, Madrid y País Vasco las que muestran un nivel más avanzado. Todas las comunidades, excepto Asturias, tienen un perfil institucional en alguna red social, siendo Twitter y Facebook las más usadas, aunque, en algunos casos, este perfil tiene menor protagonismo que el perfil presidencial o que otras cuentas especializadas, como las de turismo. Según se desprende del estudio, las comunidades están en las redes sociales por transparencia y por mejorar la calidad de información que se da al ciudadano.

Normas