Negociación del nuevo convenio

Ford Almussafes, la próxima en firmar medidas de contención

Sindicatos y dirección de Ford Almussafes se emplazan a la semana que viene

Pueden dejar encarrilado el un nuevo convenio colectivo de cinco años

Ford Almussafes, la próxima en firmar medidas de contención
REUTERS

La factoría de Ford en Almussafes se prepara para cerrar el nuevo acuerdo de competitividad que fijará las condiciones laborales de la planta para los próximos cinco años. Las conversaciones mantenidas esta semana entre dirección y sindicatos de la planta valenciana han encauzado unas negociaciones que comenzaron en septiembre y que podrían quedar encarriladas de forma definitiva la próxima semana, después de que la empresa decidiera posponer la reunión prevista para el viernes y en la que se esperaba una respuesta a las últimas propuestas de los sindicatos. La dirección tampoco ha fijado la fecha y ha emplazado a los representantes de los trabajadores a esperar noticias.

La última ronda de negociaciones ha dejado varios elementos por concretar: cuántos años habrá de congelación salarial y la posible recuperación de un tercer turno. En el primer aspecto, los sindicatos aceptarían dos años siempre que las alzas no efectuadas se añadiesen en los tres años siguientes del convenio. La última propuesta de la empresa reflejaba una congelación para 2013, 2014 y 2015 y una revalorización en los dos años siguientes de la mitad del IPC.

El tercer turno es el elemento clave para que los sindicatos suavicen en parte sus propuestas. La llegada de la Transit Connect a la cadena de montaje valenciana no repercutirá en una mayor carga de trabajo, ya que el C-Max traslada su producción a Alemania. Por ello, los sindicatos encabezados por UGT demandan una mayor carga que permita la apertura del tercer turno, que aseguraría la estructura productiva de la planta. Carlos Faubel, representante del sindicato mayoritario en la planta, cree que el acuerdo “está muy próximo”, ya que el compromiso de la empresa de firmar un acuerdo por cinco años supuso “un giro importante”.

Faubel cree que el convenio de 2009 “ya tiene suficientes mecanismos de flexibilidad”, por lo que, en ese sentido, no aceptarán nuevas propuestas ni reducciones en salarios o pluses.

Las posturas sí están cercanas en el salario de los nuevos contratados, que sería un 10% inferior al de los trabajadores actuales, aunque podrían alcanzar esa escala en un periodo de entre cinco y seis años. Unas condiciones aceptables para los sindicatos siempre que se incorporen con contratos fijos y, de nuevo, se añada el tercer turno. Por otro lado, el anuncio del aumento de un 10% en la producción del Kuga no repercutirá en nuevas contrataciones, ya que se trata de un pico puntual de la demanda del mercado ruso. “Salvo sorpresa”, el acuerdo se cerrará en pocas semanas.

Normas