A falta de concretar los modelos

GM incluye a Figueruelas en su inversión de 4.000 millones en Opel

Los consejos de administración de General Motors y Opel ratifican el plan "Drive 2022

Incluyen a España, con la fábrica zaragozana, entre los 4.000 millones

 Steve Girsky, Presidente del Consejo de Vigilancia de Opel y Vicepresidente de GM, Dan Akerson, Presidente y Consejero Delegado de GM, y el Dr. Karl-Thomas Neumann, Consejero Delegado de Opel.
Steve Girsky, Presidente del Consejo de Vigilancia de Opel y Vicepresidente de GM, Dan Akerson, Presidente y Consejero Delegado de GM, y el Dr. Karl-Thomas Neumann, Consejero Delegado de Opel.

La reunión de Russelheim no parecía rutinaria, pese a que así la presentaran las partes, y no lo ha sido. El encuentro entre los máximos responsables de General Motors y su filial europea Opel ha desembocado en la decisión de invertir 4.000 millones de euros en ésta última hasta 2016, como parte del plan de inversiones "Drive 2022". Entre los beneficiarios de dicha inversión se incluye a España y la fábrica zaragozana de Figueruelas, que el lunes aprobaba su nuevo convenio colectivo. 

GM no ha concretado qué modelos encargará a la factoría, y las fuentes de la fábrica consultadas no han recibido ninguna comunicación en ese sentido. Sí se valora como un primer paso, que significa que el acuerdo firmado el lunes ya ha sido tenido en cuenta por GMpara incluir a la planta en sus planes de futuro. Desde Figueruelas esperan tener noticias concretas en los próximos días. El nuevo convenio le permite a Opel conocer desde el primer momento los costes salariales que le generará la planta zaragozana desde este mismo año, después de aceptar una congelación salarial para 2013 y 2014, una revalorización segura del 1,25% sobre el IPC para 2015 y del 1,5% sujeta a beneficios en 2016 y 2017.

Los 4.000 millones anunciados irán destinados al diseño y producción de los 23 modelos que la marca quiere comercializar en Europa entre este año y 2013. No será en Bochum, que tras la cumbre de Russelheilm parece condenada de forma definitiva al cierre: “lamentamos el voto en contra de los trabajadores de Bochum, pero respetamos su decisión”, afirmaba Steve Girsky, supervisor del plan de reestructuración de Opel, sin dejar ningún resquicio a la renegociación.


Respaldo total a Opel

El encuentro de Rüsselsheilm era el primero que se celebraba tras el nombramiento de Karl-Thomas Neumann como presidente y consejero delegado de Opel y presidente de General Motors Europe, y tras los acuerdos alcanzados en tres de las cuatro fábricas alemanas y en la española.
Y por lo declarado por los principales responsables del fabricante norteamericano, el resultado de la reestructuración, que busca ahorrar 500 millones de dólares en costes fijos, está siendo satisfactorio.

“Opel es clave para nuestro éxito y goza del total apoyo de su matriz”, enfatizaba Dan Akerson, presidente de GM. “Estamos convencidos de que GM debe tener una fuerte y exitosa presencia en toda Europa. Opel es clave para nuestro éxito y goza del apoyo de la matriz”, aseguraba. Un respaldo significativo después de perder 1.800 millones de euros en el continente europeo el año pasado, donde acumula números rojos desde hace más de una década.

De ahí el nacimiento del plan Drive 2022, que era ratificado ayer:“La inversión de GM es un compromiso claro por el éxito de Opel”, explicaba Neumann, quien añadía que “la recuperación de la marca está basada en unos principios conservadores, no sólo en la esperanza”.
Unas buenas palabras que seguro alegrarán a Angela Merkel, a quien Akerson y Neumann pondrán al día hoy en Berlín.

Normas