Fernando Rodríguez-Avial, presidente de Vallehermoso, Testa

"La caída de precios en los pisos de la banca será coyuntural"

Fernando Rodríguez-Avial, presidente de Vallehermoso, Testa y el G-14, el grupo de las principales inmobiliarias españolas, analiza para Cinco Días la situación del mercado inmobiliario. En su opinión, las rebajas en los pisos de la banca no serán la referencia definitiva para los precios del mercado.

Fernando Rodríguez-Avial, presidente de Vallehermoso, Testa y el G-14
Fernando Rodríguez-Avial, presidente de Vallehermoso, Testa y el G-14

¿Ha terminado ya el ajuste de precios?

Va a depender de las zonas. No tiene nada que ver el centro de las ciudades con las zonas de costa, especialmente con el Levante y la Costa del Sol. El problema es que no hay un precio de referencia que se pueda considerar como definitivo del ajuste, porque todo depende de la financiación. Hay mucha gente deseando comprar, pero no pueden hacerlo porque la banca no les da financiación. También dependerá de la estrategia de los bancos para deshacerse de sus viviendas.

¿Perjudica o beneficia la reforma financiera al sector?

La reforma beneficia al sector y a toda la economía española. Ayuda a mejorar todo el sistema financiero y eso es bueno.

¿Se traducirá entonces en caídas de precios de los inmuebles?

Depende. Hay unas provisiones serias en los suelos y, en ese sentido, podemos decir que es probable que la especulación del suelo haya llegado a su fin. Eso lo podemos asegurar con toda tranquilidad. ¿Eso significa que bajarán los precios? No necesariamente. A lo que no vamos a asistir es a una nueva burbuja inmobiliaria. En cualquier caso, las caídas de precios ocasionadas con motivo de ventas de bancos serán coyunturales y no suponen un precio definitivo de referencia en absoluto. Un ejemplo claro que he leído recientemente en prensa es el caso de Seseña, donde una entidad [Banco Santander] se ha deshecho de sus viviendas en cinco meses aplicando descuentos muy fuertes. Esos precios no van a ser la referencia para la zona.

¿Qué hace falta para que se reactive el sector?

Es necesario que haya financiación para el sector. Si no fluye el crédito, no hay manera de reactivarlo. En cuanto haya dinero, hay que asumir que es necesario reestructurar el sector y que será francamente más pequeño de lo que es ahora. Mi opinión es que al año se venderán entre 200.000 y 300.000 viviendas, cuando se normalice la actividad, para lo que perfectamente pueden faltar cuatro o cinco años todavía. Y tendrá que haber ahorro por parte de los compradores. La financiación al 100% se ha terminado. En definitiva, se venderán muchas menos viviendas, lo que fomentará el alquiler, la movilidad geográfica e incluso la natalidad. Nos pareceremos más a Europa.

Además, es necesaria más transparencia en el sector, en las administraciones públicas, en la compra/venta entre particulares y en las estadísticas, porque no hay estadísticas fiables. Sería bueno modernizar la legislación de las SOCIMI (Sociedades Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario) y desarrollar una ley del suelo y un plan de vivienda estable con una duración de más de 10 años, que sea sencillo y fácil de aplicar.