TRIBUNA

Una estrategia nacional de emprendedores

Cuando un magnate como George Soros y 1.300 empresarios se unen para reclamar a Europa, con todo el sentido común del mundo, la emisión de eurobonos, se pone de manifiesto la incapacidad que está teniendo la Unión Europea para superar la actual crisis económica. Construir, entre todos, una Europa unida fiscal, económica y políticamente puede ser la clave que permita un crecimiento económico y social sostenible para las generaciones venideras.

En este contexto de incertidumbre, calificado por algunos expertos como horizonte BBB (bajo crecimiento, bajos tipos de interés y bajo empleo), hoy es más importante que nunca maximizar la eficacia y eficiencia de los recursos públicos. El objetivo sería crear un entorno favorable que acelere la formación y consolidación de emprendedores en Europa y, de manera singular, el respaldo a emprendedores innovadores que actúen como catalizadores de la mejora de la competitividad global de nuestro ecosistema europeo de innovación. Este impulso sería particularmente beneficioso para los países más afectados por la crisis, como España, que arrastra casi cuatro millones de parados.

Citando a Juan Rosell, presidente de la CEOE, "hay que enseñar a emprender desde la cuna hasta la tumba". En mi opinión, urge definir una estrategia nacional de emprendedores que parta del necesario consenso político, empresarial y social para potenciar el emprendimiento y, especialmente, el más vinculado a todas aquellas actividades más intensivas en conocimiento y que requieren alta tecnología.

Estas son algunas de las medidas que, desde mi punto de vista, catalizarían la recuperación económica en Europa a través de la promoción de emprendedores innovadores:

- Reorganizar los recursos disponibles y reasignar las partidas presupuestarias necesarias para la creación de empresas tanto a nivel estatal como autonómico, eliminando duplicidades y consolidando canales únicos para la interlocución con los emprendedores.

- Impulsar el estatuto de la joven empresa innovadora, estableciendo incentivos fiscales y financieros que hagan atractiva la inversión en empresas de base tecnológica para los llamados business angels, que son los que invierten en la fase más temprana de la creación de empresas.

- Potenciar el aumento de tamaño de la pyme española facilitando las fusiones/adquisiciones entre pequeñas y medianas empresas innovadoras. Con la creación de fondos mixtos público-privados se puede facilitar la creación de grupos empresariales con capacidad financiera para innovar, internacionalizarse y competir globalmente.

- Potenciar la compra pública innovadora a través de un programa de demanda pública temprana de tecnología que incentive a las empresas a desarrollar soluciones tecnológicas para cubrir las necesidades futuras del sector público.

- Fomentar la carrera del investigador-emprendedor-empresario dentro de la carrera profesional de los investigadores públicos, facilitando la participación activa de profesionales externos dentro de la universidad.

- Fomentar las fusiones frías entre universidades, potenciando su participación directa en el capital de las empresas que surjan de la actividad de sus investigadores, como vía de financiación complementaria para las nuevas redes de universidades.

- Fomentar una cultura del riesgo en las nuevas generaciones incluyendo asignaturas de emprendimiento desde el colegio hasta los nuevos grados adaptados a Bolonia, así como prestigiar socialmente la figura de los emprendedores innovadores apoyando la producción y emisión de contenidos digitales con ejemplos reales que permitan al ciudadano aprender a emprender a través de la experiencia de otros.

En definitiva, necesitamos con urgencia promover líderes emprendedores innovadores que hagan más competitivo nuestro ecosistema nacional de innovación para salir antes de la crisis y sentar las bases de una economía más sostenible basada en el conocimiento. Parafraseando a Steve Jobs, "la innovación es lo que diferencia a un líder emprendedor de los demás" y, entre todos, debemos trabajar para que este mensaje forme parte del ADN de las actuales y futuras generaciones de españoles.

Francisco Bas. Socio director de Avantia XXI y director del Programa Emprendedores Innovadores (E+i)