Raúl Grijalba - Director general de Manpower España

"El inmigrante es el que está siendo más emprendedor"

Trabaja desde hace 14 años en la multinacional estadounidense, que ha dejado de ser una simple ETT para dar mayor cobertura profesional.

Raúl Grijalba, nacido en Logroño, economista, de 42 años, trabaja en Manpower desde hace 14 años y ha ocupado distintos cargos, desde director de la oficina de su ciudad natal a la dirección de operaciones. Es testigo de todos los cambios y tendencias laborales que se viven en España y en el resto del mundo.

A través de Manpower, usted tiene contacto con el triste panorama laboral. ¿Qué sectores son los más afectados?

No es cuestión de quién está más afectado o no, es un continuo goteo, no hay sector que se salve. Los que se salvan son aquellos que exportan. Por ejemplo, el sector de la automoción está reactivándose; eso sucede en Alemania y en regiones, como el País Vasco, que tienen como clientes a empresas alemanas. Es una región con menos paro. En cambio, Canarias es de las más castigadas. En el sector de la hostelería se ven signos de mejora porque las reservas se están recobrando de cara al verano. Puede ser un buen verano para España debido a la incertidumbre que se vive en el norte de África. Baleares también repunta.

¿Tiene su receta para acabar con el paro?

Todo esto está ligado al consumo interno y al turismo, que repercutirá en otros sectores, como el de alimentación, ocio, alquiler de vehículos, transporte... El drama es que este año cerca del 40% de los parados no recibirá ninguna prestación, y se está demostrando la solvencia del sistema familiar, que es el que está afrontando los pagos, las hipotecas. Son las familias las que están respondiendo, más de lo que el Estado podría imaginar.

¿Están surgiendo más emprendedores?

El inmigrante es el que está siendo más emprendedor ahora, mucho más que el nativo, con un tipo de negocio particular, la típica tienda de barrio, el locutorio..., están buscando nuevos nichos de mercado. El nativo está en otra disyuntiva. En cambio, en Francia hay un boom de mujeres emprendedoras, de mujeres que tras el permiso por maternidad deciden volver al mundo laboral desarrollando su propio proyecto empresarial. Es preocupante la tasa de paro juvenil, el 42% de entre los que tienen de 25 a 35 años, cuando en otros países las contrataciones de jóvenes están creciendo.

¿Qué salidas profesionales tienen los jóvenes?

Para los jóvenes es difícil ser emprendedor, ya que hay una serie de barreras, como la financiación, que son determinantes. Un joven, sin experiencia, sin aval y sin financiación, lo tiene difícil. Nosotros colaboramos con los Ministerios de Educación y Trabajo y estamos apoyando 40 proyectos de emprendedores, tanto en el manejo del talento como en temas de asesoría de estructura empresarial. La presidenta de la compañía en España, Carmen Mur, está muy volcada en ayudar a los jóvenes, a través de diferentes fórmulas que permitan romper el círculo y acceder a esta rueda empresarial.

Hay quien ya habla de una generación perdida y de una fuga de talento.

En las entrevistas que realizamos a miles de personas que están inscritas en nuestra página web hemos observado que el 37% apostaba por una carrera internacional, lo que es un avance, debido a que hasta hace bien poco la realidad era muy distinta. Era muy difícil encontrar a alguien que quisiera moverse. Recientemente, hubo un colapso en la embajada alemana ante la petición de que necesitaban jóvenes para trabajar. Lo que les preocupa a los jóvenes es adquirir experiencia y practicar idiomas, con el fin de romper moldes que antes eran muy estancos. En los últimos cinco años hemos descubierto varias tendencias. Una de ellas es la revolución tecnológica, que ha hecho que los candidatos puedan acceder a todas las oportunidades laborales en diferentes países, a través de las redes sociales.

¿Ahora el que manda es el candidato?

Las fórmulas de búsqueda de empleo han cambiado. Antes, las empresas tenían más poder, decían cuál era su política, su estrategia, pero ahora ha cambiado el paradigma sobre cómo manejar este talento tan diferente. Encontrar a la persona adecuada para el puesto adecuado es complicado, debido también al desajuste demográfico, ya que no podemos cubrir algunos puestos. Hay algunos puestos que no volverán.

¿Por ejemplo?

Los miles de puestos de la construcción, así como las empresas que dejan nuestro país para ir a China o India, ya no volverán. Necesitaremos otros perfiles que ni sabemos todavía cuáles serán.

¿La formación no debería atender esa demanda de empleo futura?

Se debería ir hacia itinerarios formativos y de competencias individualizadas, no solo una formación basada en la experiencia, sino en las capacidades que favorezcan el tránsito a otros sectores.

"Entramos en la era del 'human age"

La crisis ha acelerado una demanda de las empresas: la necesidad de tener a la mejor persona en el momento adecuado. "Estamos entrando en la era del human age, de la persona con talento que se requiere en un determinado momento", afirma Raúl Grijalba, quien incide en otro concepto. "Estamos pasando del capitalismo al talentismo. El acceso al capital ya no es crítico en algunos países, sino que lo importante es el acceso al talento como aportación de valor. Y eso ya no es tan fácil de conseguir". Cree, además, que debe existir un buen equilibrio entre los contratos eventuales, "aquellas personas que se contratan para conseguir determinados objetivos", y los que reúnen condiciones de "permanencia y de compromiso con el talento". En 2011, el grupo Manpower aglutina otras soluciones profesionales: para mandos intermedios y directivos de finanzas, salud, nuevas tecnologías e ingeniería; recolocación, coaching, soluciones personalizadas para empresas; al margen del trabajo temporal (el 65% del negocio).