Horas antes había cerrado su espacio aéreo

Libia decreta el alto al fuego

Libia ha decretado el alto al fuego horas después de haber cerrado su espacio aéreo. Occidente celebra la resolución de la ONU que permite el uso de la fuerza para imponer una zona de exclusión aérea sobre Libia y está preparando aviones para atacar en las próximas horas el régimen de Muamar el Gadafi. Catar se sumará a los esfuerzos internacionales para proteger a la población civil.

Numerosas personas celebran esta madrugada ante la sede del Consejo Nacional Transitorio de Libia, en Bengasi, la decisión del Consejo de Seguridad de la ONU
Numerosas personas celebran esta madrugada ante la sede del Consejo Nacional Transitorio de Libia, en Bengasi, la decisión del Consejo de Seguridad de la ONU

Estados Unidos, Reino Unido y Francia acordaron esta madrugada la coordinación de sus fuerzas para aplicar la resolución de la ONU sobre la Libia del coronel Gadafi. Otros países europeos ya han anunciado su apoyo y el envío de aviones para hacer efectiva la zona de exclusión aérea. Asimismo, Catar se ha sumado a la intervención internacional para proteger a la población civil, pero no ha dejado claro si participará con operaciones militares. Alemania y Austria celebran la resolución, pero descartan la participación militar de sus países en el conflicto mientras que España ha anunciado que pondrá a disposición de la OTAN las bases de Rota y Morón, así como los medios navales y aéreos.

Un portavoz del Petágono aseguró que Estados Unidos se prepara ya ha desplegado la maquinaria diplomática para lograr la alianza de algunos países árabes para ayudar a los rebeldes, entre los que podrían estar Jordania, Qatar y Emiratos Árabes Unidos.

El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, afirmó hoy en la Cámara de los Comunes que los preparativos para desplegar en el Mediterráneo los aviones que participarán en la zona de exclusión aérea en Libia ya han comenzado. Cameron explicó que los aviones de la RAF (la Fuerza Aérea Real del Reino Unido) que participarán en la operación serán cazabombarderos Tornado y Typhoon.

En las próximas horas, los aviones estarán operativos en las bases desde las que podrán volar hacia Libia, que ha cerrado su espacio aéreo, según confirmó la Agencia Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea (Eurocontrol).

El ministro de Exteriores de Francia, Alain Juppé, afirmó que su país está "disponible" para aplicar la resolución sobre Libia. "Francia está disponible para implementar junto a otros países la resolución del Consejo de Seguridad. Trabajamos conjuntamente con nuestros amigos británicos y contamos con lazos con los países árabes", explicó Juppé durante una conferencia de prensa en Nueva York.

Italia está dispuesta a ceder tres de sus bases militares en el sur del país para ejecutar la resolución. El Gobierno de Silvio Berlusconi, según los mismos medios, que citan "fuentes cualificadas", excluye, por el momento, que aviones italianos puedan participar para garantizar la zona de exclusión aérea, dadas las connotaciones de Italia como antigua metrópoli de Libia, país con el que firmó en 2008 un Tratado de Amistad. Pero, siempre que sus aliados de la OTAN así se lo pidan, el Gobierno italiano está dispuesto, dicen los medios, a permitir que los aviones de la alianza operen desde sus bases en el sur del país, de las más próximas al territorio libio.

Bélgica está dispuesta a participar en una operación militar. El Ejército belga ha comenzado a prepararse y podría aportar a la intervención militar un buque antiminas y seis aviones F-16, lo que significaría un despliegue de más de 200 personas.

Dinamarca planea enviar cuatro cazas F-16 y 90 soldados a Libia. El Gobierno danés presentará a lo largo del día una propuesta sobre el envío de fuerzas a Libia en el Parlamento danés, que será tratada de urgencia.

Por su parte, Noruega está dispuesta a formar parte de una fuerza internacional de intervención militar en Libia. "Estamos preparados para contribuir a la operación, pero es demasiado pronto para decir con precisión de qué manera", aseguró Faremo a la edición digital del diario VG.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha anunciado que España pondrá a disposición de la OTAN, previa autorización parlamentaria, las bases de Rota y Morón además de los medios navales y aéreos. Horas antes, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores e Iberoamericanos, Juan Antonio Yáñez-Barnuevo había anticipado que el Gobierno participaría en el establecimiento de una zona de exclusión aérea para proteger a la población civil libia.

Alemania y Austria descartan su participación militar

Por su parte, el ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, celebró hoy la resolución de la ONU, pero reiteró su escepticismo hacia la opción militar y la decisión de que fuerzas alemanas no participen en operación alguna. La resolución contiene por un lado un claro endurecimiento de las sanciones internacionales contra el régimen de Gadafi. Esto lo celebramos y apoyamos e incluso lo hemos fomentado", señala Westerwelle en un comunicado emitido por su oficina. "Pero nosotros continuamos observando con extremo escepticismo la prevista opción de la intervención militar contra Libia que prevé también la resolución", añade la nota.

Tras destacar que soldados alemanes no participarán en operación alguna, Westerwelle explica que "nuestra posición frente al régimen de Gadafi no ha cambiado. El dictador debe acabar inmediatamente con la violencia contra su propio pueblo. Debe irse y ser responsabilizado de sus crímenes".

El Gobierno de Australia espera que no sea demasiado tarde para la resolución. "Recemos para que este paso de la comunidad internacional no llegue demasiado tarde para el pueblo de Libia", declaró hoy el Ministro de Asuntos Exteriores australiano, Kevin Rudd, quien descartó la participación militar de su país en el conflicto.

El viceministro libio de Exteriores, Jaled Keem, aseguró hoy, tras conocer la resolución aprobada por la ONU, que si cualquier país suministra ahora armas a los rebeldes "estará empujando a los libios a matarse entre ellos". En una conferencia de prensa retransmitida por la televisión estatal libia, el representante del régimen de Muamar el Gadafi, dijo que tratarán "de forma positiva la resolución" y demostrarán esa intención "a través de la protección de los civiles en todo el país". "El objetivo de nuestro Ejército y de nuestras fuerzas de seguridad es proteger a los civiles en todas las partes y suministrarles comida y medicinas", afirmó.

Protección de la población civil

El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó ayer la adopción de "todas las medidas necesarias" para proteger a la población civil y establecer una zona de exclusión aérea en el país magrebí, por diez votos a favor y cinco abstenciones.

La resolución adoptada autoriza a los Estados miembros y a organizaciones regionales como la OTAN a tomar "todas las medidas necesarias" -lo que incluiría ataques aéreos- para "proteger a los civiles y las áreas pobladas por civiles y que están bajo ataque en Libia, incluida Bengasi", el bastión de los rebeldes en la mira de las tropas de Gadafi. Al mismo tiempo, excluye la presencia de "cualquier fuerza de ocupación extranjera de cualquier tipo, en cualquier parte del territorio libio".

Además, endurece el embargo de armas a Libia y refuerza las sanciones impuestas el mes pasado a Gadafi y a su círculo más cercano de colaboradores.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, calificó de "histórica" la decisión del Consejo de Seguridad. "Estoy preparado para asumir mis responsibilidades, tal como se mandata en la resolución, y trabajaré estrechamente con los estados miembros y las organizaciones regionales para coordinar una respuesta conjunta, efectiva y a tiempo", dijo Ban.