Ignora la resolución de la ONU

Gadafi advierte a los líderes internacionales de que "lo lamentarán" si intervienen en Libia

El líder libio Muamar al Gadafi, ignora la resolución de la ONU y ha advertido hoy a los líderes occidentales de que se "van a arrepentir si interfieren en los asuntos internos de Libia". La Unión Europea, Estados Unidos, la Liga Árabe o la Unión Africana se reúnen hoy a mediodía en París para planificar la intervención militar.

Fotografía sacada de una grabación de Al Arabiya que muestra un avión militar envuelto en llamas antes de estrellarse sobre Bengasi
Fotografía sacada de una grabación de Al Arabiya que muestra un avión militar envuelto en llamas antes de estrellarse sobre Bengasi

Gadafi lanzó estas amenazas en un mensaje que ha enviado a los presidentes de EE UU, Barack Obama, de Francia, Nicolas Sarkozy, al primer ministro británico, David Cameron, y al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y que fue leído por el portavoz gubernamental, Ibrahim Moussa, y transmitido por la cadena catarí Al Yazira.

El líder libio reiteró en este mensaje que lo que ocurre en su país son "asuntos internos", que cualquier ataque militar será considerado como "una agresión enemiga evidente" y aseguró de que los "ciudadanos libios están dispuestos a morir por mí".

Tras subrayar que su Ejército no ha disparado contra civiles, Gadafi rechazó la resolución 1937 de la ONU, aprobada el viernes y que impone una zona de exclusión aérea en el país para proteger a los ciudadanos de los ataques de los gadafistas.

Esta resolución "es inaceptable, ya que el Consejo de Seguridad de la ONU no tiene mandato para intervenir en los asuntos internos de los países", dijo Gadafi.

Por su parte, el ministro libio de Asuntos Exteriores, Moussa Koussa, ha asegurado que Libia ha pedido a la ONU que envíe una misión de observadores para que verifique el cumplimiento del alto el fuego decretado ayer por Muamar al Gadafi.

Ataque sobre Bengasi

El mensaje fue difundido después de que los opositores denunciaran el ataque militar que fuerzas leales al líder libio realizan hoy sobre Bengasi, el principal bastión rebelde y segunda ciudad del país.

En estos ataques han resultado muertas al menos ocho personas y otra muchas han sufrido heridas en una ofensiva que el Ejército libio realiza por tierra, mar y aire, según los rebeldes.

Mientras, el ministerio de Defensa libio dijo que respeta el alto el fuego decretado unilateralmente ayer y que la violencia ha sido desencadenada por "grupos terroristas afiliados a Al Qaeda" que atacan las posiciones de las fuerzas regulares estacionados en las afueras de Bengasi, según la agencia oficial de noticias Jana.