Estudio paneuropeo de salud y beneficios 2010 de Mercer

El seguro médico de empresa, clave para atraer a los mejores

El 73% de las firmas lo aprecia para retener el talento, según Mercer.

Allá donde haya ciertos problemas en la sanidad pública, como largas listas de espera, los seguros privados de sanidad ofrecidos por las empresas son muy bien valorados por los empleados. Es la conclusión que saca la consultora Mercer de su Estudio paneuropeo de salud y beneficios 2010, realizado entre 556 empresas (90 españolas) de 14 países.

"En España, la cobertura médica privada es el beneficio que más se valora en los planes de retribución. La sanidad pública es muy buena. Pero se aprecia mucho la posibilidad, por ejemplo, de acceder con rapidez a las consultas de los especialistas. No solo para el empleado sino también para su familia", explica Marisol Sanz, directora del área de salud de Mercer.

Desde esta consultora se explica que el seguro médico es lo más solicitado y se encuentra presente en el 63% de los planes de retribución flexible. De todas las empresas que contestaron al estudio en España, un 60% declararon tener seguro médico privado para los empleados, un 32%, para los familiares financiado por la empresa (total o parcialmente) y un 26%, para consultas dentales.

Las empresas son conscientes de esta valoración, por lo que lo utilizan para captar talento. El 73% de las compañías europeas lo considera importante o muy importante para atraer y retener a empleados clave (79% en el caso de España).

"Las empresas saben la importancia que tiene para los empleados, así que a pesar de la crisis, no están eliminando esta retribución. Ni tampoco se plantean recortarla o que los empleados asuman un copago mayor. Ahora mismo lo que está ocurriendo es que se aprieta mucho en precio a las compañías de seguros" para paquetes colectivos, indica la responsable de Mercer. Por ello, el coste de estos beneficios solo subió un 2,1% en 2010 para las empresas españolas, por debajo del 5,1% de la inflación sanitaria y del 2,9% en el índice de precios al consumo.

La forma en la que el empleado se beneficia depende mucho del país en el que trabaje y del puesto que ocupe. En Europa, en general, el 72% de las firmas no exige una contribución del empleado para sufragar los gastos del seguro. En Reino Unido, solo el 8% realizan copagos, pero en Francia se dispara al 80%. En España, el 41% de los empleados debe hacer desembolsos, un 62% en el caso de los familiares. La concesión de estos seguros depende mucho de cada sector. "En el de la tecnología, por ejemplo, es bastante común. Igual que es más frecuente en las multinacionales y empresas grandes", aclara.

Respecto al cargo, también es más habitual estos servicios entre los directivos, donde se utiliza más la fórmula de reembolso tras un pago por adelantado al médico que elija. Los empleados se suelen acoger más a seguros para determinados cuadros médicos, en vez de la fórmula de reembolso. Además, muchas compañías simplemente negocian con las aseguradoras paquetes que luego ofrecen a los trabajadores a un precio mejor que el del mercado. Aun así, para muchos es fiscalmente atractivo porque hasta los 500 euros, en España, no se considera retribución en especie si el seguro es colectivo.

de los empleadores cree que el seguro sanitario dentro de una compañía es importante o muy importante para mejorar la productividad.

"A pesar de la crisis, no se reducen los beneficios en salud", asegura Marisol Sanz, socia de Mercer