Los ingresos de los médicos con consulta propia

El médico privado gana menos de 60.000 euros

Un 10% supera los 120.000 euros de retribución, según un estudio.

Los médicos estadounidenses que trabajan para mutuas y aseguradoras, al igual que hacen los doctores que ejercen en España con clínica propia, llegan a cobrar hasta tres veces más que los españoles cuando además el coste de la vida en ambos países resulta similar", ha advertido Manuel García Abad, editor de Medical Economics, que junto con la Organización Médica Colegial (OMC) ha elaborado el informe Los ingresos de los médicos con consulta propia.

El estudio revela que la mayoría de los médicos que ejercen por cuenta propia -el 56,6%- cobra menos de 60.000 euros. En concreto, la retribución de casi el 40% no alcanza los 40.000 euros y solo el 17% se sitúa entre 40.000 y 60.000 euros. No obstante, hay un 10,1% de los facultativos cuya retribución superó los 120.000 euros en 2009.

Comparando estos datos con el año anterior, se observa que la franja que cobraba hasta 40.000 euros se ha reducido, mientras que se ha ampliado el porcentaje de los que cobraban más. Así, mientras que en 2008 casi un 15% recibió hasta 60.000 euros, en el año 2009 este porcentaje subió al 17%. También han aumentado el número de médicos con consulta propia que cobran hasta 80.000 euros, los que ingresan más de 100.000 euros, e incluso los que están retribuidos con más de 120.000.

Los médicos, por tanto, han vivido un mejor año en 2009 que en 2008. Esto se debe a que sus principales ingresos, las compañías aseguradoras, no solo no han mermado sus desembolsos sino que han repuntado levemente. De hecho, de cada diez euros que recibe un facultativo con consulta propia, nueve procede de compañías aseguradoras, mutuas o entidades similares. El resto lo pagan los pacientes.

Entre las compañías que más pacientes les aportan destacan Adeslas, que les ceden un 34,3% de enfermos, Asisa, con un 20,2%, Sanitas, con un 13,5% y DKV, con una cuota del 10,3%. Mapfre, por su parte, aporta solo un 7% de pacientes a la consulta privada de los médicos y Caser, un 4,2%.

Cuando a los facultativos se les pregunta si están satisfechos con los honorarios que perciben de estas sociedades, la inmensa mayoría -un 85%- advierte no estar muy conforme y piden que se actualicen los honorarios cada año.

El 40,3% de los médicos suelen cobrar puntualmente. En cambio un 20,4% reconoce retrasos de hasta tres meses. El 81% se muestra en desacuerdo con que las aseguradoras obliguen a los profesionales de su cuadro a trabajar en sus centros médicos. En un 61% tampoco están de acuerdo con que las aseguradoras abran gabinetes médicos propios.

Por tipo de paciente, los médicos con consulta propia atienden en sus clínicas a un 48% de adultos, un 25% de mayores de 65 años y un 20% de jóvenes.

Dos de cada cinco ejercen en la sanidad pública

El informe, basado en una encuesta entre un total de 200 médicos, casi todos ellos con consulta propia, pone en evidencia que dos de cada cinco facultativos compagina sus trabajos privados con la prestación de sus servicios en centros públicos, principalmente en horario de mañana.

"El hecho de que la mayoría de los médicos consultados solo trabajen en y para el sector de la sanidad privada sugiere un indicio de que las plazas públicas del Sistema Nacional de Salud son cada vez más limitadas, y al profesional le queda la opción del ejercicio privado o la emigración a otros países", explica Gonzalo Sansegundo, autor del estudio que presentó ayer la Organización Médica Colegial (OMC).

De sus ingresos brutos, el médico detrae, como cualquier empresario, los gastos que la misma origina, entre ellos los de personal, que suelen ser los más abundantes, con 3.000 euros de media anual. Al apartado de formación destina otros 1.000 euros y otros 1.000 euros a comunicaciones.

El coste de los suministros asciende a 950 euros mientras que el seguro repercute en 800 euros. En total este apartado supone un coste medio anual de 9.215 euros.

Respecto a la modalidad de sociedad, el informe desvela que la mayoría opta por declarar como autónomo, "cuando la modalidad de sociedad limitada tendría más ventajas de tipo laboral y a la hora de afrontar hipotéticas demandas de responsabilidad civil", explica Sansegundo.

Las cifras

30% de los facultativos pasa consulta fuera del domicilio. El 29% en una clínica y el 27% en un centro médico.

3.000 euros es el coste de la Seguridad Social y mutua médica. Invierten 1.000 euros en formación y 1.000 euros en comunicación.