Indicador

Los pedidos a fábricas estadounidenses aumentaron un 2,1% en septiembre

El sector manufacturero continuó encabezando la reactivación económica de Estados Unidos en septiembre cuando los pedidos de bienes a las fábricas subieron un 2,1%, según informó hoy el Departamento de Comercio.

El de septiembre fue el mayor incremento mensual desde enero, y ocurrió después de un agosto sin apenas cambios.

El gasto en equipos para empresas y programas de computadora, que ayudó a sacar a EE UU de la recesión en julio de 2009, podría expandirse con la demanda desde el exterior, ayudada por la debilidad relativa del dólar, y a medida que las compañías reconstituyen sus inventarios.

Los mercados esperan el anuncio que hará esta tarde la Reserva Federal sobre un nuevo programa de adquisiciones de bonos del Tesoro, en otro esfuerzo por inyectar liquidez en la economía. La mayoría de los analistas había calculado un aumento del 1,6% en los pedidos a las fábricas durante septiembre.

El sector fabril representa alrededor del 11% de la actividad económica en Estados Unidos donde el gasto de los consumidores equivale a más de dos tercios del PIB.

Aunque el gasto de los consumidores subió en los últimos meses, sigue siendo moderado debido, en parte, al endeudamiento de los estadounidenses, y por las incertidumbres en el mercado laboral donde persiste un desempleo del 9,6% de la fuerza laboral.

La demanda de bienes duraderos, que representa la mitad de la demanda a las fábricas, subió en septiembre un 3,5%. Los encargos de bienes de capital, excluidos los aviones y los equipos militares, son un indicador de la inversión futura de las empresas y, después de un aumento del 5,1% en agosto, disminuyeron un 0,2% en septiembre.

Los pedidos de los bienes no duraderos, un capítulo que incluye alimentos, petróleo y productos químicos, aumentaron un 0,9%.