Se reunen el 26 de junio

Obama insta al G-20 a "salvaguardar la recuperación económica"

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que la mayor prioridad en la cumbre del Grupo de los 20 que se reunirá en Toronto es "salvaguardar y fortalecer la recuperación" económica.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

La Casa Blanca distribuyó hoy el texto de una carta de dos páginas y media que Obama envió a los jefes de Estado y de Gobierno que concurrirán a las reuniones del Grupo de los 8 y del Grupo de los 20.

"Cuando nos reunimos en Londres en abril de 2009 encarábamos la peor crisis financiera y económica mundial desde los años 1930", sostuvo Obama. "Y actuamos con rapidez y medidas agresivas sin precedentes para estimular la demanda y reparar nuestro sistema financiero".

"Dio resultados", añadió. "En Toronto nos reuniremos en momentos de nuevos desafíos para la economía global. Debemos actuar juntos para fortalecer la recuperación. Debemos comprometernos a restaurar las finanzas públicas y debemos completar el trabajo de reforma financiera".

Según el presidente estadounidense "la recuperación global fuerte y sostenible necesita construirse sobre una demanda global equilibrada".

"Existen debilidades significativas en todas las economías del G-20", continuó Obama. "Me preocupa que la demanda en el sector privado siga siendo débil, y que continúe la fuerte dependencia de las exportaciones en algunos países que ya tienen enormes superávit externos".

El G-20 lo integran la Unión Europea, el Grupo de los 7 (EEUU, Canadá, Japón, Alemania, Reino Unido, Italia y Francia) y Corea del Sur, Argentina, Australia, Brasil, China, India, Indonesia, México, Arabia Saudí, Suráfrica, Turquía y Rusia.

En lo que concierne a Estados Unidos, Obama dijo que su Administración continuará aplicando las medidas que sustenten la reactivación de la demanda privada y "el retorno de los desempleados al trabajo".

"Al mismo tiempo reconocemos la importancia de marcar un rumbo fiscal firme de mediano plazo y por eso mi Administración reducirá el déficit que heredamos a la mitad en el período fiscal 2013 y trabajaremos para reducir nuestro déficit fiscal al 3 por ciento del producto interior bruto hacia 2015".

En cuanto a la reforma financiera, Obama dijo que reiterará en Toronto su respaldo a requisitos más estrictos de capital y liquidez, una supervisión más firme de los mercados de derivados, y más transparencia e información que promuevan la integridad y reduzcan la manipulación de los mercados.