Falta de liquidez

La banca española tiene 125.000 millones de vencimientos hasta 2011

Los principales bancos y cajas españoles acumulan vencimientos hasta 2011 por un importe de 125.008 millones de euros. Aunque la tensión en los mercados mayoristas ha endurecido las condiciones de refinanciación, los expertos creen que la banca nacional "ha hecho los deberes para afrontar cualquier escenario".

Los seis mayores bancos españoles y las 12 principales cajas de ahorros deberán afrontar en los próximos 18 meses vencimientos de emisiones a medio y largo plazo por 125.008 millones de euros, de acuerdo con datos recopilados por la agencia Bloomberg.

El estrangulamiento del mercado interbancario (aquel donde se prestan las entidades financieras entre sí, pero a plazos muy cortos) ha hecho saltar las alarmas de las mesas de tesorería de la banca nacional. Este tipo de operaciones se considera un indicador anticipado de lo que puede ocurrir con otro tipo de productos, por lo que su colapso nunca es un buen síntoma.

Aún así, diversos expertos en financiación mayorista coinciden en señalar que los bancos y cajas españoles están preparados para afrontar un periodo largo de sequía de los mercados.

"Hemos hecho los deberes", apunta el director de mercados monetarios de un importante banco español. "Incluso en condiciones económicas muy extremas, que nunca se van a dar, la banca española tiene la financiación asegurada".

La deuda de los grandes

Los grandes grupos bancarios son, por lógica, quienes mayores vencimientos tienen de aquí a 2011. Santander debe hacer frente a requerimientos por un total de 47.573 millones, mientras que BBVA debe afrontar el pago de 21.095 millones, según datos de Bloomberg, que deja fuera ciertas emisiones.

Aunque las cifras parecen descomunales, ambas entidades acumulan importantes bolsas de liquidez que les permiten estar preparados para un largo periodo de sequía. BBVA cuenta con 66.000 millones de colaterales disponibles. Mientras tanto, el grupo Santander captó, tan sólo en los tres primeros meses del año, 45.100 millones de euros en depósitos de clientes y emisiones a medio y largo plazo.

El temor de los analistas viene más de las entidades de tamaño medio que de los grandes grupos. "Santander, BBVA y La Caixa son las únicas entidades españolas que tienen un rating de doble A, lo cual es una importante ventaja a la hora de buscar recursos en los mercados mayoristas", apuntan fuentes del mercado.

En Banco Popular también defienden su holgada posición de liquidez. "Los vencimientos de 2010 y 2011 ya están cubiertos. Además, contamos con una segunda línea de liquidez de más de 16.000 millones de euros que cubre el 50% de la financiación mayorista de los próximos 10 años y que permitiría afrontar sin problemas cualquier situación de estrés de los mercados", comentan fuentes de la entidad.

Aunque desde algunos ámbitos se señala a las cajas como las entidades que más problemas van a tener al hacer frente a los vencimientos, fuentes del sector de ahorro aseguran que la "inmensa mayoría" de las cajas tienen la financiación garantizada para lo que queda de 2010 y 2011. "Los responsables de tesorería tienen absoluta tranquilidad", apuntan.

De acuerdo con expertos del sector, aunque el mercado interbancario permanece cerrado (no sólo para la banca española, también para la mayoría de los bancos europeos), la financiación a corto plazo no está completamente clausurada. "Existe la posibilidad de conseguir fondos descontando efectos comerciales en euros, un mercado que se ha encarecido, pero que sigue funcionando", explican. También el mercado de pagarés nacionales sigue activo, aunque en este no participan entidades extranjeras.

Los depósitos-refugio del BCE, en niveles de récord

Los bancos comerciales de la eurozona depositaron el martes en el Banco Central Europeo (BCE) un total de 364.587 millones de euros a un día con un tipo de interés del 0,25%, lo que supone un nuevo récord histórico y subraya las crecientes tensiones en los mercados ante el incremento de la incertidumbre relacionada con el contagio de la crisis de deuda desde Grecia a otros países europeos.

La facilidad de depósito del BCE remunera el dinero consignado diariamente por los bancos de la eurozona al 0,25%, muy por debajo del 1% del precio oficial del dinero, lo que constata la creciente desconfianza entre las entidades, que optan por la mayor seguridad del banco central en vez de prestarse entre ellas y obtener un mayor rendimiento.

De este modo, las firmas acumulan nueve sesiones consecutivas en las que sus depósitos diarios en el BCE han resultado superiores a 300.000 millones.

Asimismo, el banco emisor informó de un acusado incremento en el uso de la facilidad marginal de préstamo, por la que las entidades obtienen liquidez de emergencia a un tipo de interés del 1,75%, que alcanzó ayer los 29 millones de euros, frente a los ocho millones de la jornada anterior.

Asimismo, el próximo 1 de julio, el BCE procederá a la retirada del sistema de los 442.240,5 millones de euros adjudicados a un tipo fijo del 1% el pasado 24 de junio de 2009 en la primera subasta de liquidez a un año celebrada por la entidad presidida por Jean-Claude Trichet, que contó con la participación de 1.121 entidades. Varios expertos han solicitado al organismo con sede en Fráncfort que extienda esta línea para evitar el estrangulamiento financiero de los bancos de la eurozona.

Sin dólares

-Una de las vías de financiación que ha utilizado siempre la banca europea ha sido el descuento de efectos comerciales en dólares. Sin embargo, las dudas de los inversores estadounidenses sobre la salud de la economía europea van a limitar este canal.

-La banca nórdica y la italiana son las más dependientes de la financiación en dólares.

-El mercado estadounidense de papel comercial ha perdido 500.000 millones de dólares desde comienzos de 2010, según Deutsche Bank.

-En las mesas de tesorería españolas también han notado el cierre de esta vía de financiación, que era poco utilizada.