Trichet dice que disminuyen los desequilibrios

Los bancos centrales observan que el crecimiento global es "robusto" y el ánimo "positivo"

Los bancos centrales de los países más industrializados del mundo (G-10) observan que el crecimiento económica global es "robusto" y el ánimo "positivo".

El presidente del Banco Central Europeo (BCE) y portavoz del G-10, Jean-Claude Trichet, dijo hoy que "disminuyen los desequilibrios globales". Tras una reunión en la ciudad suiza de Basilea de los gobernadores de los bancos centrales de los países del G-10, Trichet añadió que sólo algunas entidades monetarias llevan a cabo una política monetaria más restrictiva.

Bajo los auspicios del Banco de Pagos Internacionales (BPI), cuya sede se encuentra en Basilea, los bancos centrales del G-10 y de algunas economías emergentes se reúnen bimestralmente para analizar la economía global.

A su vez, Trichet explicó que la mayor parte de las entidades monetarias mantienen sus medidas de emergencia para apoyar al sistema financiero.

En relación con los seguros de impago de deuda/créditos (Credit Dafault Swaps), el presidente del BCE aseguró que hubo acuerdo en que sería bueno que existieran entidades de contrapartida centrales y que ello sería una forma de permitir a "los mercados un funcionamiento de forma segura y de forma más estable".

Los gobernadores de los bancos centrales del G-10 no discutieron sobre la necesidad o conveniencia de crear una institución similar al Fondo Monetario Internacional (FMI) a nivel europeo, como han apuntado algunos políticos como el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble.

Los países miembros del G-10, grupo que está integrado en realidad por once países y concentra el 85 por ciento de la economía mundial, son Alemania, Bélgica, Canadá, EE UU, Francia, Italia, Japón, Países Bajos, Reino Unido, Suecia y Suiza, este último se unió en 1984.