Pevé que el PIB crezca en el segundo semestre

La Caixa recomienda subidas de los tipos de interés a medio plazo

El Servicio de Estudios de La Caixa aseguró hoy que "sería recomendable retirar la liquidez excesiva y normalizar los tipos de interés" a medio plazo, para evitar que las inyecciones de liquidez y bajos tipos de los bancos centrales para afrontar la crisis provoquen riesgos inflacionistas "a medio plazo".

Con todo, La Caixa señaló que el recorte de liquidez y la subida de tipos se deberá realizar "cuidando que los sistemas bancarios puedan asumir el nuevo marco sin contratiempos, que no se deterioren las condiciones financieras del sector privado, y que no se perturbe la financiación de la creciente deuda del sector público".

Por ello, el servicio de estudios de la caja presidida por Isidre Fainé considera en su informe macroeconómico de marzo que en 2010 pueden surgir conflictos entre las autoridades monetarias y fiscales.

En este sentido, expone que la normalización de las políticas monetarias para evitar la inflación "sería más fácil si el ajuste fiscal se llevara a cabo con premura, pero no se puede ignorar el tremendo coste político de la retirada de los estímulos y de los otros ajustes necesarios para equilibrar las cuentas públicas", por lo que es "improbable" que la consolidación fiscal sea tan rápida como desearía la autoridad monetaria.

El informe señala que "probablemente" el conjunto de la Eurozona necesitará que los tipos empiecen a subir entre finales de 2010 y principios de 2011, pero ello "podría mermar el frágil proceso de recuperación de los países más rezagados". La tónica de recuperación a distintas velocidades ha sido confirmada por los datos de crecimiento del cuarto trimestre.

Añade que es de esperar que la recuperación gane fuerza a partir del segundo semestre de 2010, cuando el consumo y la inversión empiecen a contribuir positivamente al crecimiento.

Para evitar perjuicios a los países todavía en recesión, como España, la caja de ahorros aboga por una receta que pasa por mantener una política monetaria relativamente laxa y que aquellos países que lideren la recuperación aceleren la retirada de su política fiscal expansiva si su inflación repunta.

De esta forma, no se dañaría el proceso de recuperación de los países más rezagados y, al mismo tiempo, tampoco habría problemas de sobrecalentamiento en los países cuya recuperación esté más avanzada.

La eurozona crecerá un 1,2% en 2010

El Servicio de Estudios de La Caixa mantiene la previsión de crecimiento en la eurozona para 2010 en el 1,2%, pero los riesgos a la baja están aumentando, especialmente el relativo a la retirada de la política fiscal expansiva, si se hace antes de lo previsto y de forma más rápida de lo deseado.

En lo referente a la economía española, el informe argumenta que los datos del cuarto trimestre de 2009 muestran una mejora de la coyuntura, si bien ésta no ha conseguido todavía el empuje suficiente como para presentar tasas positivas, que se harán esperar hasta la primera mitad de este año.

Las perspectivas son de recuperación muy contenida del gasto de consumo, puesto que hay que tener en cuenta que en 2010 se retirarán algunas medidas de impulso fiscal que han beneficiado el gasto familiar (subvenciones a la compra de vehículos, reducción de impuestos directos) y, además, a mediados de año se aplicará un aumento del impuesto sobre el valor añadido (IVA).

La evolución del empleo tampoco va a favorecer la situación económica de las familias, puesto que el Servicio de Estudios espera que en 2010 se van a seguir perdiendo puestos de trabajo, aunque a un ritmo muy inferior a los 1,2 millones del pasado año.