Se detectan "algunos signos de confianza"

El tráfico de pasajeros en Europa cayó un 5,9% en 2009

El tráfico de pasajeros en los aeropuertos europeos cayó un 5,9% en 2009, en comparación con el año anterior, pese a que se cerró con "algunos signos de confianza" y un aumento del volumen de pasajeros en toda la región del 2,2% en diciembre, según datos difundidos hoy por el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI).

Los aeropuertos que experimentaron un mayor crecimiento en diciembre pasado fueron los de Roma (+13,8%), Estambul (+9,5%), Madrid-Barajas (+4,9%), y Munich (+4,2).

El director general de ACI en Europa, Jankovec Olivier, destacó que estas cifras avalan el duro año que ha sufrido el sector, que ha perdido cerca de 100 millones de pasajeros con respecto a 2008, lo que supone situarse en niveles de 2006.

"Si bien al final del año mostró algunos signos de renovada confianza, el ritmo de la recuperación del tráfico de pasajeros es aún muy lento", indicó la ACI, que agrupa a más de 400 aeropuertos de 46 países -el 90% del tráfico comercial en Europa-.

En cuanto a las previsiones para 2010, Olivier se mostró prudente dada la "frágil recuperación económica" para Europa y sobre todo, ante "los cambios estructurales significativos" a los que hará frente el sector de la aviación y "las nuevas medidas de seguridad", que podrían introducirse en los aeropuertos tras el frustrado atentado de Detroit la pasada Navidad.

"Los aeropuertos de toda Europa seguirán apretándose el cinturón y reduciendo los costes", afirmó Olivier, quien indicó al mismo tiempo que las infraestructuras aeroportuarias tendrán que prepararse para ser competitivas, lo que "no será una tarea fácil, después de meses de caídas de ingresos".

En cuanto al tráfico de mercancías, de enero a diciembre de 2009 se desplomó un 13,1%, con respecto al año anterior, con una disminución del 7,5% de las operaciones, lo que le sitúa en niveles de 2005. No obstante, en diciembre el tráfico de carga aumentó un 16,8%, pese al recorte del 2,5% de los movimientos.