Caen un 6,6% frente al 12% de 2008

Las pernoctaciones hoteleras moderan su caída en 2009 por el recorte de precios

Los hoteles españoles registraron 251,9 millones de pernoctaciones en 2009, lo que supone un descenso del 6,6% respecto a 2008, mientras que los precios bajaron una media del 5,6%, según los datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Es el segundo año consecutivo en el que descienden las pernoctaciones hoteleras, pero en 2009 se han moderado tras la caída del 12% experimentada en 2008.

El descenso de las pernoctaciones registrado el año pasado se debió sobre todo al comportamiento de los extranjeros, que en 2009 redujeron en un 9,1% sus pernoctaciones hoteleras, tasa inferior en 9,3 puntos a la de 2008. También los residentes en España pernoctaron menos en los hoteles durante el ejercicio pasado, con un descenso del 3,2%, tasa inferior en una décima a la registrada en 2008.

En lo que se refiere a los precios, la caída del 5,6% en 2009 contrasta con las subidas experimentadas en los últimos años. En 2008, los precios aumentaron aproximadamente una media del 1,1%.

En diciembre de 2009, las pernoctaciones en los establecimientos hoteleros españoles fueron similares a las de igual mes de 2008, hasta sumar 12,1 millones. Por otro lado, los ingresos hoteleros por habitación ocupada cayeron un promedio del 4,4% en 2009, frente a la subida del 2% de 2008.

Del total de pernoctaciones efectuadas en 2009, el 48,7% se concentraron en los meses de verano (junio a septiembre). Los viajeron residentes efectuaron el 43,6% de las pernoctaciones del año pasado, con 109,8 millones de pernoctaciones, frente a las 142,06 millones realizadas por ciudadanos extranjeros.

Las variaciones interanuales de las pernoctaciones en los establecimientos hoteleros españoles sólo fueron positivas en abril, donde subieron un 2% gracias al efecto de la Semana Santa, y prácticamente no variaron en diciembre, mientras que en el resto de meses experimentaron tasas negativas. Por su parte, la tasa interanual del grado de ocupación por plazas fue negativa durante todos los meses de 2009.

Los hoteles españoles registraron el año pasado 77,6 millones de viajeros, de los que el 58,4% eran españoles. Sin embargo, sus estancias en estos establecimientos fueron inferiores a las de los extranjeros. En conjunto, la estancia media se situó en 2009 en 3,24 pernoctaciones por viajero.

Los hoteles españoles ofrecieron una media de 1,36 millones de plazas de alojamiento a lo largo de 2009, con un repunte del 1,3% respecto a 2008.

El grado de ocupación por plazas alcanzó una media del 49,5%, un 7,5% menos que en 2008. El grado de ocupación por plazas en fin de semana se situó en el 54,7%, cifra superior en un 5,2 puntos al grado de ocupación total, aunque menor en un 5,7% a la registrada el año anterior.

Alemanes y británicos lideran el turismo extranjero

Alemania y Reino Unido fueron los principales mercados emisores de turistas hacia España, al concentrar, respectivamente, el 28,1% y el 26,1% del total de las pernoctaciones efectuadas por extranjeros. Aunque el mercado germano se ha consolidado como el principal emisor, las pernoctaciones de sus ciudadanos se redujeron el año pasado un 10,6%, el mismo porcentaje en que cayeron las de los turistas británicos.

Francia, Italia y Países Bajos, que fueron los siguientes mercados emisores, experimentaron comportamientos negativos en todos los casos. Las pernoctaciones de los viajeros franceses se redujeron un 1,3% en 2009, las de los holandeses un 6% y las de los italianos un 14%.

Los principales destinos turísticos fueron las comunidades de Baleares, Canarias, Cataluña y Andalucía, que concentraron el 68,6% del total de pernoctaciones de 2009. Según el INE, en todas las comunidades autónomas se registraron variaciones interanuales negativas, salvo en Cantabria y País Vasco.

Los españoles se decantaron especialmente por Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña, Canarias y Madrid, con tasas interanuales de pernoctaciones del -3,1%, 1,7%, 2,9%, -6,3% y -3,2%, respectivamente. Los extranjeros, por su parte, concentraron sus viajes en Baleares, Canarias, Cataluña, y Andalucía, con tasas interanuales del -7,3%, -8,9%, -6,1%, y -13,5%, respectivamente.

La zona turística con mayor número de pernoctaciones en 2009 fue la isla de Mallorca, con 36,4 millones de plazas ocupadas, mientras que el punto turístico con mayor grado de ocupación fue la localidad tarraconense de Salou, donde se ocuparon una media del 70,8% de las plazas ofertadas en 2009.

Bajan los precios y los ingresos

En 2009, los precios hoteleros registraron un descenso medio del 5,6%, frente al repunte del 1,1% experimentado en 2008. Todas las comunidades redujeron los precios, especialmente Aragón (-16,8%) y Madrid (-10,6%). El resto los redujeron menos de dos dígitos.

Por su parte, el Índice de Ingresos Hoteleros (IIH) registró en 2009 una caída media del 4,4%, frente a la subida media del 2% registrada en 2008. Esta tasa fue negativa en todas las comunidades, también con Aragón y Madrid a la cabeza (-11,2% y -9,7%, respectivamente).