Política monetaria

Un consejero del BCE afirma que el banco podría usar medidas no convencionales

Las tasas de interés de referencia de la zona euro seguirán bajas por un largo tiempo y el Banco Central Europeo está listo para usar medidas políticas no convencionales para asegurar el acceso al crédito, dijo el lunes un miembro del consejo de Gobierno del BCE.

En un discurso en el consulado austríaco en Nueva York, Ewald Nowotny dijo: "Estamos listos para usar medidas no convencionales de alivio cuantitativo para asegurar a las firmas y consumidores europeos acceso al crédito con las condiciones apropiadas".

El BCE se reúne a comienzos de mayo y se espera que recorte las tasas de interés desde el actual 1,25 por ciento a un 1 por ciento, y los mercados se mantienen alertas ante cualquier señal de medidas poco ortodoxas, como la compra de deuda corporativa o de Gobierno.

Nowotny subrayó que el BCE tendría cuidado también de asegurarse de que las expectativas inflacionarias no se salieran de control y agregó que la política fiscal será decisiva en ayudar a la zona euro y a otras grandes economías a recuperarse.

Elogió el rol del Fondo Monetario Internacional en hacer que el dinero esté disponible para países en problemas dentro y fuera de los límites de la zona euro, compuesta por 16 naciones, pero agregó que "se necesita algo de gasto discrecional extra".

Ayudar a estados de la Unión Europea, como a muchos de los nuevos miembros en Europa del este, asegurará que el bloque entero se fortalezca, afirmó, en particular países que dependen mucho de sus exportaciones.

"Todavía no hay un entendimiento de parte de todos los países restantes de que ayudar a aquellas naciones no es sólo un acto de solidaridad europea, sino que está en su interés económico apoyar a aquellos naciones que tienen una demanda relativamente alta por sus productos", indicó.

Los bancos austríacos están entre los más expuestos a las economías del este de Europa, pero Nowotny dijo que la exposición está altamente diversificada, con algo de inversión en países con fundamentos muy firmes.

"Cuando se trata del centro y el este de Europa, se tiene que diferenciar", dijo el funcionario, quien agregó que la región se recuperará eventualmente y reportará tasas de crecimiento que superarán a las de Estados Unidos o las de Europa occidental.

Casi un 55 por ciento de los activos foráneos en los bancos austríacos, por un valor de 200.000 millones de euros, están en el centro y el este de Europa, señaló.

Nowotny reiteró también los llamamientos de otros líderes europeos por una regulación global más integrada y dijo que cualquier institución que pueda dañar al sistema financiero debería ser regulada, no sólo los bancos comerciales.

"Creo, con respecto a instituciones altamente apalancadas como los fondos de protección, que la necesidad de regularlas ha llegado a ser de sentido común", agregó.