Mercados

Sos Cuétara se hunde el 38,5% y regresa a niveles de 2004

Un día después de su presentación de resultados, Sos ha perdido un tercio de su valor en Bolsa. Las cifras no han gustado a los analistas y el mercado ha especulado además con una ejecución de garantías ligadas a créditos o con dificultades para afrontar la deuda. La compañía lo desmiente tajante y denuncia una venta masiva de hedge funds.

Los hedge funds con posiciones a corto han atacado la cotización. Llevaban diez días haciéndolo y ayer aprovecharon la debilidad del mercado'. Así justificó ayer el derrumbe del valor, en declaraciones a CincoDías, Jesús Salazar, presidente del Grupo Sos.

En una sola jornada bursátil, Sos Cuétara pulverizó ayer más de cinco años de cotización en Bolsa y más de un tercio de su capitalización bursátil. El descalabro estuvo acompañado por un elevado volumen de negociación, de casi 750.000 títulos, por el 0,48% del capital, lejos de la media diaria de 125.600 acciones. Junto a Credit Suisse y Société Générale, Banesto Bolsa e Ibersecurities fueron los principales vendedores, el segundo de ellos por una operación de bloques por 246.105 acciones, a un precio de 6,44 euros, inferior a los ocho euros del viernes.

Más allá de la mala acogida de las cuentas anuales, conocidas el viernes tras el cierre, el mercado también especuló ayer con una ejecución de garantías en préstamos concedidos con acciones de la compañía como respaldo. 'Un nuevo caso Colonial', comentaba un operador ayer por la tarde, en referencia al desplome de la inmobiliaria a finales de 2007, cuando los bancos vendieron las acciones con las que algunos accionistas de Colonial habían consignado créditos. 'Cuando el precio baja de un umbral, el que pide el crédito tiene que poner garantías adicionales. Si no, el banco vende'. Además, los analistas barajaban la posibilidad de que las cuentas de 2008 puedan ser síntoma de dificultades de pago de la deuda. Sos ha anunciado un descenso del 62,47% interanual en su Ebitda.

DEÓLEO 0,27 0,19%

Sin embargo, el presidente de Sos negó ayer de forma tajante que la caída se deba a una ejecución de garantías o a un problema de deuda. 'No nos consta que las entidades hayan ejecutado garantías de ningún accionista de la compañía ni de ningún miembro del consejo', asegura Salazar, que ha denunciado las ventas de los hedge funds ante la CNMV. 'Las ventas a corto son legales pero nos dejan completamente indefensos', añade.

Sos cerró en diciembre un préstamo sindicado por 994 millones de euros para la compra de la italiana Bertolli, préstamo que se vinculó a determinados objetivos económicos, algunos de los cuales no se habían cumplido a cierre de 2008, según reconoce la empresa a la CNMV. 'Sos tiene un ratio de deuda sobre Ebitda que supera las veinte veces', apuntaban ayer en el mercado.

'Los resultados no van ser motivo para una renegociación del crédito. Además, en 2009 comenzarán a verse los frutos de la compra de Bertolli', añaden desde Sos. Recuerdan que en febrero ya han sido amortizados 315 millones de dicho crédito, gracias a la ampliación de capital de 150 millones de euros y a los 215 millones de la venta de Cuétara.

El contrapunto defensivo de Ebro Puleva

Sos Cuétara pertenece a uno de los sectores en teoría menos vulnerables a la actual crisis económica. El negocio de la alimentación, a pesar de que también acusa el descenso generalizado del consumo, está considerado un sector defensivo, si bien no todas las compañías se ajustan por igual a este perfil ni son recompensadas de la misma manera en Bolsa.

Ebro Puleva resiste a las inclemencias bursátiles con una pérdida de apenas el 8,78% en lo que va de año y ayer, mientras su rival Sos se desfondaba el 38,5%, contenía las ventas con un descenso de sólo el 0,78%. Según el consenso de analistas de Bloomberg, el 85,7% de las recomendaciones sobre Ebro Puleva son de compra, mientras que el 14,29% son de venta.

En el caso de Sos Cuétara, que cuenta con un free float del 28%, no hay recomendaciones de compra.