Estados Unidos

Obama elige a Volcker como líder de sus asesores externos

El tercer día de la semana Barack Obama hizo su tercera aparición pública para terminar de presentar a su equipo económico. Ayer, designó al respetado ex presidente de la Reserva Federal Paul Volcker como líder de un nuevo consejo de asesores externos que aportará ideas para revitalizar la economía.

El presidente electo cree que para salir de la actual crisis se necesita pragmatismo y un asesoramiento menos ortodoxo que en otros momentos.

De lo primero ha dado buena muestra al nominar para la Secretaría del Tesoro y su entorno inmediato de asesores a personas que despuntan más por su pragmatismo que por su ideología. De lo segundo, dio cuenta ayer al crear un cuerpo de asesores, temporal y ad hoc. Se trata del Consejo de Asesores sobre Recuperación Económica, que estará liderado por Volcker.

A sus 81 años, el respetado ex presidente de la Fed y predecesor de Alan Greenspan, estará al frente de una organización nueva cuyo modelo sigue las pautas de otra similar creada por el presidente Dwight Eisenhower con el objetivo de tener distintas opiniones sobre cuestiones de inteligencia.

Según Obama, este consejo estará formado por personas que no estén vinculadas al Gobierno y que, bajo la batuta de Volcker, ofrezcan información y opiniones independientes y no partidistas al presidente. Con ello, Obama dijo querer evitar el 'aislamiento' con respecto a las nuevas ideas y tener asesores que terminen citándose los unos a los otros.

Inicialmente, el Consejo estará operativo dos años. Obama dijo que esta necesidad de ideas distintas no significa que esté frustrado por los intentos del actual Gobierno por salir de la crisis sino con ocho años de la política de George Bush y la incapacidad de Washington para afrontar problemas de largo plazo.

Austan Goolsbee, catedrático de la Universidad de Chicago y una de las personas más influyentes en el entorno de a Obama, será el economista de referencia de este nuevo Consejo además de miembro del Consejo de Asesores Económicos.

Obama respondió ayer a la crítica de que el mensaje de 'cambio' de su campaña esté pilotado por personas que ya tuvieron protagonismo en la Administración de Bill Clinton. 'Los americanos tendrían que preocuparse si eligiera como presidente del Consejo Nacional Económico o secretario del Tesoro, en uno de los momentos más críticos de la historia, a alguien sin experiencia en asuntos de gobierno'.

El equilibrio fiscal de EE UU queda pendiente

El Gobierno no recuperará el equilibrio presupuestario en 2012 por la necesidad de dar respuesta a la crisis financiera, según dijo ayer un portavoz de la Casa Blanca. Esta fecha era el objetivo inicial que tenía la Administración de George Bush, un Gobierno que no ha tenido superávit en ningún ejercicio de sus dos legislaturas.

Las previsiones de los analistas pasan por que, como mínimo, los déficit se mantengan una década.

El propio presidente electo, Barack Obama, dijo repetidamente, que el desequilibrio de las cuentas públicas no es su prioridad. De hecho, se prevé que el déficit supere el billón de dólares en su primer año de legislatura, porque, además de las medidas anticrisis ya tomadas, su Gobierno pondrá en marcha un ambicioso plan de estímulo que se estima que se cifre en más medio billón de dólares, 388.540 millones de euros.