Cumbre financiera

Merkel cree que la cumbre de Washington debe fijar nuevas reglas para el mercado

La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó hoy que la próxima cumbre del G-20 en Washington no debe quedarse en una reunión más, sino que de ella debe salir un "mandato claro" para que se fijen las nuevas reglas de los mercados financieros.

"Debe haber un mandato para que se abra un proceso de negociaciones", apuntó Merkel en el congreso anual de la Confederación alemana de la Industria Mayorista y Exportadora.

Esas negociaciones, precisó, no deben prolongarse "más allá de un año" y al final de este periodo deberá haberse marcado "las nuevas reglas para los mercados internacionales".

Merkel considera, además, que Europa desempeñará "un papel directriz" en la cumbre del G-20, grupo que agrupa a las grandes potencias económicas y a las emergentes.

La cumbre del G-20 fue convocada a raíz de la crisis financiera internacional y se desarrollará los próximos 14 y 15 de noviembre en Washington.

El G-20 está formado por la Unión Europea, el Grupo de los siete (G-7) países más industrializadas (EE.UU., Canadá, Japón, Alemania, Reino Unido, Italia y Francia), además de Corea del Sur, Argentina, Australia, Brasil, China, India, Indonesia, México, Arabia Saudí, Suráfrica, Turquía y Rusia.